Acuerdos de San Andrés Larraínzar entre gobierno y zapatistas
En 1995, el gobierno y legisladores federales reanudaron el diálogo con el EZLN. El resultado fueron los acuerdos de San Andrés Larraínzar, firmados en febrero de 96, y hasta hoy el principal avance para el reconocimiento de derechos indígenas.

En 1995, en el inicio del sexenio del presidente Ernesto Zedillo, el conflicto en Chiapas se complicó cuando el ejército recuperó posiciones tomadas por los zapatistas, y se decidió revelar la presunta identidad del subcomandante Marcos.

La intervención de las comisiones Nacional de Intermediación (Conai) y de legisladores, a través de la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa), permitió restablecer el diálogo y avanzar en la construcción de varios acuerdos hacia el reconocimiento de derechos de los pueblos indígenas.

En febrero de 1996, los representantes del gobierno de Zedillo y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN),  firmaron los Acuerdos de San Andrés Larraínzar sobre “Derechos y Cultura Indígena”, primer y único documento firmado entre las partes.

Con estos acuerdos se buscó garantizar una nueva relación entre los pueblos indígenas del país, la sociedad y el Estado.

Los acuerdos comprometían al gobierno federal a enviar a las cámaras legislativas las iniciativas de reformas constitucionales para el reconocimiento de derechos de los pueblos indígenas.

El EZLN planteó un nuevo marco jurídico que contemplara el reconocimiento en la Constitución de los derechos de los pueblos indios, es decir, no sólo derechos individuales, de personas, sino derechos colectivos:

Políticos: expresados especialmente en el reconocimiento de los gobiernos propios, y de las formas propias de elección de sus autoridades

Jurídicos: para poder ejercer sus sistemas normativos internos, sus formas de elegir a sus propias autoridades, sus formas de impartir justicia, reparar las faltas y decidir en materia de conflictos internos.

Sociales: para decidir sus propias formas de organización social.

Económicos: para decidir su propia organización para el trabajo, para el disfrute de sus propios recursos y para que se impulse la producción y el empleo y la satisfacción de las necesidades propias de los pueblos indios.

Culturales: para garantizar la cultura propia de los pueblos indígenas.

Los compromisos y propuestas conjuntas que gobierno federal y EZLN se comprometieron a impulsar son los siguientes:

1. Reconocimiento de los pueblos indígenas en la Constitución y su derecho a la libre determinación en un marco constitucional de autonomía.

2. Ampliar la participación y representación política, con el reconocimiento de sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales.

3. Garantizar el pleno acceso de los pueblos indios a la justicia del Estado, a la jurisdicción del Estado y el reconocimiento de los sistemas normativos internos de los pueblos indios.

4. Promover las manifestaciones culturales de los pueblos indígenas.

5. Asegurar la educación y la capacitación y aprovechar y respetar sus saberes tradicionales.

6. Satisfacer sus necesidades básicas.

7. Impulsar la producción y el empleo.

8. Proteger a los indígenas migrantes.

El pacto gobierno federal-EZLN consta de un Acuerdo general y tres documentos adicionales, que 20 años después aún se pueden encontrar en la página Zedillo.presidencia.gob.mx:

Acuerdo

Ver pronunciamiento

Ver propuestas conjuntas

Ver Compromisos para Chiapas del Gobierno del Estado y Federal y el EZLN

Ver Acciones y medidas para Chiapas

(Con información de Zedillo Presidencia y Centro de Documentación sobre Zapatismo)






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]