Acusaciones de abuso, “completamente infundadas”: Keith Raniere, fundador de NXIVM
Reconoce que es "perturbador" lo expuesto por el diario "The New York Times" y la existencia de un grupo de mujeres, pero se desliga del mismo y niega violencia.
Foto: NYT

A poco más de un mes de que el diario The New York Times publicara un reportaje sobre una presunta secta que, ocultamente, maltrata a mujeres, el líder y fundador de NXIVM, Keith Raniere, aseguró que, de acuerdo con una investigación interna, “las acusaciones de abuso, coerción o daños a individuos son completamente infundadas”.

En una carta a los integrantes de dicha organización, agregó que “estas acusaciones son de lo más perturbadoras para mi porque la no-violencia es uno de mis valores fundamentales”.

No obstante, refirió la existencia de un “grupo de mujeres” el cual “no es parte de NXIVM”, cuyas participantes “se encuentran muy bien, con buena salud, contentas, prosperando, y no han experimentado coerción”.

El reportaje de NYT expone lo siguiente:

En marzo de este año, cinco mujeres se reunieron en una casa cerca de esta ciudad en el estado de Nueva York para ingresar a una sororidad secreta que, según se les dijo, se creó para empoderar a las mujeres.

Para poder ser admitidas, se les pidió que entregaran a su reclutadora —o “ama”, como debían llamarla— fotografías de ellas desnudas u otro material comprometedor, y se les advirtió que esa “garantía” podría divulgarse públicamente si revelaban la existencia del grupo.

Las mujeres, en sus treintas y cuarentas, pertenecían a una organización de autoayuda llamada Nxivm, con sede en Albany, Nueva York, y capítulos en todo Estados Unidos, Canadá y México.

Sarah Edmondson, una de las participantes, contó que le dijeron que le harían un pequeño tatuaje como parte de la iniciación, pero no estaba preparada para lo que sucedió después.

Le pidieron a cada una de las mujeres que se desnudara y se acostara sobre una mesa de masaje, mientras otras tres mujeres sujetaban sus piernas y hombros. Según una de ellas, su ama, una integrante de alto nivel de Nxivm llamada Lauren Salzman, les ordenó que dijeran: “Ama, por favor, márcame; será un honor”.

Una doctora procedió a usar un cauterizador para marcar como un herraje un símbolo debajo de la cadera, un procedimiento que duró entre 20 y 30 minutos. Durante horas, gritos y el olor a carne chamuscada llenaron la habitación.

Desde finales de la década de los noventa, aproximadamente 16.000 personas se han inscrito a cursos ofrecidos por Nxivm (pronunciado Nex-i-um), que según la organización están diseñados para traer mayor autorrealización al eliminar barreras psicológicas y emocionales. La mayoría de los participantes toma talleres; sin embargo, algunas personas se han comprometido más con Nxivm y han abandonado sus carreras, amigos y familia para convertirse en seguidoras de su líder, Keith Raniere, de 57 años y a quien se conoce dentro del grupo como “Vanguardia”.

Carta de Keith Raniere: 

Estimados Miembros,

Estoy profundamente entristecido por las recientes noticias publicadas respecto a nuestra organización, una serie de personas claves, y amigos del pasado.

Lo forma en que los medios nos representan no coincide con lo que yo se de nuestra comunidad y nuestros amigos, ni con mi experiencia de mi mismo. Sin embargo, como organización y como individuos, sentimos que era imperativo que contratáramos expertos para asegurarnos de que dichas acusaciones fueran infundadas.

Durante los últimos meses individuos altamente calificados han realizado extensas investigaciones independientes, y han concluido firmemente que las acusaciones de abuso, coerción o daños a individuos son completamente infundadas. Estas acusaciones son de lo más perturbadoras para mi porque la no-violencia es uno de mis valores fundamentales.

Adicionalmente, siento que es importante aclarar que el grupo de mujeres no es parte de NXIVM y que yo no estoy asociado al mismo. Apoyo firmemente el derecho a la libre expresión de las personas, así que lo que elija hacer este grupo de mujeres, o cualquier otro grupo social, no es asunto nuestro mientras no exista el abuso. Nuestros expertos, un psiquiatra forense de reputación internacional, psicólogos y ex-investigadores policíacos, nos comentan que las participantes de dicho grupo se encuentran muy bien, con buena salud, contentas, prosperando, y no han experimentado coerción. Lo que es más, las participantes del grupo femenino están orgullosas de lo que han creado y quieren compartir su historia. Seguramente se estarán dirigiendo a Uds. muy pronto.

El día de hoy marca nuestro primer paso hacia adelante. Sin importar que tanto seamos parte del problema, es nuestra humilde esperanza que logremos ser mucho más parte de la solución. De ahora en adelante nos comunicaremos mejor, e informaremos mejor.

Sinceramente,
Keith Raniere



Temas relacionados:
NXIVM
Sociedad
Violencia mujeres



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]