Anuncia Trump arancel del 5% a todos los bienes importados desde México
Si México no toma acciones para reducir el número de migrantes que llegan a la frontera de Estados Unidos, el arancel sería de 25 por ciento en octubre, advirtió.
(Foto: Reuters).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que el 10 de junio impondrá un arancel del 5 por ciento a todos los bienes importados desde México, hasta que se detenga la llegada de migrantes centroamericanos hacia la frontera entre ambos países.

“El impuesto crecerá gradualmente hasta que el problema de la inmigración ilegal se resuelva”, advirtió Trump vía Twitter. El mandatario añadió que en cuanto pare la entrada de migrantes “ilegales” a Estados Unidos el impuesto será retirado; más detalles de la nueva medida serán anunciados desde la Casa Blanca.

En un comunicado, la Casa Blanca precisó que el arancel de cinco por ciento se duplicará a partir del 1 de julio “si la crisis persiste” y cada mes se elevará un cinco por ciento adicional hasta octubre si el número de migrantes llegando a la frontera no se reduce “dramáticamente”. En agosto el arancel podría ser de 15 por ciento, en septiembre de 20 por ciento y en octubre de 25 por ciento.

La administración de Donald Trump justificó la medida diciendo que “Estados Unidos de América ha sido invadido por cientos de miles de personas que llegan a través de México y entran a nuestro país ilegalmente. Este sostenido flujo de extranjeros ilegales tiene profundas consecuencias en cada aspecto de nuestra vida nacional llenando nuestras escuelas, abarrotando nuestros hospitales, drenando nuestro sistema de bienestar y causando cantidades indescriptibles de crimen”.

El gobierno de Estados Unidos propuso a México utilizar sus “fuertes leyes migratorias” para detener la llegada de centroamericanos y cerrarles el paso en su frontera con Guatemala.

De acuerdo con el diario estadounidense The Washington Post, el gobierno de aquel país aplicaría el nuevo impuesto con base en la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, publicada en 1977 y que autoriza al presidente para imponer sanciones durante una emergencia nacional.

“La potencial amenaza combina dos de los temas favoritos de Trump, migración y comercio, y llega en un momento en que ha tenido dificultades para apuntarse victorias en ambos. La administración está estancada en una guerra comercial con China que ha dañado a agricultores y otros productores de Estados Unidos, mientras que los cruces en la frontera sur de centroamericanos que buscan asilo se han elevado a su nivel más alto en una década”, publicó el Washington Post.

El diario añadió que el impuesto a las importaciones de productos mexicanos serían pagados por las empresas importadoras, que a su vez trasladarían ese costo a los consumidores, por lo que la medida tendría un fuerte impacto en Estados Unidos.

Este jueves por la mañana Trump anticipó que haría un anuncio en materia migratoria, un anuncio “de grandes ligas” debido a la “muy dramática” situación en la frontera con México.

Esta tarde, como lo anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador, el Senado recibió los documentos para impulsar la ratificación del T-MEC, el nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá. El mandatario solicitó a los senadores que se convoque a un periodo extraordinario para iniciar con el proceso de ratificación. Se espera la ratificación de los 3 países para que entre en vigor.

Tras el anuncio hecho por Trump, el dólar subió y el peso cayó:

 

 

 

El comunicado de la Casa Blanca traducido al español:

Como todos saben, Estados Unidos de América ha sido invadido por cientos de miles de personas que llegan a través de México y entran a nuestro país ilegalmente. Este sostenido influjo de extranjeros ilegales tiene profundas consecuencias en cada aspecto de nuestra vida nacional, llenando nuestras escuelas, abarrotando nuestros hospitales, drenando nuestro sistema de bienestar y causando una indescriptible cantidad de crímenes.

Pandilleros, contrabandistas, traficantes de personas y de drogas ilegales así como de narcóticos de todo tipo están entrando a través de la frontera sur y directamente en nuestras comunidades. Miles de vidas inocentes son tomadas cada año como resultado de este caos sin ley. ¡Debe terminar AHORA!.

La pasiva cooperación de México al permitir esta incursión masiva constituye una emergencia y una amenaza extraordinaria a la seguridad nacional y a la economía de Estados Unidos. México tiene leyes de inmigración muy fuertes y podría fácilmente detener el flujo ilegal de migrantes, regresándolos a sus países de origen. Adicionalmente, México podría rápida y fácilmente detener a los extranjeros ilegales de en su frontera sur con Guatemala.

Por décadas, Estados Unidos ha sufrido las severas y peligrosas consecuencias de la migración ilegal. Tristemente, México ha permitido que esta situación continúe por muchos años, solo empeorando con el paso del tiempo. Desde un punto de vista de seguridad nacional, militar, económico y humanitario, no podemos permitir que este grave desastre continúe. El estado actual de las cosas es profundamente injusto para los contribuyentes estadounidenses, quienes cubren el extraordinario costo financiero impuesto por la migración ilegal a gran escala. Aún peor es la terrible y prevenible pérdida de vidas humanas. Algunas de las más mortíferas y crueles pandillas del planeta operan justo al otro lado de la frontera y aterrorizan a comunidades inocentes.

México debe dar un paso al frente y ayudar a resolver este problema. Damos la bienvenida a personas que vienen a Estados Unidos legalmente, pero no podemos permitir que se rompan nuestras leyes y que nuestras fronteras sean violadas. Por años, México no nos ha tratado de manera justa pero ahora nosotros estamos haciendo valer nuestros derechos como nación soberana.

Para atender la emergencia en la frontera sur, estoy invocando la autoridad que me concede la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional. De acuerdo con ella, a partir del 10 de junio de 2019 Estados Unidos impondrá un arancel de cinco por ciento a todos los bienes importados desde México. Si la crisis de la migración ilegal es mitigada efectivamente a través de acciones efectivas tomadas por México, de manera discrecional y a bajo nuestro propio criterio determinaremos que el arancel sea removido. Si la crisis persiste, sin embargo, el arancel será elevado a 10 por ciento el 1 de julio de 2019. De igual manera, si México aún no ha tomado acciones para reducir dramáticamente o eliminar el número de extranjeros ilegales cruzando su territorio hacia Estados Unidos, el arancel será incrementado a 15 por ciento el 1 de agosto de 2019, a 20 por ciento el 1 de septiembre de 2019 y a 25 por ciento el 1 de octubre de 2019. El arancel permanecerá en 25 por ciento hasta que México detenga sustancialmente el ilegal influjo de extranjeros llegando a través de su territorio. Los trabajadores que lleguen a nuestro país a través de procesos de admisión legales, incluyendo a aquellos que trabajen en granjas, ranchos y otros negocios, serán admitidos de manera sencilla.

Si México falla en actuar, el arancel permanecerá en su más alto nivel y las compañías ubicadas en México podrían comenzar a regresar a Estados Unidos para fabricar sus productos y bienes. Las compañías que se reubiquen en Estados Unidos no pagarán el arancel ni serán afectadas en forma alguna.

A través de los años, México ha logrado masivas cantidades de dinero en sus negocios con Estados Unidos y esto incluye un tremendo número de empleos saliendo de nuestro país.

Si México decide no cooperar en reducir la migración ilegal, la sostenida imposición de aranceles producirá un masivo retorno de empleos a los pueblos y ciudades de Estados Unidos. Recuerden, nuestro país ha sido la alcancía de la cual todos quieren solamente tomar. La diferencia es que ahora estamos firme y enérgicamente levantándonos por los intereses de Estados Unidos.

Tenemos confianza en que México puede y actuará rápidamente para ayudar a Estados Unidos a detener este problema de largo plazo, peligroso y profundo. Estados Unidos ha sido muy bueno con México por muchos años. Ahora estamos pidiendo a México que inmediatamente haga su parte en detener el uso de su territorio como conducto para la migración ilegal en nuestro país.

Los cárteles y coyotes están teniendo cada vez más y más impacto en el lado mexicano de nuestra frontera sur. Esta es una amenaza directa que debe ser eliminada decisivamente. Miles de millones de dólares son obtenidos e incontables vidas son arruinadas por estos despiadados e inmisericordes organizaciones criminales. México debe llevar la ley y el orden a su lado de la frontera.

 

 

 

 








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.