Raniere convirtió a mexicana en hacker para espiar a críticos de Nxivm; luego la encerró dos años
Daniela testificó que espió los correos electrónicos de personas identificadas como enemigas de NXIVM, pero también obtuvo las contraseñas de Facebook y mail de su propia hermana.

Daniela, la joven mexicana que fue encerrada por Keith Raniere durante dos años en una habitación, diseñó programas para espiar a personas que consideraban “enemigos” de Nxivm, incluyendo a Édgar Bronfman, presidente del Congreso Mundial Judío, indican las transcripciones del juicio que se realiza en Estados Unidos.

La joven mexicana es una de tres hermanas que se vieron involucradas con la organización luego de que sus padres participaron en cursos de Nxivm en México y Estados Unidos.

Durante el juicio que se desarrolla en Nueva York, la joven declaró que aprendió a desarrollar programas de espionaje tras una asignación de Keith Raniere, quien quería obtener la contraseña de una cuenta de correo electrónico supuestamente utilizada por Kristin Snyder para difundir información sobre la secta.

El plan original era pagar 24 mil dólares a un hacker, pero tras una falla en la operación la mexicana aprendió a trabajar con software libre para crear virus capaces de guardar todo lo que se teclea en una computadora y capturas de pantalla que se envían a un servidor en internet.

Una de sus primeras asignaciones fue infectar a Joe O’Hara, una persona que participó en procesos legales relacionados con la secta. El intento de infección vía correo electrónico falló, por lo que Keith Raniere ideó un plan para intervenir la computadora de uno de sus asistentes, James Loperfido, el cual fue exitoso.

Al obtener las contraseñas de correo electrónico del objetivo, la joven Daniela se dedicó a monitorear sus mensajes por años, los cuales copiaba y enseñaba a Raniere.

EL PADRE DE CLAIRE

Édgar Bronfman, fallecido en 2013, era el principal accionista de la empresa que fabrica marcas de whisky y vodka que se distribuyen en todo el mundo y en 2003 declaró a la revista Forbes que Nxivm era un “culto”.

Dos hijas de Bronfman, Sara y Clare, fueron reclutadas por Keith Raniere mediante cursos de Nxivm y pronto hicieron inversiones y tomaron posiciones directivas en la organización durante su proceso de internacionalización.

Aunque Édgar participaba en los cursos de Nxivm, la declaración a Forbes lo puso en la mira de Raniere y de su propia hija Clare, quien le envió una imagen infectada con el virus diseñado por Daniela.

El ataque fue efectivo y Daniela tuvo acceso a una cuenta de correo electrónico que monitoreó durante meses, pasando reportes escritos a Raniere.

Mediante este seguimiento Daniela se dio cuenta que el objetivo era directivo del Congreso Mundial Judío, del cual tenía una gran cúmulo de correos electrónicos.

Uno de sus últimos objetivos fue obtener las contraseñas de su propia hermana Mariana, porque Keith tenía la sospecha de que intentaba volver con un exnovio. En este caso logró acceder rápidamente a los datos de correo electrónico y su cuenta de Facebook, pero se negó a monitorear sus mensajes por tratarse de la privacidad de su propia hermana.

 

ENCIERRO

Durante las audiencias de esta semana, Daniela afirmó que ella y sus dos hermanas (Camila y Mariana) mantuvieron relaciones sexuales con Raniere y debieron abortar cuando quedaron embarazadas.

En el caso de Daniela, el embarazo ocurrió cuando tenía 20 o 21 años de edad, y fue llevada por órdenes de Raniere a una clínica abortista por Pam Cafritz, otra integrante del culto que presumiblemente también formaba parte de las esclavas sexuales de Raniere.

Sin embargo, la relación entre Daniela y Raniere se rompió brutalmente cuando la joven manifestó un interés romántico por otro hombre.

Dentro del mismo culto conoció a un joven llamado Ben Myers, con quien coincidió en un club para ver Star Trek y en una ocasión se besaron.

La primera reacción de Daniela fue contarle todos los detalles a Raniere, quien enfureció y le reclamó violaciones “éticas” a su relación,  destruir todos los avances del programa Nxivm y seguir de forma irracional a su orgullo.

Por esta razón, Raniere ordenó mantener a Daniela retenida dentro de una habitación como forma de castigo y de rehabilitación, pero cada vez en condiciones más precarias, pues al final solo tenía un lugar para dormir, papel y lápiz para escribir.

Durante ese tiempo, Raniere la sometió a interrogatorios por escrito sobre su sexualidad y le solicitaba imágenes desnuda, además de que monitoreaba su peso y dieta constantemente.

Daniela estuvo retenida en la habitación bajo la amenaza de ser deportada a México, toda vez que no tenía papeles para quedarse de manera legal, con la participación de sus hermanas y padres, quienes estaban bajo el control de Raniere.

Finalmente y después de dos años, la joven optó por regresar a México, por lo que su padre la llevó a la frontera con México y la abandonó sin dinero.



Temas relacionados:
NXIVM





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.