Contrarréplica de Mauricio Romero a la UNAM
Gran parte de la información en que se sustenta "La cara desconocida de Pumas: privatización de recursos de la UNAM y subsidio permanente" fue proveída por la propia UNAM.
Cuartoscuro / Archivo

En relación con el boletín UNAM-DGCS-610bis difundido por la Dirección General de Comunicación Social de la UNAM, expreso lo siguiente:

  • Los funcionarios insisten en que la asociación civil es “parte importante” de la Universidad. Club Universidad Nacional, Asociación Civil, es privada por definición y constitución, con una personalidad jurídica propia, ajena a la UNAM; así está inscrita ante el Registro Público de la Propiedad y de Comercio de la Ciudad de México, y tal condición la ha admitido la propia institución en diversas respuestas oficiales a solicitudes de acceso a la información: “Es un ente de derecho privado”, responde la Unidad de Transparencia cada vez que se le pide información sobre el club.
  • El que la AC esté compuesta por personas físicas relacionadas con la casa de estudios no la hace “parte” de la UNAM. Bajo esa lógica, cada empresa o asociación de la que sean miembros, o dueños, los rectores, patronos, miembros de la Junta de Gobierno, consejeros o funcionarios universitarios también sería “parte” de la Universidad.
  • “Falta a la verdad también la aseveración de que el Club de futbol le cuesta dinero a esta casa de estudios”, añade el área subalterna de Rectoría. Los pagos que la institución hace a favor del club no son simbólicos: se hacen con dinero, en moneda nacional, para ser precisos. Además, el consumo de energía eléctrica y agua, así como los servicios de limpieza de sanitarios e instalaciones, también se pagan con dinero del presupuesto universitario.
  • “La Universidad adquiere un porcentaje del boletaje únicamente en los partidos que juega Pumas como local”, remarca. Eso fue precisamente lo que se informó. Sin embargo, pregunto: ¿si el equipo es de la UNAM, como insiste, por qué comprarle boletos a su propio equipo?
  • “Esta casa de estudios es transparente y cuidadosa en el manejo de los recursos públicos”, asevera. Tan solo como ejemplo, la reserva de las declaraciones patrimoniales y de intereses del rector y del secretario Administrativo –y asociados del club– demuestran lo contrario.
  • “La UNAM nunca ha visto al club de futbol como un negocio que pueda redituarle ganancias”, asegura. La reprivatización se hizo precisamente con la promesa de que las ganancias generadas por el club serían entregadas a la institución, lo cual nunca ocurrió, como la propia Tesorería lo ha informado.
  • Por último, subrayo que gran parte de la información en la que se sustenta el trabajo periodístico en mención fue proveída por la propia UNAM. Las facturas, listas de pagos, documentos y declaraciones son oficiales. Cada dato publicado puede sostenerse documentalmente, a diferencia de los dichos del área de Comunicación Social.

Mauricio Romero

 

La cara desconocida de Pumas: privatización de recursos de la UNAM y subsidio permanente | Reportaje

El mito de Pumas de la UNAM se sostiene en tres mentiras propagadas tanto por los asociados como por las autoridades, y repetidas por periodistas, directivos y hasta casas de apuestas:

•Que el equipo es de la Universidad Nacional Autónoma de México,
•Que no recibe recursos de la casa de estudios, y
•Que comparte sus ganancias con la UNAM.

Empero, la realidad sobre uno de los equipos más populares del futbol mexicano dista de la narrativa oficial.

En el siguiente link puede leer el reportaje completo de Mauricio Romero: La cara desconocida de Pumas.



Temas relacionados:
Deportes
Futbol
UNAM





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.