Cancelar el NAIM atentaría contra inversión extranjera en el país: Directora de Coparmex
Problema de la filtración de agua podría atenderse con buena ingeniería; el plan de conectividad, basado en automóviles o autobuses, no es eficiente: Maite Ramos
FOTO: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO / Archivo

Ante el debate que atañe a la construcción o la pausa de la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM), Maite Ramos, directora de la Comisión de Movilidad de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la Ciudad de México, resaltó que es muy difícil la cancelación del proyecto “en este momento”, debido a que detener una obra con más del 30 por ciento de avance, costaría más de 100 mil millones de pesos y, añadió, también atentaría contra el principio de garantía o certeza de inversión.

Ello, dijo, podría traer repercusiones muy fuertes en materia de inversión para el país, sobre todo extranjera, y “eso es un tema que preocupa”.

Respecto a los temas de seguridad y mantenimiento en el NAIM, la directora señaló que falta un nuevo aeropuerto en la capital y, si se revisan las distintas alternativas, todas tienen pros y contras; la decisión “técnica”, enfatizó, se tomó respaldada por estudios, “con el tema de pistas y demás”.

Pero, reconoció, existe un serio problema con el suelo del aeropuerto por el tema de la filtración de agua y,”no sé cómo estén pensando resolverlo, pero con un tema de buena ingeniería pudiera atenderse”.

Sobre la movilidad del nuevo aeropuerto, expuso que la conectividad la están basando a través de vías de transporte para automóviles o autobuses, y eso no es un modo eficiente.

“Hay un retraso enorme en el tema de conectividad ferroviaria. Había proyectos distintos, como un tren de levitación magnética que se propuso, lo cierto es que al día de hoy no hay un proyecto final y vamos tarde, ya tendría que estarse trabajando en él”, detalló.

 

Sheinbaum y su teleférico capitalino

Sobre el teleférico del que ha hablado la próxima jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, Ramos indicó que es una buena opción, sólo si cuenta con cinco criterios: problemas de movilidad, pendiente (que sirva para conectar a las áreas altas), alta densidad (porque necesita la gente moverse), alta marginación, y velocidad del viento.

Las zonas que se está planteando conectar cumplen en su gran mayoría con esos requerimientos, pero se tiene que ver cuál ha sido el gran éxito del teleférico o el telecable. El que funciona mejor, el de Medellín, Colombia, tuvo éxito no por el simple hecho de colocar el cable aéreo, sino por la integración, aseguró.

“Todas las líneas del teleférico se integran con el Metro. Si tú vas a bajar a la gente de las zonas altas para dejarlas en tierra de nadie, o donde a ver si pasa el micro, o no están conectadas, fácilmente vas a tener una estrategia incompleta. Es lo que pasa con el teleférico del Estado de México“, concluyó.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.