Rechaza pleno de Diputados Cuenta Pública 2016 de EPN y la devuelve a la ASF (Videos)
El dictamen es "una suma de juicios de valor" por no contar con las características técnicas de objetividad que establece la ley, sostiene el PRI.
Foto: Cuartoscuro.com/Archivo

En un hecho poco común, el pleno de la Cámara de Diputados rechazó este miércoles la Cuenta Pública del ejercicio fiscal 2016, turnó el dictamen a la Auditoría Superior de la Federación para el ejercicio de sus facultades constitucionales.

Con 332 votos en pro, 41 en contra y cero abstenciones, se aprobó el dictamen con proyecto de decreto donde se determina que no existen elementos suficientes para aprobar la Cuenta Pública 2016.

El presidente de la Mesa Directiva, diputado Porfirio Muñoz Ledo, pidió publicar el decreto en el Diario Oficial de la Federación. “Les recuerdo que, en consecuencia, se rechaza la Cuenta de la Hacienda Pública Federal correspondiente al ejercicio fiscal 2016”. Además, solicitó remitirlo a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), para el ejercicio de sus facultades constitucionales y legales.

Ante el rechazo a las cuentas del cuarto año del sexenio de Enrique Peña Nuieto, la fracción legislativa del Partido Revolucionario Institucional (PRI) rechazó el dictamen, por no contar con las características técnicas de objetividad que establece la ley y considerarlo “una suma de juicios de valor”.

 

Poder Ejecutivo ejerció discrecionalmente 613 mil millones

El dictamen, que el martes anterior fue aprobado por la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, instruye a la ASF continuar el procedimiento jurídico de responsabilidades relacionadas con la Cuenta Pública 2016, y en su caso, sancionar las faltas administrativas que le competan, en los términos previstos por la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

Precisa que el Ejecutivo federal ejerció discrecionalmente ampliaciones netas por 613 mil 975.6 millones de pesos (mdp), y reporta que al 31 de diciembre de 2016, el saldo de la deuda bruta del gobierno federal ascendió a siete billones 447 mil 963.4 mdp, esto es, 952 mil 884.7 millones de pesos superior al informado un año antes.

Detalla que de los mil 865 dictámenes elaborados por la Auditoría Superior se determinaron ocho mil 69 observaciones que dieron lugar a 10 mil 346 acciones; sin embargo, existieron irregularidades graves y recurrentes en el ejercicio del gasto y de los recursos transferidos a estados y municipios.

 

Inflación de 2015 rebasó límites fijados por Banxico

Al fundamentar el dictamen, el secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, diputado Ignacio Benjamín Campos Equihua (Morena), señaló: se observó que durante el mencionado ejercicio fiscal, las condiciones de la economía mexicana resultaron decepcionantes, y no se cumplieron los objetivos de la política de gasto, pues los avances en el cumplimiento de los programas nacionales y sectoriales tuvieron un impacto marginal en el beneficio de la sociedad.

La inflación anual fue de 3.36 por ciento mayor en 1.23 por ciento a la alcanzada en 2015, y rebasó el límite de 3 por ciento establecida por el Banco de México. En cuanto a los ingresos presupuestarios del sector público, durante 2016 estos se ubicaron en 24.8 por ciento del PIB, cuatro billones 845 mil 530.3 millones de pesos, cifra superior en 16.6 por ciento a la prevista originalmente, y en 8.6 por ciento real a la registrada en 2015.

“Si se excluye en ambos años el entero del remanente de las operaciones de Banco de México y los ingresos asociados a las exportaciones patrimoniales del gobierno federal, a Petróleos Mexicanos y a la Comisión Federal de Electricidad, los ingresos fueron inferiores a los registrados en el año anterior en 0.9 por ciento real”, aseguró.

 

“Sólo le falta solventar 13 mil 810 millones de pesos”: PRI

En la discusión del dictamen, el priista Fernando Galindo Favela indicó que “al Ejecutivo federal sólo le falta solventar 13 mil 810 millones de pesos, es decir el .25 por ciento del Presupuesto de Egresos de la Federación, con esto no se puede reprobar una cuenta pública”.

Aseveró que su bancada está a favor de la transparencia y de la rendición de cuentas, pero rechaza un dictamen basado en conclusiones políticas y no técnicas, y pidió tener claro que esta cuenta pública no sólo es del Ejecutivo, sino de todas las entidades mencionadas.

Asimismo, aclaró que la aprobación del dictamen no suspende el trámite de las acciones promovidas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), mismas que seguirán el procedimiento previsto en la ley, en el cual la bancada del PRI está a favor.

“La Auditoría Superior de la Federación es el brazo técnico y no político para revisar la información contable, presupuestaria, programática y complementaria de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, los órganos autónomos y de las empresas productivas del Estado, entidades federativas y municipios”, subrayó.

Galindo Favela añadió que dicha instancia realiza observaciones que los entes auditados pueden solventar por ley, lo cual no significa un desvío de recursos en automático.

A su vez, el también priista Fernando Donato de las Fuentes llamó a no hacer de este proceso de fiscalización un juicio sumario que busca poner en duda la honradez y capacidad de todo funcionario público, por el simple hecho de no compartir una misma ideología.

 

Más de 100 mil millones de pesos sin aclarar: Morena

Por su parte, el diputado Ignacio Benjamín Campos Equihua (Morena), refirió que los integrantes de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública determinaron que no existen los elementos suficientes para aprobar la Cuenta Pública 2016.

Mientras, su compañera de bancada, Laura Imelda Pérez Segura, consideró que a la luz del análisis sobre la Cuenta Pública 2016, se puede ver un gasto discrecional. En 10 años, sostuvo, no se revisaron 10 cuentas, no se ha hecho el trabajo ni cumplido con esta responsabilidad. “Son más de 100 mil millones de pesos que no se ha aclarado su destino”.

El diputado Jesús de los Ángeles Pool Moo, también de Morena, indicó que, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, los padrones gubernamentales son el principal instrumento que busca maximizar la eficiencia y control en el otorgamiento de subsidios con el fin de beneficiar a la población de menores ingresos y de mayores carencias sociales. “Cuando se hacen las revisiones, se determina la procedencia, y si fueron bien utilizado o no los recursos”.

Por el Partido Acción Nacional (PAN), Xavier Azuara Zúñiga señaló que del análisis de la Cuenta Pública 2016 se interpreta desde dos grandes aristas: la subestimación de los ingresos y la opacidad en el gasto público. Apuntó que en 2016 los ingresos del gobierno federal superaron 7.4 por ciento respecto de lo obtenido en el año previo y los ingresos tributarios no petroleros excedieron en 12.8 por ciento a lo pronosticado, y en 10 por ciento a lo obtenido en el año anterior; sin embargo, la deuda también fue superior en 2.4 por ciento a lo aprobado y 10.8 por ciento real a lo registrado el año anterior.

(Con información de Notilegis)



Temas relacionados:
ASF
Diputados
Enrique Peña Nieto



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.