Libros de la semana: Poniatowska, Villoro, Blanco…
Una reunión de crónicas de Guillermo Fadanelli y un ensayo sobre el origen de la risa, cortesía de Guillermo Espinosa Estrada, se suman a nuestras recomendaciones de lectura.
(Antilope, Cal y arena, Libros de Sawade, Seix Barral, Biblioteca Nueva).

Nuestra mesa de novedades se viste de literatura mexicana. Los cinco títulos que recomendamos dan cuenta de autores imprescindibles en diversos géneros. Comenzamos con las atinadas reflexiones de Luis Villoro acerca del indigenismo. Seguimos con el relato de Elena Poniatowska sobre el periodo que pasó de Álvaro Mutis en la cárcel de Lecumberri. Los poemas de Alberto Blanco, reunidos en Tan lejos y tan cerca, tienden un puente cultural entre Alemania y nuestro país; otra forma de acercarnos a otras latitudes son las crónicas de viajes de Guillermo Fadanelli. Por último, proponemos la lectura del luminoso ensayo de Guillermo Espinosa Estrada.

Luis Villoro. Ensayos sobre indigenismo. Biblioteca nueva. 224 pp.

La preocupación existencial, moral, política e intelectual más persistente en Luis Villoro es la cuestión de los indígenas y su inserción en la nación mexicana; en torno a ese tema giran este volumen que recoge extractos de varias de las obras más importantes del filósofo acerca del indigenismo, la evolución en ese pensamiento y la variación de la perspectiva desde la cual se contempla.

Elena Poniatowska. Encierro que arde. Álvaro Mutis desde Lecumberri. Seix Barral. 157 pp.

Tras ser demandado por la Esso, Standar Oil, Álvaro Mutis salió en 1956 de Colombia para afincarse en México. Amigo de Octavio Paz, Carlos Fuentes, Fernando Botero, Luis Buñuel, Mutis fue recibido como un astro en el panorama intelectual del país. Sin embargo, poco duró su buena estrella y, en 1959, cuando todo parecía ir ascenso, fue detenido y encarcelado. Encierro que arde es el testimonio de un tiempo íntimo, una crónica salpicada de anécdotas y testimonios personales.

Alberto Blanco. Tan lejos y tan cera. Libros de Sawade. 159 pp.

Poemario bilingüe que tiende un puente entre Alemania y México. En esta ocasión, el escritor dirige su mirada a los creadores de cultura en los campos de las artes visuales, la poesía, la música y el cine. Alberto Blanco, apunta el editor Viktor Elbling, “sondea en lo profundo y a todo lo ancho, los límites del lenguaje y crea nuevos e inesperados ecos”.

Guillermo Fadanelli. El billar de los suizos. Cal y arena. 132 pp.

“El billar de los suizos, título misterioso, incluso para mí es un libro que deseaba escribir desde hace varios años. Fue necesario reunir mis crónicas de viaje con el propósito de inventar que en verdad tuve un pasado y que los continuos viajes que realicé durante un cuarto de siglo, no fueron más que estaciones de un tren que ya no posee un destino. Si el paseo es agradable entonces el destino resulta secundario”, advierte el autor sobre una obra a todas luces personalísima.

Guillermo Espinosa. Entre un caos de ruinas apenas visibles. Antílope. 147 pp.

A la historia de la risa le falta su primera piedra. Nos quedan breves noticias de un pedestal; el testimonio de un hueco que, en su omisión, revela los vestigios de algo indescifrable. Entre un caos de ruinas apenas visibles, el ensayo intenta desentrañar esa incógnita, y emprende una expedición en busca de Gelos, el dios espartano de la risa. En el trayecto, el narrador evoca otras pesquisas: las que dieron sentido, esperanza y consuelo a cuatro filólogos alemanes –Ernst Robert Curtius, Wilhelm Jaeger, Erich Auerbach y Walter Benjamin–; así como recuerdos de infancia que, una vez más, relatan una historia cien veces repetida: el hallazgo de la amistad y la literatura.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.