FBI investiga plan de desprestigio contra fiscal de trama rusa, Robert Mueller
Una mujer afirma que le ofrecieron hasta 20 mil dólares para hacer acusaciones falsas de acoso sexual y laboral contra Mueller, según reportes de la prensa estadounidense.
Foto: Reuters

La Oficina Federal de Investigación (FBI) de Estados Unidos investiga un presunto plan para difamar al encargado de la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, Robert Mueller, pagando a mujeres para hacer declaraciones falsas de acoso sexual, dijo este martes su oficina.

“Cuando nos enteramos la semana pasada de las denuncias sobre que se les ofreció dinero a mujeres para hacer falsos reclamos sobre el fiscal especial, inmediatamente remitimos el asunto al FBI para su investigación“, dijo el portavoz de la oficina de Mueller, Peter Carr.

Según la revista política y cultural, The Atlantic, el plan se conoció luego de que una mujer, que se identificó a sí misma como Lorraine Parsons, envío una carta por correo electrónico a diversos periodistas estadounidenses en la que reveló que le habían ofrecido unos 20 mil dólares para “hacer acusaciones de conducta sexual inapropiada y acoso laboral en contra de Robert Mueller”.

La mujer dijo que la persona que la contactó afirmaba que trabajaba para Jack Burkman, uno de los principales presentadores de radio del país y un activista conservador, según la prensa estadounidense.

Esta persona, según Parsons, era un hombre que decía trabajar para Surefire Intelligence, contratada por el presentador para asistir en sus investigaciones sobre el pasado del fiscal general que lidera el Rusiagate. 

El pasado 20 de octubre, Burkman anunció en su página de Facebook tener evidencias que mostraban que Mueller es alcohólico y que siete mujeres decían haber sido acosadas por él, con afirmaciones que se remontaban a cuatro décadas o más.

Este miércoles, el presentador dijo que las acusaciones sobre el pago a mujeres son falsas y parte de una “descarada broma”.

“La mujer a quien supuestamente le ofrecimos el pago, Lorraine Parsons, no existe. Las acusaciones son una broma descarada. Toda esta historia de fondo es un engaño diseñado para distraer a la nación de mi conferencia de prensa el jueves, que es donde todos los ojos deben estar”, escribió Burkman en su cuenta de Twitter.

Parsons escribió en la carta que había trabajado para el fiscal especial como asistente legal en el despacho de abogados Pillsbury, Madison y Sutro en 1974, pero detalló que “no lo veía” mucho.

The Atlantic contactó al despacho al que hace referencia la mujer, mismo que aseguró que no tienen registro que ella haya trabajo para la firma.

“Cuando lo llegué a ver, siempre fue muy educado conmigo, y nunca fue inapropiado”, escribió Parsons en el correo.

Otro correo electrónico, reportado primero por The Atlantic, fue enviado el 22 de octubre a Jennifer Taub, profesora de la escuela de Derecho de Vermont, por un hombre que se identificó como investigador de Surefire Intelligence.

Como a Parsons, el hombre le dijo que estaba interesado en los encuentros de la señora Taub con Mueller y que estaba dispuesto a pagar por la información.

La intención de difundir lo que la oficina del fiscal especial dice que son acusaciones falsas sobre el fiscal parece ser un intento para difamarlo, apuntan medios estadounidenses, justo cuando su equipo entra en una etapa crítica de su investigación sobre si la campaña de Trump se coordinó con Rusia y si el presidente intentó obstruir la justicia.

La oficina de Mueller ha acusado a 32 personas hasta el momento, y cuatro exasociados del presidente se declararon culpables y aceptaron cooperar con los investigadores.

(Con información de The Atlantic, The New York Times, Agencias)








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.