Policía de Hong Kong prohíbe protesta para evitar que violencia regrese a la calle
El Frente Civil de Derechos Humanos, organizador de las protestas antigubernamentales, indicó que la policía teme que algunos participantes cometan 'actos violentos y destructivos' como los registrados el sábado y domingo pasados cuando se registraron enfrentamientos entre activistas y elementos policiacos.

La policía de Hong Kong decidió prohibir una manifestación programada para el sábado para prevenir que se la violencia regrese a las calles y se repitan confrontaciones como las fin de semana pasado, que concluyeron con cerca de un centenar de arrestos.

“La Policía ha prohibido la manifestación de protesta masiva se llevaría a cabo el sábado 31 de agosto por preocupaciones de seguridad pública”, informó el Frente Civil de Derechos Humanos (CHRF), uno de los organizadores de las protestas antigubernamentales en el territorio autónomo chino.

En una declaración, la organización no gubernamental (ONG) indicó que la policía teme que algunos de participantes cometan “actos violentos y destructivos”, como los registrados el sábado y domingo pasados en varios distritos de la Región Administrativa Especial de Hong Kong (RAEHK).

El sábado anterior, activistas arrojaron bombas de gasolina y ladrillos a policías en distrito industrial de Kwun Tong, al este de la península de Kowloon, mientras que al día siguiente, seis oficiales fueron atacados por manifestantes violentos con palos y varillas metálicas en la frontera con la ciudad china de Shenzhen.

La policía disparó cañones de agua y descargas de gases lacrimógenos, por primera vez, contra los manifestantes, quienes arrojaron ladrillos y bombas de gasolina, destruyeron cámaras de vigilancia y causaron destrozos a varios inmuebles y comercios.

Algunos otros, bloquearon caminos, confrontaron a la Policía, atacaron a policías con ladrillos y barras de hierro, además de arrojar bombas de gasolina contra vehículos oficiales y los uniformados, quienes al verse rebasados dispararon al aire para contenerlos.

“Los manifestantes no solo llevaron a cabo incendios provocados y bloqueos de carreteras a gran escala, sino que también usaron bombas de gasolina, bolas de acero, ladrillos, postes de metal para destruir la propiedad pública a gran escala, dañar el orden social y causar daño a otros”, recordó el CHRF.

La manifestación del sábado era para recordar los cinco años de que Beijing rechazó las reformas políticas en Hong Kong, decisión que provocó el llamado “Movimiento Paraguas” de fines de 2014, cuando miles de hongkoneses tomaron las calles por 79 días, según un reporte del sitio Chanel News Asia.

Jimmy Sham, líder de CHRF, responsable de las manifestaciones más grandes que Hong Kong ha registrado en décadas, dijo en declaraciones a la prensa que apelaría la prohibición de la policía, que sin duda incitaría la ira de los manifestantes.

“Se puede ver que el curso de acción de la policía se está intensificando, y se puede ver que (la directora ejecutiva de Hong Kong) Carrie Lam no tiene intención de dejar que vuelva a la paz, sino está tratando de incitar la ira de más ciudadanos a través de sus duras medidas”, indicó.

El centro financiero chino se ha visto afectado desde hace más de tres meses por manifestaciones masivas, contra un proyecto de ley de extradición propuesto a China, aunque ahora se han convertido en un movimiento en favor de democracia.

La situación ha sumergido a Hong Kong en una crisis política sin precedentes desde que el territorio fue regresado a China por Reino Unido en 1997, tras la firma de un acuerdo, en el que China accedió a mantener ciertas libertades de los hongkoneses. (Ntx.)



Temas relacionados:
Asia
Manifestaciones





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.