"Las Cuatro Columnas", artículo Manlio Fabio Beltrones - Aristegui Noticias
opinión*
“Las Cuatro Columnas”, artículo Manlio Fabio Beltrones
por Redacción AN
(Foto: Cuartoscuro)

Las Cuatro Columnas

Manlio Fabio Beltrones, El Universal

31 de octubre de 2012

Ha sido mucho lo avanzado en la reforma laboral, pero en materia sindical subsisten elementos sustantivos que es indispensable revisar, a fin de cumplir con los cuatro objetivos que nos habíamos fijado desde el principio: transparencia, democracia, autonomía sindical y estabilidad laboral.

Para entender mejor nuestra postura y evitar distorsiones, es necesario profundizar en el análisis: el grupo parlamentario del PRI está de acuerdo con la redacción que sobre el tema de transparencia aprobó el Senado de la República. La colegisladora reordenó los conceptos que en materia de transparencia nosotros habíamos suscrito y los distribuyó en otros artículos, por lo cual, no tenemos objeción en apoyarlos.

En cuanto a las formas de elección democrática de los dirigentes sindicales y su obligación de rendir cuentas a los agremiados, contenidas en el artículo 371, en la Cámara de Diputados modificamos la iniciativa presidencial para abrir las opciones de elección de las dirigencias y no constreñirlas a un sólo método de elección directa, pues no queremos imponer a los trabajadores sindicalizados algo que no se exige a los partidos políticos u otras organizaciones, ya que sería francamente antidemocrático y una injerencia en su autonomía.

Los partidos políticos y otras organizaciones gremiales han resuelto este tema en libertad y secrecía, sin sujetarse a un específico y único proceso de elección y no por ello resultan menos democráticos. Esta forma de elección democrática indirecta también es utilizada en el Congreso de la Unión por algunos partidos ahí representados para elegir a sus coordinadores, y nadie los puede calificar de antidemocráticos.

Incluso, en el extremo, se podría poner de ejemplo la elección presidencial en Estados Unidos, que se realiza con base en un sistema de elección indirecta, en el cual el voto popular otorga un mandato partidista a los representantes estatales que integran el colegio electoral, cuyo voto determina al ganador. Este método ha llevado a ganar la Presidencia, no a quien más votos obtuvo, sino a quién logró mayor número de delegados. Este sistema electoral es uno de los que mayor reconocimiento universal tiene.

Por igual, los grandes sindicatos de índole nacional, por razones geográficas o de economía, recurren en ocasiones a un sistema de elección indirecta mediante representantes o delegados.

Por ello sostenemos que debemos ser cuidadosos y respetar la autonomía de una asamblea sindical para determinar, mediante el libre ejercicio del voto, el método de elección de sus dirigentes, en concordancia con los convenios internacionales suscritos por nuestro país que son de observancia obligatoria. No hacerlo así conduciría a controversias jurídicas innecesarias y crearía un problema de estabilidad laboral que ahora no existe.

En cuanto a la adición del artículo 388 bis, ésta no sólo es controvertida por el procedimiento que se siguió para su aprobación.

Coincidimos en que es necesario evitar la extorsión y garantizar la auténtica representación de los trabajadores en la titularidad de un contrato colectivo. Pero la forma de hacerlo no es subastando dicha titularidad, exhibiendo los datos personales de los trabajadores y revelando la estructura corporativa de la empresa, por no hablar de la incertidumbre en la que quedan las relaciones laborales y la actividad productiva misma.

La función que el mismo artículo 388 bis adjudica a la Junta de Conciliación y Arbitraje convertiría la revisión periódica de la titularidad de los contratos colectivos de trabajo y la revisión de los mismos, en un referéndum continuo. Esto generaría interminables disputas políticas y pujas por los contratos colectivos, poniendo a las empresas en un constante riesgo de huelga y alterando la estabilidad laboral que después de muchos años se ha logrado.

Cuando uno recapacita sobre esta propuesta, introducida fuera de dictamen, y considera que apenas 10% de los trabajadores en activo están sindicalizados, no queda sino preguntarse si la intención es fortalecer el sindicalismo o debilitarlo en nombre de la democracia.

Si no corregimos esas distorsiones en el significado de la democracia y la autonomía sindical, corremos el peligro de que se vulnere uno de los valiosos patrimonios que tenemos en la estabilidad laboral.

Basta con que una de las cuatro columnas que sostienen esta propuesta de reforma laboral pierda su equilibrio, para que corramos el riesgo de que el “edificio” se nos desplome y, con ello, dejemos pasar la oportunidad de concretar una propuesta orientada al crecimiento y la creación de empleo.

* Coordinador parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados

Redacción AN

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Opinión
PRI
Reforma laboral


    Contenido Relacionado


  1. EPN presentará su propuesta de reforma laboral: Gamboa
    octubre 30, 2012 4:40 pm
  2. No será Calderón quien promulgue la reforma laboral: Beltrones
    octubre 29, 2012 10:37 pm
  3. Aprobar la reforma laboral, aunque la promulgue EPN: Lozano
    octubre 29, 2012 6:32 pm
  4. Equipo de EPN analiza los casos del SME, Mexicana y mineros
    octubre 28, 2012 9:05 pm
  5. Revisará PRI reforma laboral responsablemente: Beltrones
    octubre 28, 2012 8:44 pm
  6. Urgen PRD y PAN a diputados del PRI “desahogar” reforma laboral
    octubre 28, 2012 8:35 pm
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]