El incierto futuro de editorial Praxis: de la corrupción a la pasividad de las autoridades
Su fundador Carlos López argumenta que fue despojado indebidamente de sus pertenencias por la inmobiliaria Abec.
(Editorial Praxis).

El futuro de editorial Praxis es incierto. Fundado hace casi 35 años, el sello creado por Carlos López está en medio de un litigio irregular y de pronóstico reservado.

El promotor cultural y escritor llegó al inmueble de Doctor Vértiz 185 en 1982, cuando la dueña era Carmen Gabriela Silva Ruiz. Tras su muerte sus sobrinos se hicieron de la construcción, dentro de la cuál, López ocupaba seis departamentos utilizados como vivienda y oficinas.

El conflicto comenzó en 2014, cuando inmobiliaria Abec comenzó la construcción de una torre de condominios en el predio 189 de Dr. Vértiz, en la Ciudad de México.

“Editorial Praxis y Carlos López rentaban seis departamentos del inmueble ubicado en Dr. Vértiz 185, en la Colonia Doctores, desde hace más de treinta años”, explica a Aristegui Noticias, Héctor Arce, abogado de Carlos López.

Los dueños de la construcción eran los hermanos Silva Ruiz. En octubre de 2014, Rómulo, uno de los arrendatarios y amigo del editor, le ofreció los departamentos. Ambos acordaron un precio de 600 mil pesos y pactaron la transacción, “incluso a cuenta se tomaron algunos préstamos realizados por Carlos López, quien dejó de pagar renta, pues todo era a cuenta de la compra”.

El fundador de Praxis buscó asesoría con Héctor Arce y al indagar descubrieron que el acuerdo era un engaño. “La oferta era de todo el inmueble y no sólo de los cuatro espacios ocupados por Carlos, por supuesto, él no podía pagarlo totalmente”.

Al poco identificaron juicios de arrendamiento promovidos en contra de Carlos López; los hermanos Silva Ruiz solicitaban la desocupación de los departamentos. Entre noviembre y diciembre de 2015, recibió la notificación de tres juicios levantados en el Juzgado 40, para los cuales hicieron valer el compromiso de compra-venta, llamando incluso a los copropietarios. El caso quedó en el limbo. Tiempo después descubrían que había un juicio más interpuesto en el Juzgado 44 del cual no fueron notificados.

Demolición y saqueo

A mediados de junio y julio de 2015, se registraron los primeros trabajos de demolición en la parte posterior del inmueble a cargo de la inmobiliaria Abec, compradores del espacio a los hermanos Silva Ruiz. “Carlos nos consulta y se genera una puesta a disposición del Ministerio Público de las personas encargadas de la demolición, es entonces cuando llega Inmuebles Abec y exhibe la licencia de demolición No. 6/06/095/ 2015, expedida por la delegación Cuauhtémoc porque supuestamente el inmueble estaba completamente desocupado”. Héctor Arce y su equipo promueve un juicio de amparo, toda vez que el documento era indebido, pues el inmueble no estaba desocupado.

López ganó el amparo para que no derrumbaran las áreas a su cargo. Incluso se realizó una inspección ocular, pues Abec alegaba que el editor se había metido de manera furtiva al inmueble, cosa que fue imposible de demostrar ya que al interior de los departamentos se encontraban las máquinas que durante años han sido utilizadas para la manufactura de libros.

Lejos de ceder, en 2015, Abec inició un juicio en el Juzgado 71 civil de usurpación y entrega del inmueble. Carlos López se enteró de su existencia hasta 2016 y por medio de unos edictos. “Cuando nos dieron el amparo, Inmuebles Abec siguió demoliendo”, señala Héctor Arce y añade que, una vez ganado el recurso, el juez ordenó a las autoridades de la delegación Cuauhtémoc que colocaran sellos que avisaran sobre la cancelación de los trabajos de demolición.

“Entonces Inmuebles Abec en contubernio con la delegación colocaron unos sellos en el departamento de Carlos, de modo que a la mañana siguiente cuando abrió la puerta de su casa desprendió uno”. Afuera lo esperaban un abogado de la inmobiliaria y una patrulla. Lo detuvieron por veinte horas acusado de violación de sellos oficiales.

Mientras estuvo detenido Carlos López fue presionado para que entregara los departamentos. Veinte horas más tarde y después de una inspección judicial recuperó su libertad. Por medio del Instituto de Verificación Administrativa se constata que los sellos no fueron colocados en los lugares indicados. Si bien, el promotor cultural quedó libre, la inmobiliaria no recibió sanción alguna.

Debido a las presiones y amenazas el editor dejó su departamento, pero sin sacar sus cosas y sin cambiar el domicilio fiscal de Praxis. Inmuebles Abec, relata el abogado, expone la caída de una barda por la parte posterior del departamento de López y, por tanto, argumenta, es necesario sacar sus cosas para preservarlas. “El juez les niega la autorización, pero aun así ellos sacan sus cosas. Un domingo por la mañana una vecina se percata de que estaban sacando sus libros. Carlos nos habló y nos trasladamos al lugar, donde efectivamente había un camión cargado de libros. Ya no estaba la maquinaría ni las demás pertenencias. El transportista reconoció que desde hacía días estaban sacando las cosas”.

Arce inició una nueva carpeta ahora por robo. La inmobiliaria Abec, a través de su abogada Eloisa Cruz aseguran contar con la orden de un juez, “es así que nos enteramos de un juicio iniciado en el Juzgado 71. Nos apersonamos en el juzgado y descubrimos que la autorización no existe, pero para entonces ya habían desocupado el inmueble por la parte de atrás del número 189 del predio del cual ya tenían posesión”.

El abogado Héctor Arce señala que a lo largo del proceso la inmobiliaria se ha dedicado a corromper a las autoridades.

Abuso de poder

Carlos López fundó Praxis hace 35 años. Su catálogo incluye a poetas como Adonis, Otto Raúl González, Saúl Ibargoyen, Miguel Ángel Muñoz y Carlos Illescas, entre muchos otros. El editor denuncia que la firma está en indefensión absoluta. “Ya destruyeron el edificio y mis bienes siguen desaparecidos. Se robaron mi biblioteca personal, el acervo editorial, la pinacoteca, las máquinas, mis muebles”.

En entrevista advierte que la demanda de robo está detenida. “Abec niega el robo. Nosotros presentamos testigos, videos, fotos del operativo. No ha habido ningún avance. Esto fue en octubre de 2016, la inmobiliaria argumenta que no fueron ellos. Es increíble lo que hicieron en contubernio con la autoridad”.
El editor buscó el apoyo del gobierno de la Ciudad de México. Se realizaron unas mesas de negociación moderadas por la Secretaría de Cultura capitalina, dirigida por Eduardo Vázquez. “Todo se quedó en palabrerías, el titular de la secretaría envió a un representante que le dio la razón a Abec. Nos dicen que es un problema entre particulares, pero no lo es desde el momento en que la autoridad entregó una licencia irregular de demolición. El proceso jurídico está viciado”.

Carlos López reconoce que en dos ocasiones Abec le ha ofrecido acuerdos económicos. “Al principio me ofrecieron sesenta mil pesos y después doscientos mil, obviamente lo rechazamos porque una cantidad irrisoria de acuerdo al daño económico que me han ocasionado. Me dejaron sin mi fuente de trabajo, pero no pudieron porque Praxis sigue, aunque no tenga oficina”.

Detalla que tan solo la pinacoteca, que incluye obra plástica de artistas como Ráfols Casamada, Esteban Vicente, Rafael Canogar, Tamayo, Carlos Mérida, José Luis Cuevas, Francis Alÿs y Roger Von Gunten, entre otros, “debe estar valuada entre 50 y 80 millones de pesos”.

Pasividad de las autoridades

En octubre de 2015, el asambleísta capitalino por Morena, Alfonso Suárez del Real, promovió un punto de acuerdo para garantizar la existencia de editorial Praxis.

“Entonces solicitamos al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, con base en la Ley de Salvaguarda del Patrimonio Cultural de la Ciudad, su intervención en el entendido de que una editorial es un instrumento de promoción y difusión de las ideas, además de una empresa. A pesar de este razonamiento y de haber demostrado que el Invea había actuado con dolo al clausurar el departamento del predio 185 y no del 189, como lo había solicitado un juez, no se hizo absolutamente nada porque en esta ciudad la autoridad privilegia el negocio sobre la cultura”.

El diputado local considera que es posible aplicar un esquema similar al que se estableció para la Librería de Madero, espacio que abandonó sus instalaciones en la calle de Madero, para ocupar un lugar aportado por el gobierno capitalino en las calles de Isabel La Católica y San Jerónimo, también en el Centro Histórico. “Si bien es un problema entre particulares hay situaciones que competen a la autoridad. A mí lo que me indigna es la inacción de la jefatura de gobierno ante la argumentación, el sustento jurídico y la solución práctica, para ayudar a Praxis a ubicarse en un espacio en la misma Colonia Doctores. No vayamos muy lejos, el gobierno tiene en la calle Héroes 150, el Hotel Posada del Sol, recinto que además tiene catorce murales y el teatro Sor Juana Inés de la Cruz que sirve llanamente como foro de filmaciones”.

Para el abogado Héctor Arce, el conflicto compete tanto al gobierno local como a la delegación encabezada por el morenista, Ricardo Monreal. “Cuando llegó Monreal, su gente le ofreció apoyo a Carlos, incluso reconoció que la administración anterior había obrado de manera indebida al haber otorgado la licencia de demolición”.

Suárez del Real en tanto, concluye que la solución está en manos del gobierno capitalino. “Corresponde al Jefe de Gobierno, es una decisión política la que se debe de tomar ante un problema entre particulares. Tiene las facultades en conformidad al estatuto de gobierno y la Ley Orgánica de la Administración Pública de generar la misma opción que se aplicó para la Librería Madero. Sólo hace falta voluntad política”.

En los próximos días se espera que Carlos López haga un anuncio importante sobre el estatus del caso y de editorial Praxis.

*Para la realización de este reportaje se buscó en repetidas ocasiones a la abogada de Inmobiliaria Abec, Eloisa Cruz, sin poder concretar un encuentro.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Gobierno del DF
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]