Se avecina gran turbulencia en torno a Cuba: Ricardo Pascoe en CNN
A su vez, el historiador Rafael Rojas indicó que en febrero inicia un calendario de sucesiones en Cuba y que Miguel Díaz Canel, de la nueva generación de políticos cubanos, se perfila como el nuevo líder del país.

Ricardo Pascoe, ex embajador de México en Cuba, consideró que la muerte de Fidel Castro, además de provocar una reflexión sobre su legado, “plantea problemas políticos fundamentales acerca de los distintos procesos que pueden involucrar a Cuba, Estados Unidos, México y América Latina en este momento crucial, transicional, que coincide con el inicio de la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos y un replanteo evidentemente de una relación de Estados Unidos con América Latina”.

En entrevista para Aristegui en CNN, Pascoe recordó que el presidente electo de EU ha manifestado su oposición a mantener relaciones comerciales con Cuba o México.

Apuntó que los hermanos Castro se colocaban en posturas encontradas sobre la normalización de las relaciones de la isla con la unión americana: “Cuando Fidel se presentó en la última reunión del comité central a principios de este año, él logró básicamente desautorizar la postura de Raúl, de negociación con Estados Unidos, la declaración que salió de ese comité central es digno de los años 60. Es un viejo lenguaje de guerra fría, de intransingencia, de cero a las concesiones, de no al imperialismo”

Y añadió: “Fidel tenía sus razones, sus razones eran por su legado, él siempre estaba preocupado por su legado más que por cualquier otra cosa y él sentía que aceptar ese proceso era en el fondo desautorizar su proyecto histórico, pero por el otro lado él galvanizó una capa muy importante del liderazgo cubano que incrustó en las empresas del Estado”.

Sobre esto último, el ex embajador detalló que al igual que en otras experiencias como la Unión Soviética, se está “creando una nueva casta gobernante que en realidad tiene intereses económicos muy importantes y ligados al bloqueo” y que precisamente lo que menos quieren es que la economía se abra pues tendrían que competir con empresas más eficientes de Estados Unidos y Europa”.

“Yo creo que lo que vamos a ver y lo que se avecina es una gran turbulencia política en torno a este asunto, el ajuste va a ser muy complejo, va a ser muy observado (…) pero se avecina una etapa de inestabilidad política interna en el sistema político cubano que durará el tiempo en que no se defina cuál es la ruta que van a seguir”, opinó Pascoe.

Por último, reveló que lo que está impulsando Raúl es un modelo de apertura como el de Vietnam “que les permite mantener el sistema pero abrirse en serio en la economía”.

Por su parte, el historiador del CIDE, Rafael Rojas, comentó que “no muere Fidel en el momento del descongelamiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, el momento que se ha llamado el deshielo o la normalización diplomática, si hubiera pasado eso, las tensiones hubieran sido evidentes porque como sabemos Fidel Castro las pocas intervenciones públicas que dejó en torno al proceso fueron bastante críticas, él en el verano pasado cuando cumplió 90 años animó a una corriente bastante inmovilista dentro de los medios de comunicación de la isla para que expresara dudas o reparos e incluso malestar en torno al proceso de restablecimiento de relaciones”.

Destacó que cuando el comandante Castro escribió su artículo “El Hermano Obama” en el que insinuaba que Estados Unidos seguía siendo el mismo y que el mandatario buscaba la derrota de la revolución pero “con métodos más suaves”.

“Ahora la desaparición de Fidel Castro se produce en un nuevo escenario, cuando el gobierno de Raúl Castro tiene que trazar una política hacia los Estados Unidos y la nueva administración republicana debe rediseñar su manera de conducir las relaciones con Cuba. Hasta ahora lo que hemos escuchado de Trump son meras declaraciones por cierto bastante contradictorias”, declaró.

Y un ejemplo de dicha contradicción es que a finales de los 90, el propio Trump intentó violar el embargo por medio de inversiones en moteles y casinos en Cuba.

Rafael Rojas agregó que “hay un calendario de sucesión de poderes ya programado de aquí a febrero de 2018. Raúl Castro ha insistido en que no se reelige al frente de la jefatura de la jefatura del consejo de EStado y del consejo de ministros a principios de 2018 se prevé una sucesión en favor del primer vicepresidente del consejo de Estado y de ministros Miguel Díaz Canel, que pertenece a la nueva generación de políticos cubanos”.

Opinó que también Trump cae en contradicciones cuando arremete contra Cuba, pese a que aliados de él como la Rusia de Putin son aliados de Cuba.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.