Congreso de Nayarit investiga documentos de Veytia
La elección de Édgar Veytia como fiscal de Nayarit estuvo plagada de irregularidades, desde la falta de credenciales académicas para la obtención de la licenciatura, la maestría en Ciencias Forenses, el doctorado honoris causa y su doble nacionalidad.

Por Karina Cancino

La Secretaría del Poder Legislativo de Nayarit inició una investigación sobre documentos académicos que presentó en 2013 el ex fiscal general Édgar Veytia para acceder al encargo; a partir del resultado de este diagnóstico, los diputados promoverán acciones legales, afirmó el presidente de Congreso, Leopoldo Domínguez González.

“La semana que viene tendremos un primer documento, y no hay duda que el Congreso denunciará a las autoridades competentes este caso, que refleja un engaño a este Poder y a la propia sociedad”, apuntó Leopoldo Domínguez.

El diputado admitió que fue parte de la legislatura que votó a favor del nombramiento de Veytia, pero que hoy podría rectificar la acción.

“Yo fui parte de la XXX Legislatura y fui parte del engaño porque confiamos en que se actuó de buena fe y hoy tenemos claro que no fue así; en lo personal, como parte de ello reconozco que es un error que hay qué corregir y resarcir porque a partir de ello se cometieron muchas injusticias”, asumió.

La elección de Édgar como primer fiscal de Nayarit el 21 de febrero de 2013, y su permanencia en el organismo, estuvo plagada de irregularidades, desde la falta de credenciales académicas para la obtención de la licenciatura, la maestría en Ciencias Forenses, el doctorado honoris causa, su nombramiento como Notario Público No. 39, su doble nacionalidad y su doble cargo: como fiscal y secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

La XXX legislatura que lo ascendió al cargo careció de una comisión especial que verificara la veracidad de los documentos ofrecidos por él, mismos que fueron solicitados a las Unidades de Transparencia y Acceso a la Información por esta reportera, de las dependencias de Educación en Nayarit y los sitios ofrecidos en el currículum que el ex fiscal ofrecía desde la Fiscalía.

Veytia nació en Tijuana, Baja California; el 14 de abril de 1970, según consta en el acta de nacimiento No. 250, del libro 2 asentado en la Oficialía del Registro Civil 0002.

Pero el exgobernador Roberto Sandoval -tras la detención del ex fiscal- declaró que éste tendría doble nacionalidad, registrado en San Diego, California, información que confirmó su abogado, Jan Ronis quien declaró a medios de comunicación que su cliente asistió a la escuela primaria, secundaria y preparatoria (equivalentes) en Chula Vista, California;  y no en México como registró el ex fiscal, en su currículum público de la Fiscalía.

Mediante el oficio SE/UT/105/2019 el departamento de Control Escolar y Estadística de la Secretaría de Educación Pública del estado, confirmó que el ex fiscal no tiene registro de que este hubiera cursado el bachillerato en Nayarit entre 1992-1995 como él mismo lo indicó.

Un documento expedido el 22 de enero de 2013 (a un mes de ser propuesto como fiscal), la entonces titular de la Dirección Estatal de Profesiones y Actividades Técnicas, Miriam León Fletes, avaló que Veytia obtuvo su título en derecho el 14 mayo de 2009 y fue registrado el 23 noviembre 2009, según el folio número 179, libro 1-F-179, de los registros de esta dirección.

Su cédula estatal está registrada como la 24305. Su Cédula federal es la número 6306502, expedida el 25 enero 2010, ante el Registro Nacional de Profesiones.

El ex fiscal además de este encargo, ostentó el de secretario ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública hasta 2016, según consta en convenios y comprobantes de gastos del organismo.

El Artículo 15 de la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública del SESESPN señala entre otros requisitos, que debía ser ciudadano mexicano por nacimiento, sin otra nacionalidad (…); contar con título profesional de nivel licenciatura debidamente registrado; acreditar especialmente capacidad, probidad y experiencia en las áreas afines a su función.

Además Veytia podía suplantar con facilidad a las funciones del gobernador Sandoval desde su cargo como fiscal general, pues en la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado de Nayarit –nacida en 2013 con la Fiscalía y su cargo- en el Artículo XIV, le permitía “representar al estado ante cualquier autoridad por instancia en defensa de sus intereses” (del estado).

De acuerdo a esto, Édgar Veytia no era sujeto de llegar a la función pública, además que desde enero de 2013 hasta marzo de 2017 estaba siendo buscado y acusado por narcotráfico en Estados Unidos, según consta en el expediente CR-17-0115 de la Corte Oriente de Nueva York, misma que lo sentenció el 26 de septiembre pasado, a 20 años en prisión por los delitos de conspiración y narcotráfico, de los que el ex funcionario ya se había admitido culpable el 4 de enero de 2019.

En la audiencia se conoció que el ex fiscal trabajó inicialmente con el cartel de Sinaloa, luego con los Beltrán Leyva, Los Haches y Los Zetas, hasta que finalmente trabajó con el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La información documental es parte de la investigación ‘El fiscal que hizo de Nayarit un infierno’, de la Beca MCCI de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

 



Temas relacionados:
Corrupción
Justicia
Nayarit





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.