En el 68, oficialismo calificó como “necesario” el bazucazo del Ejército: Graue (Videos)
El entonces rector Javier Barros Sierra hizo un llamado a "hacer pública la indignación" por lo ocurrido la madrugada del 30 de julio.

“La madrugada de ese 30 de julio, el Ejército mexicano, en un acto de desmesurada violencia, hizo volar en pedazos la puerta colonial de San Ildefonso e ingresó a ese histórico recinto deteniendo a sus ocupantes. El oficialismo de la época, en su insensibilidad, soberbia e incomprensión, calificó el acto como necesario y protector de la Universidad”, recordó este lunes el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, en una ceremonia realizada en el auditorio de la Torre de Rectoría en Ciudad Universitaria.

A 50 años del movimiento estudiantil de 1968, que se atizó tras el bazucazo, indicó que con este evento “inició una sistemática represión de libertades una serie de acciones contra la autonomía de nuestras principales casas de estudio”.

(Video: Araceli Ledesma)

Graue reconoció la defensa del entonces rector Javier Barros Sierra, quien después del atentado ocurrido el 30 de julio, hizo un llamado a “hacer pública la indignación de nuestra Universidad ante estos acontecimientos”.

Acompañado de Mónica González Contróabogada general; Jorge Volpicoordinador de Difusión Cultural; y María Dolores Valle Martínez, directora general de la Escuela Nacional Preparatoria (ENP), entre otros, el actual rector de la UNAM citó parte del mensaje emitido por Barros Sierra en ese entonces: “La Universidad es lo primero, permanezcamos unidos para defender, dentro y fuera de nuestra casa, las libertades de pensamiento, de reunión, de expresión, y la más cara: ¡nuestra autonomía!”.

Asimismo, afirmó que junto con los rectores y directores de las casas de estudio involucradas en el movimiento de 68 continuarán con los eventos que conmemoran los hechosharán los balances necesarios de su importancia histórica.

Por su parte, Gerardo Estrada Rodríguez, miembro del Comité Universitario de Conmemoración y participante del movimiento estudiantil, destacó que “a partir del 68 la vida política y social del país se transformó y hoy son una realidad las demandas libertarias y democráticas que exigían los jóvenes”.

“Debemos estar claros y conscientes que todos los avances políticos y sociales no están dados para siempre, son vulnerables; que la historia no sólo marcha hacia adelante y que la UNAM, solidaria con la nación, habrá de conservar siempre su espíritu crítico con el poder y la injusticia; porque esa es su vocación, su compromiso y su razón de ser”, expuso.

También Gonzalo Zurita Balderas, consejero universitario alumno de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL), destacó que la UNAM no dará marcha atrás con la autonomía y reiteró que el compromiso de la comunidad será siempre con las libertades democráticas, con la justicia y con México. A

Además, agregó que la destrucción de la puerta de San Ildefonso, hace 50 años, mostró que ésta separaba dos mundos: el universitario, en donde la libertad y el conocimiento son los principios máximos; y el de un gobierno negado a escuchar a su población, que buscaba dominar por medio de la intimidación y la fuerza.

Leonardo Lomelí Vanegas, secretario general de la Universidad, quien también estuvo presente, expresó que “las consecuencias a corto, mediano y largo plazos han sido innegables en la transformación democrática de México. Asimismo con estas actividades la UNAM contribuye a honrar a todos aquellos que con su participación y ejemplo sumaron al avance de nuestro país y a la defensa de nuestra autonomía”.

 








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.