Ejército, marinos y ‘Templarios’, coludidos en Michoacán: “Chuy” en MVS
El comandante "Chuy", de Aquila, Michoacán, sostiene que existe un vínculo entre marinos, militares y 'los Caballeros Templarios' en las extorsiones que cobran los delincuentes. Esto se develó tras la detención del cabo Pedro Alberto Ramírez, quien viajaba acompañado de un sicario.
(Foto: Archivo/Cuartoscuro)

El cabo Pedro Alberto Ramírez, detenido en agosto pasado por la policía comunitaria de Aquila, en Michoacán, colaboraba con sicarios y tenía la enmienda de “altos mandos castrenses” de buscar a 2 delincuentes detenidos previamente para “interrogarlos” sobre una cuota de 5 millones de pesos que habrían cobrado en Apatzingán, aseguró el  “comandante Chuy”, líder de los comunitarios.

Esta historia se hizo pública luego de la difusión de un video en el que el militar del 88 Batallón de Infantería, reveló supuestos vínculos entre miembros del Ejército con grupos de la delincuencia organizada en Michoacán.

En Noticias MVS, primera emisión se difundió la entrevista que realizó la periodista Carmen Aristegui al comandante comunitario, quien fue uno de los que cuestionó al cabo sobre la supuesta relación entre el Ejército y Los Caballeros Templarios.

El “comandante Chuy” dijo que, luego de formarse la policía comunitaria en Aquila, detuvieron a dos sicarios, a quienes identifica como Javier Medina y El Chaparrón. Posteriormente, detuvieron a otras 2 personas, una de ellas un militar (Pedro Alberto Ramírez), vestido de civil, quien acompañaba a un sicario al que identifican como “El Torito o La Caguama”. 

“En un segundo retén, detenemos a un militar con un reconocido sicario… el cabo iba de civil como para tratar de evadir el retén… decía que tenía una misión encubierta”, indicó.

Sobre estas últimas 2 personas, comentó que “tenían mucha información valiosa” sobre la operación de los Templarios y apuntó que Pedro Alberto Ramírez Rincón y su acompañante “tenían la encomienda de ir a rescatar a Medina y Chaparrón para saber qué había pasado con el dinero”, que habrían cobrado como cuota en Apatzingán.

“Su propósito era interrogarlos (a los primeros detenidos), localizarlos para que después otras personas hicieran su trabajo”, expuso.

El “comandante Chuy” sostiene que el militar cobraba dinero para el propio Ejército y también para los criminales. Incluso, dijo que “los marinos” también cobraban su parte.

“Nos dio grados, nombres, localidades (de militares involucrados)”, comentó.

Ejemplificó con la extorsión a ganaderos de la zona: refirió que “El Pollillo” -de Los Templarios- cobre al presidente de ganaderos y de la extorsión toca una parte a los marinos y otra a los criminales. –

El líder comunitario indicó que entregaron al militar, junto con los otros detenidos, a la Policía Federal, que a su vez entregó a los 4 al Ministerio Público en Coalcoman.

El juez que llevó el caso decretó auto de formal prisión contra los 4; sin embargo, el militar salió libre bajo caución, pues sólo se le acusaba de portación de armas, mientras que los otros 3 confesaron ser parte de un grupo delictivo.

Después, en Aquila, “los marinos y los ministeriales nos desarmaron” y detuvieron a 40 policías comunitarios, precisó el comandante “Chuy”, lo que tomó como una “forma de venganza” por entregar al soldado a las autoridades federales.

Ve la declaración del cabo Pedro Alberto Ramírez Rincón; en el Ministerio Público, el militar dijo que había sido “obligado” y torturado para declarar esto: 

Esto es lo que dijo el comandante “Chuy”.

Parte 2






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]