México consiguió un “seguro” contra aranceles al sector automotriz que pudiera imponer EU: Embajador
Gerónimo Gutiérrez coincidió con la Canacero en que "es inconsistente" la aplicación de cuotas al acero con las políticas de libre comercio.

Durante la renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América de Norte (TLCAN) no se acordó un tope a las exportaciones automotrices sino “una especie de seguro” contra la aplicación de aranceles por parte de Estados Unidos a los vehículos mexicanos, afirmó el embajador Gerónimo Gutiérrez.

En entrevista para #AristeguiEnvivo, señaló que las próximas 48 horas serán cruciales en la renegociación y hay “una posibilidad razonable” de que se alcance un acuerdo trilateral.

Explicó que durante las reuniones con Estados Unidos lo que se logró fue una serie de acuerdos en aquéllos puntos estrictamente bilaterales, “propuestas para Canadá que tienen que ser analizadas”.

“Lo que México y Estados Unidos acordaron es un buen resultado, en el que ambas partes han tenido victorias y han tenido que hacer concesiones, esa es la naturaleza misma de las negociaciones, pero es compresivo y puede ser un acuerdo entre México y Estados Unidos eventualmente“, abundó.

Al ser cuestionado sobre lo que se acordó con Estados Unidos en materia automotriz, el embajador enfatizó que “no existe un tope a las exportaciones de vehículos mexicanos.

“Lo México ha hecho en esta negociación es obtener es una especie de seguro para que en caso de que Estados Unidos decidiese en un futuro hacer uso de lo que se llama la disposición 232 y que por cuestiones de seguridad nacional se establezcan aranceles o cuotas a las importaciones de vehículos, como ocurrió en caso del acero, México quede salvaguardado de esa acción, otros países no lo tendrán”, explicó.

Además, detalló que los productores de vehículos que cumplan las reglas de origen que se establecen en el tratado podrán exportar “al límite de sus capacidades”.

“Lo que hizo el equipo negociador con acierto es protegerse ante lo que es un escenario probable o posible que es que Estados Unidos decida establecer esas cuotas por razones de seguridad, con base en la cláusula 232. Previendo esa posibilidad, habiendo evidentemente visto lo que ocurrió en acero y aluminio, era importante para México tener esa garantía. Lo mismo ocurre para el sector de autopartes”, añadió.

Sobre la exigencia de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero de México (Canacero) de que se eliminen los aranceles al acero antes de cerrar la negociación del TLCAN, el diplomático aseguró que el gobierno mexicano también comparte este objetivo.

“Por supuesto que es inconsistente la aplicación del 232 en la manera que se hizo con las políticas de libre comercio, por eso estamos litigando y el asunto fue a la Organización Mundial de Comercio… Sería difícil pensar que un nuevo tratado pudiera entrar en vigor o firmarse antes de que esto tuviera una solución, y en eso coincidimos con la Cámara; sin embargo, vemos algunas cosas del proceso un poco distintas“, comentó.

Sobre el tema salarial, el embajador recordó que “a lo largo de la negociación ha habido voces en toda la región que expresaron que había que mejorar todas las disposiciones en materia laboral en el tratado para hacer más eficaz su cumplimiento, con el propósito de que las condiciones laborales mejoren y alcanzar los mejores estándares en derechos y libertad sindical”.

En este sentido, precisó, en el capítulo del sector automotriz se han realizado algunos ajustes.

“Para producir un vehículo que sea considerado norteamericano, que por lo tanto tenga los beneficios de eso, 40 por ciento de su costo tendrá que provenir de un país con un salario de 16 dólares la hora, y el resto es en función de otras variables”, añadió.

A continuación la entrevista completa:



Temas relacionados:
Estados Unidos
México
Sociedad
TLC





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.