Libros de la semana: Bracho, Coetzee, Aramburu…
El emotivo poemario de Fernando Trejo y un hilarante clásico de Erasmo de Rotterdam redondean nuestras novedades semanales.
(Lectorum, Cuadrivio, Tusquets, Literatura Random House, Era).

Atención: la publicación de Poesía reunida. 1977-2018, de Coral Bracho no es un hecho menor. Relevante también es La muerte de Jesús, la novela con que el Nobel de Literatura, J. M. Coetzee, cierra la saga de David, un personaje entrañable. Otro peso pesado es Fernando Aramburu de quien llega Autorretrato de mí, su libro más personal. Ya que estamos con títulos cercanos, mencionemos La abuela está en casa porque he visto su voz, del poeta Fernando Trejo. Por último, todo un clásico: Elogio a la locura, de Erasmo de Rotterdam.

 Coral Bracho. Poesía reunida. 1977-2018. Era. 536 pp.

En el escenario de la literatura mexicana ya hacía falta un volumen que reuniera el trabajo de una de nuestras mayores poetas. A lo largo de estas páginas vemos a plenitud a una escritora que por medio de la palabra llega a la naturaleza de las cosas y del mismo ser humano. No le falta razón a David Huerta cuando apunta: “La escritura de Coral Bracho no solamente anuncia, como en un susurro, una belleza nueva: la despliega continuamente ante nosotros. Y de nosotros depende que esa belleza extraordinaria tenga un lugar en el mundo; de ahí la invitación al lector de este libro único, un mundo poético que se anima e irradia más allá de la literatura. Pues Coral Bracho trasciende la literatura para transformarla y darnos una obra que se nos aparece como lo que siempre ha debido ser la poesía: un hecho radical del espíritu y de la sensibilidad”.

J. M. Coetzee. La muerte de Jesús. Literatura Random House. Trad. Elena Marengo. 192 pp.

David ha cumplido diez años y todas las semanas juega al fútbol con sus amigos. No tienen equipos ni tampoco reglas; a veces son treinta en el campo y otras veces solo cinco. Un día el director de un orfanato vecino los invita a organizarse para jugar contra los internados. Tal vez disfruten de medirse con un equipo de verdad, de esforzarse al máximo y darlo todo para ganar. Pero David elige dejar su hogar e irse a vivir con ellos. Al poco tiempo, cae enfermo de una dolencia misteriosa. Con esta novela, el ganador del Nobel de Literatura cierra la saga poética y filosófica acerca de un mundo sin memoria.

Fernando Aramburu. Autorretrato sin mí. Tusquets. 192 pp.

Aunque parece que el español habla de sí mismo, en realidad habla de todos nosotros. Sin brizna alguna de exhibicionismo, tan omnipresente en muchas obras, estas prosas conforman el relato de la vida de un hombre en el que todos podemos reconocer al autor y reconocernos. Sus páginas plasman en escenas inolvidables las relaciones familiares, el padre, la madre, el amor, los hijos, los gozos y las angustias con que está hecha la biografía de todos nosotros. Por eso es un libro que debe leerse a sorbos lentos, por eso es un libro que difícilmente va a olvidarse.

Fernando Trejo. La abuela está en casa porque he visto su voz. Cuadrivio. 75 pp.

Poemario ganador del Premio Nacional Alonso Vidal. Por medio esta obra hurga en la pérdida. Lo que en principio parece un homenaje a su abuela, poco a poco se convierte en una emotiva reflexión acerca de la muerte y por tanto de la vida.

Erasmo de Rotterdam. Elogio a la locura. Lectorum. Trad. Benito Romero. 138 pp.

Publicado originalmente en 1511, este texto satírico de corte filosófico escandalizó a una época y contribuyó al surgimiento de la reforma protestante. En la obra, la locura toma la palabra y elogia la ceguera y la imbecilidad de los hombres, quienes se dejan manipular por los poderosos y aceptan como ciertas las supersticiones. Estamos ante una crítica feroz a la Iglesia católica y a los excesos del papado, y un cuestionamiento del poder y el falso conocimiento de los gramáticos, filósofos y teólogos.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.