Durante el debate del 6 de mayo, Enrique Peña Nieto, candidato del PRI a la Presidencia, dijo a su contendiente de la izquierda: "Si las televisoras hicieran presidentes, usted sería Presidente, Andrés Manuel López Obrador, porque durante su gestión como jefe de Gobierno gastó más de mil millones de pesos, y tengo aquí los documentos que acreditan".

Ante ello, López Obrador contestó: "Si fuese cierto lo que dice Enrique Peña Nieto, bastaría nada más con aclarar que no es cierto lo que él plantea, desde luego (...). Bueno, usted nada más le entregó a Televisa, en el primer año, 600 millones".

Tras el debate, el equipo de Noticias MVS primera emisión pidió a los dos candidatos los documentos que sustentan sus acusaciones.

Como Peña Nieto había atribuido las cifras que presentó a una investigación de Fundar, el 9 de mayo, en entrevista con Carmen Aristegui, Miguel Pulido, director de esa organización civil, negó ser la fuente del documento del PRI y aclaró que su investigación de Fundar la cual realizó con Artículo 19 y cubría el periodo de 2005 a 2010, y no de 2001 a 2005 que gobernó López Obrador en el DF.

En el mismo espacio entregó los documentos de gasto en comunicación social del gobierno del Estado de México, que obtuvo de la misma administración mexiquense, a través de su área de acceso a la información. Por lo tanto los datos, aclaró, corresponden a la cuenta pública de esa entidad.

El 10 de mayo Andrés Manuel López Obrador fue entrevistado en Noticias MVS primera emisión, y allí afirmó que si se comprueba que gastó la cifra que le atribuye Peña Nieto, él renunciará a su candidatura; de lo contrario, pidió al priista hacer "lo propio".

La información sobre los contratos de Peña Nieto con Televisa es la misma que el periodista Jenaro Villamil publicó hace seis años en la revista Proceso.

El jueves 11 de mayo, en Noticias MVS primera emisión, el historiador y periodista Héctor Aguilar Camín descalificó las presuntas pruebas de López Obrador contra Peña Nieto, pues el documento que exhibió el perredista incluía en uno de los rubros al programa Zona Abierta, que Aguilar Camín encabezó durante 7 años en Televisa.

El documento --que el historiador llamó "hojita" al carecer de identidad oficial-- apunta que Zona Abierta tuvo contratos con el gobierno mexiquense por un monto de 10 millones de pesos. Tras descalificar la información, el periodista de Proceso pidió derecho de réplica y se enfrascó en un ríspido debate con Aguilar Camín, respecto del origen de la información que había exhibido López Obrador contra Peña Nieto.