Suegra de Alfredo del Mazo debe ser acusada de homicidio: Gertz Manero - Aristegui Noticias
Suegra de Alfredo del Mazo debe ser acusada de homicidio: Gertz Manero
Las omisiones que causaron la muerte de Federico se pueden resumir así: no llevar al enfermo a un hospital para que recibiera atención médica especializada cuando se deterioró su estado de salud, no darle una alimentación adecuada provocando desnutrición, no proporcionarle líquidos suficientes para evitar su deshidratación y no moverlo para evitar las úlceras o escaras que terminaron por infectar su cuerpo, particularmente su espalda baja.
Foto: Rodolfo Angulo/ Archivo Cuartoscuro

El ex secretario de Seguridad Pública Federal en el sexenio de Vicente Fox, Alejandro Gertz Manero, acusa a tres familiares de Fernanda Castillo Cuevas, esposa del gobernador electo del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, de provocar la muerte de su hermano Federico Gertz Manero para saquear sus bienes y cuentas bancarias.

Twitter: @VeritasOnlineMX

La imputación de homicidio que hace Alejandro Gertz es directa contra tres personas: Laura Cuevas Morán, madre de Fernanda Castillo y suegra de Alfredo del Mazo; Alejandra Guadalupe Cuevas Morán, hermana de la suegra; y Laura Morán Servín, madre de ambas mujeres y abuela materna de la esposa de Del Mazo.

La acusación de Gertz Manero contra las tres mujeres vinculadas a Alfredo del Mazo es por el abandono que sufrió su hermano Federico en los últimos meses de su vida, descuido que minó su salud hasta provocarle la muerte el 27 de septiembre del 2015.

El Doctor en Derecho por la UNAM también denuncia una red de encubrimiento para tratar de cuidar la imagen de Alfredo del Mazo y evitar que se haga justicia en el caso de su hermano.

Afirma que el manto protector para la suegra de Del Mazo incluye la complicidad de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y de la Jefatura de Gobierno, una constante que ha convertido a la capital del país en terreno fértil para la inseguridad.


Foto: Twitter @Enrique_MtzyMtz

La fiesta de los abusadores alrededor de un moribundo

Alejandro Gertz Manero llevaba una relación muy estrecha con su hermano Federico, a pesar de que no se frecuentaban. Hablaban de dos a tres veces por semana, pero la comunicación entre ambos se interrumpió a mediados del 2015.

Cada vez que le hablaba a su hermano, su concubina, Laura Morán Servín, así como sus dos hijas, Alejandra Guadalupe y Laura Cuevas Morán, lo negaban. Siempre estaba “ocupado”, “dormido”, “cansado” o “en el baño”, situación que preocupó al propio Gertz Manero y a su familia.

Tras varias semanas sin poder entablar una comunicación, el 24 de agosto del 2015, Gertz Manero recibió una llamada de Laura Morán Servín. La dijo que su hermano Federico agonizaba y que ese mismo día iba a recibir “los santos óleos” por parte de un sacerdote.

Sin pensarlo abandonó su oficina y se trasladó hasta el domicilio de su hermano ubicado en la colonia Lomas de Virreyes. Al ingresar se encontró con “una fiesta alrededor de un moribundo” y a una persona de 82 años en estado crítico por el abandono que sufrió los últimos meses de su vida.


Foto: Lesiones en la espalda de Federico Gertz Manero (Especial)

En el convivio con vino y bocadillos participaba toda la familia de Fernanda Castillo Cuevas, lo que indignó a Alejandro Gertz Manero.

De inmediato, se propuso salvar a su hermano Federico, por lo que solicitó el apoyo de los médicos de la Universidad de las Américas (Ciudad de México) para que le brindaran atención hospitalaria de urgencia..

Sin embargo, la labor de los especialistas fue obstruida durante cuatro días por la concubina de su hermano y sus dos hijas, incluyendo a la suegra de Alfredo del Mazo.

Las tres féminas se oponían a la colocación de sueros y sondas para el enfermo de 82 años, pese a su delicado estado de salud, al grado de que le fueron retirados los tratamientos terapéuticos autorizados por personal médico.

El estira y afloja obligó a Alejandro Gertz Manero a presentar una denuncia penal y a solicitar el apoyo de un Ministerio Público para rescatar a Federico, por lo que el 29 de agosto del 2015 se ordenó su traslado al hospital ABC de Tacubaya con apoyo de un dictamen pericial.

Dicho dictamen, firmado por el perito Luis Federico Aragón Barrientos, concluye que era urgente enviar al paciente a un centro hospitalario “para determinar su estado de salud actual y determinar cuál es su enfermedad de fondo”.

Además, el perito ordenó recabar todas las notas médicas y resultados de estudios clínicos que se le realizaron a Federico Gertz durante los meses previos, con el fin de determinar los cuidados y atención que recibió previo a su hallazgo en estado crítico.

El abandono de Federico Gertz Manero

Las acusaciones contra la suegra de Alfredo del Mazo, Laura Morán Cuevas, y su familia están formalizadas en una denuncia penal presentada ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) desde el 29 de agosto del 2015, cinco días después de que Alejandro Gertz Manero encontrara a su hermano Federico inconsciente y con heridas totalmente infectadas en gran parte de su cuerpo.

Las lesiones, conocidas como escaras, fueron corroboradas por peritajes y dictámenes médicos que forman parte de la averiguación previa que se abrió en la Fiscalía Desconcentrada de Miguel Hidalgo en contra de las hermanas Cuevas Morán y Laura Morán Servín, la concubina de Federico Gertz Manero.

El delito inicial que se imputaba a la suegra de Alfredo del Mazo, a su hermana y a la madre de ambas, era abandono de persona en agravio de uno de sus dependientes, previsto y sancionado por los artículos 156 y 157 del Código Penal para el Distrito Federal.

Tras el deceso de su hermano, Alejandro Gertz pidió al Ministerio Público local sumar los delitos de homicidio y lesiones, posibilidad que la ley contempla cuando un delito deriva en otro. Pero a pesar de las pruebas que integran el expediente, nada ocurrió con la denuncia inicial y muchos menos con el seguimiento.

Complicidades para proteger a Alfredo del Mazo y a la familia de su esposa

En entrevista con Aristegui Noticias, Alejandro Gertz Manero advierte que sólo hay una explicación para que el caso de su hermano se mantenga impune: desde el gobierno capitalino y con apoyo de la Presidencia de la República opera una red de protección para la familia de Alfredo del Mazo y su esposa Fernanda Castillo

El presunto encubrimiento a Laura Cuevas Morán y su familia no sólo es una sospecha. Gertz Manero afirma que el Subprocurador de Averiguaciones Previas, Óscar Montes de Oca, le envió un mensaje a través del abogado de su hermano: “por órdenes de mero arriba, la denuncia contra la suegra de Alfredo del Mazo jamás va a prosperar”.

Este primer mensaje, más la oferta que le hicieron para que “buscara una propuesta económica” en lugar de continuar con la demanda, prendió todas las alarmas en la familia de Alejandro Gertz Manero, quien decidió tomar las riendas del caso de forma personal.

Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro

Gertz Manero advierte que esa misma red salpica al Poder Judicial de la Federación (PJF), por lo que no ha podido proceder contra Laura Cuevas Morán, la suegra de Alfredo del Mazo ni tampoco contra Laura Morán Servín, ex concubina de su hermano.

Además, en un recurso de revisión que analiza un tribunal federal se acusa a una jueza de amparo de presunta complicidad con la Procuraduría capitalina para impedir que se ejerza acción penal en contra de las tres mujeres vinculadas con Alfredo Del Mazo y su familia.

La defensa impugnó la resolución dictada por la Jueza Quinto de Distrito en Materia de Amparo Penal, Patricia Marcela Díaz Cerda, por considerar que su fallo fue “ilegal y doloso” al ignorar decenas de evidencias que integran el expediente.

Las pruebas que no fueron analizadas, según los dichos de la defensa, abarcan un voluminoso expediente clínico, tres dictámenes periciales de la Procuraduría capitalina y cuatro retiros bancarios que las presuntas responsables realizaron a las cuentas de Federico Gertz Manero mientras los médicos intentaban salvar su vida.

Uno de esos retiros se realizó el 31 de agosto del 2015, dos días después de que el hermano de Alejandro Gertz fuera ingresado al Hospital ABC de Tacubaya.

Para sacar el dinero, Laura Morán Servín, quien fue concubina de Federico por más de 40 años, autorizó un cheque a nombre de su hija Alejandra Guadalupe por un monto de un millón 50 mil pesos.

Tres días después, el 3 de septiembre de 2015, Laura Morán Servín giró un nuevo cheque a nombre de su hija Alejandra Guadalupe por un monto de 400 mil pesos, sumando un millón 450 mil pesos en menos de cinco días.

Alejandro Gertz tiene copias de dos retiros adicionales que se hicieron en las cuentas mancomunadas que su hermano Federico tenía en el Frost Bank de McAllen, Texas. Los retiros suman 101 mil dólares americanos, equivalentes a poco más de un millón 700 mil pesos al tipo de cambio vigente en octubre del 2015, fecha de ambas transacciones.

Una vez más, Laura Morán Servín firmó los cheques y Alejandra es una de las beneficiarias.

Alejandra Guadalupe Cuevas Morán es tía de Fernanda Cuevas Castillo, la esposa de Alfredo del Mazo Maza. El priista se casó con Fernanda en febrero del 2014, una boda a la que acudió toda la clase política cercana al Presidente Enrique Peña Nieto.

Favor de no molestar a la suegra de Alfredo del Mazo

Los esfuerzos por salvar la vida del hermano mayor del ex Secretario de Seguridad Pública Federal están documentados en un expediente clínico de 400 páginas, los cuales dan cuenta de las lesiones e infecciones en la piel que padecía Federico Gertz Manero por la falta de movilidad y el evidente abandono en el que vivía.

Una de esas lesiones, conocidas como escaras, atravesaba por completo la espalda del afectado y la infección que se produjo alrededor de la misma, fue una de las causas de muerte por caro cardíaco, de acuerdo con los peritajes del expediente.

El historial clínico también arroja que Federico Gertz sufría desnutrición avanzada, deshidratación, principios de neumonía, altos niveles de anfetaminas en el torrente sanguíneo y restos químicos por el suministro de dos medicamentos controlados ( Risperdal y TIM ASF) que se usan para atender trastornos psiquiátricos graves como la esquizofrenia.

En el expediente hay otros dos peritajes médicos firmados por el doctor Federico Aragón Barrientos, uno emitido el 19 de diciembre del 2015 y otro elaborado el 4 de febrero del 2016, los cuales coinciden en sus conclusiones: la muerte de Federico Gertz Manero “sí fue derivada de una omisión de cuidados por las personas encargadas” de su integridad

Las omisiones que causaron la muerte de Federico se pueden resumir así: no llevar al enfermo a un hospital para que recibiera atención médica especializada cuando se deterioró su estado de salud, no darle una alimentación adecuada provocando desnutrición, no proporcionarle líquidos suficientes para evitar su deshidratación y no moverlo para evitar las úlceras o escaras que terminaron por infectar su cuerpo, particularmente su espalda baja.

A pesar de estas conclusiones, la suegra de Alfredo del Mazo, Laura Cuevas Morán, nunca fue llamada a declarar por la Procuraduría capitalina, mientras que sí lo hicieron su hermana Alejandra Guadalupe y su mamá Laura Morán Servín.

El argumento del Fiscal Desconcentrado en Miguel Hidalgo, Alejandro Emmanuel García Miranda es que no querían generarle un acto de molestia a la madre de Fernanda Castillo Cuevas, esposa de Alfredo del Mazo.

Las constancias médicas del expediente tampoco fueron tomadas en cuenta y dos ministerios públicos bajo el mando del Fiscal Desconcentrado, José Luis Bolaños Macías y José Octavio Vélez Castro, determinaron en abril del 2016 no ejercitar acción penal en contra de la suegra de Alfredo del Mazo.

Gertz Manero se ha inconformado dos veces con la resoluciones que exculpan a Laura Cuevas Morán y su familia de la muerte de su hermano Federico, pero todavía tiene puede ganar la batalla en el Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal que tiene pendiente de resolver el amparo en revisión que promovió el pasado mes de junio.

A casi dos años de la muerte de su hermano, el abogado ve “dilaciones inadmisibles” en justicia, retrasos que fueron coincidentes con el proceso electoral del Estado de México y que a su juicio, tenían el propósito de no afectar la imagen del candidato priista, Alfredo del Mazo, mientras competía en los comicios para gobernador.

Federico Gertz Manero: el padre de la contabilidad mexicana

Federico Gertz Manero tenía una modesta fortuna producto de su profesión como contador público y abogado contable o fiscalista. Doctor en Derecho y Maestro en Administración Pública, fue socio fundador del Colegio de Contadores Públicos de México, del Instituto Mexicano de Contadores Públicos y de la Barra Mexicana de Abogados.

Autor de los libros “Origen y Evolución de la Contabilidad” e “Historia Antigua de la Contabilidad”, Federico Gertz nombró a su hermano Alejandro como albacea de sus bienes y propiedades. Por esa razón, el ex titular de Seguridad Pública Federal logró documentar el saqueo a las cuentas bancarias de su consanguíneo.

Desde que encontró a Federico en estado agonía, Alejandro Gertz Manero se comprometió a dar la lucha por castigar a quienes abusaron de él, pero no previó la red de protección a la que que se iba a tejer alrededor de la suegra de Alfredo del Mazo

Ahora advierte que está acostumbrado a luchar contra el abuso de poder y que agotará su batalla jurídica hasta que logre obtener justicia para su hermano.

Otros casos de presunto abuso: José Luis Cuevas y Nelly Campobello

El Código Penal Federal establece como delito el abandono de personas enfermas y lo castiga con hasta cuatro años de prisión, más una pena adicional si el abandono deriva en lesiones o muerte.

Este mismo delito fue denunciado por las hermanas Mariana, Ximena y María José Cuevas en contra de Beatriz Bazán, la última pareja de su padre el pintor José Luis Cuevas.

También recuerda el caso de la bailarina Nelly Campobello, considerada uno de los íconos culturales más importantes del siglo XX en México. La bailarina fue apartada de la sociedad por dos compadres, Claudio Niño Cienfuentes y María Cristina Belmont, quienes se apoderaron de su archivo histórico, incluyendo telones pintados por José Clemente Orozco, joyas y libros.



Temas relacionados:
Sociedad



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]