Ante amenaza de aranceles de EU, México debe dialogar pero puede acudir a la OMC: CCE
México debe privilegiar el diálogo con Estados Unidos ante la amenaza de imponer aranceles a los productos mexicanos. Sin embargo, puede acudir ante instancias internacionales pues, de cumplir el amago, Trump violaría el TLCAN, aún vigente.

Ante el amago del presidente Donald Trump de imponer aranceles a todos los productos provenientes de México, el presidente Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, hizo un llamado al gobierno para privilegiar el diálogo, pero también a preparar una estrategia para resolver este episodio “con inteligencia”.

En entrevista para Aristegui En Vivo, el titular del CCE reconoció que la amenaza anunciada por Trump, “unilateralmente en la soledad del Despacho Oval”, genera una condición de riesgo en la relación con Estados Unidos.

No obstante, la guerra comercial entre Estados Unidos y China orilla a que Trump busque mantener sus aliados comerciales, y no “dar patadas al pesebre”, sostuvo el líder empresarial, refiriéndose a México, principal aliado comercial estadounidense.

Son tres las acciones concretas que propone Salazar al Gobierno Federal:

  1. Seguir insistiendo en el diálogo.
  2. Proponer medidas inteligentes.
  3. Desarrollar estrategias para inducir una negociación

El titular del CCE recalcó que la decisión del presidente de Estados Unidos va en contra del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) aún vigente, que prohíbe a los países adscritos instituir aranceles sin el consentimiento de todos los involucrados.

Esto abre la posibilidad a que se recurra a instancias internacionales como la Organización Mundial del Comercio (OMC), para denunciar esta determinación que calificó como unilateral y anómala.

Salazar Lomelín explicó que, en caso de que nuestro país tenga que tomar medidas recíprocas en contra de la administración de Trump, existe un buen antecedente de la actuación del Gobierno Federal, pues México ya logró repeler los aranceles instituidos en 2018 por Estados Unidos a las importaciones de acero y aluminio mexicano, por 25 y 10 por ciento, respectivamente, alegando razones de seguridad nacional.

En respuesta, nuestro país impuso aranceles del 25 por ciento a los productos agrícolas y pecuarios que exportaba hacia el vecino país del norte.

“Fuimos inteligentes en la manera en cómo reaccionamos”, sostuvo Salazar. Al final, las autoridades estadounidenses cambiaron su posición frente a los aranceles y los eliminaron a mediados de este mes.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.