El PRI con una mano pacta y con otra compra el voto: Denise Dresser
Los analistas de la Mesa Política de Noticias MVS hablaron este lunes sobre los nuevos compromisos adquiridos por gobierno y partidos en el Pacto por México, y la necesidad de poner fin al uso de programas sociales para apoyar campañas electorales.

Los partidos que suscribieron el Pacto por México exhiben una contradicción: Por una parte se comprometen a impulsar reformas en acuerdo con el gobierno de Enrique Peña, y por otra son adversarios electorales.

“Al final del día son adversarios electorales, competidores políticos y para eso están, para acceder al poder, tratar de conservarlos, y el Pacto por México va en contra del sentido de competencia de los partidos”, advirtió esta mañana la analista Denise Dresser durante su participación en la Mesa Política de Noticias MVS primera emisión, al lado de Sergio Aguayo y Lorenzo Meyer.

Los tres analistas centraron su discusión en el contenido del acuerdo anunciado esta madrugada entre el gobierno federal y los partidos PRI, PAN y PRD, dentro del llamado Pacto por México, para blindar los procesos electorales locales del próximo 7 de julio en varios estados del país.

El acuerdo fue anunciado diez días después de que el PAN destapó el Caso Veracruz, al denunciar y presentar  pruebas de  que funcionarios federales, adscritos a Sedesol,  y representantes del PRI en Veracruz trabajaban en la integración de una red electoral para que ese partido gane los comicios de julio. Antes estos hechos, el PAN puso en duda su permanencia dentro del Pacto por México.

El refuerzo del Pacto

Dresser,  Aguayo y Meyer comentaron el documento del Pacto por México que, entre otros,  establece criterios que normarán el perfil de los delegados del gobierno federal en los estados, y de las dependencias responsables de operar programas sociales.

La Mesa Política subrayó la importancia de la sociedad civil en la vida política del país y su papel en la vigilancia de los procesos de las instituciones y de los partidos. Sin embargo, Lorenzo Meyer enfatizó que el IFE es la única instancia con facultades para actuar ante irregularidades en el proceso electoral.

Los efectos del #CasoVeracruz

Sobre la situación crítica para el gobierno de la república por la denuncia penal de Acción Nacional por un conjunto de grabaciones de funcionarios del PRI a nivel estatal que se organizaron para la movilización de recursos públicos, el llamado Caso Veracruz.

Dresser  estimó que este escándalo revela lo que el PRI piensa respecto al Pacto por México: “Con una mano pacta, tiende el guante blanco de la política consensuada, y con la otra mano instrumenta estrategias para comprar el voto, lo que revela su naturaleza real”.

Sergio Aguayo recalcó que “es positivo que el Pacto por México siga, por las reformas que se han consensuado, pero es malo que se siga festejando la impunidad”.

Agregó:  “No dudo de la buenas intenciones que tienen los partidos  pero me parece poco realista la propuesta de acudir a la sociedad civil para que los vigile… Lo que ahora el Pacto le pide a la sociedad que haga, es lo que las autoridades debieran hacer desde siempre”.

Los analistas coincidieron en que “el Pacto no trata el fondo del problema de la cultura de la compra y coacción del voto, y de la corrupción”.

Por su parte, Lorenzo Meyer dijo que en el tema de la corrupción federal y estatal, y el uso de recursos públicos para campañas electorales hay mucho de por medio: “desde el principio de la vida independiente de México las elecciones han sido dudosas, y hemos llegado al siglo XXI y el problema histórico no lo hemos podido resolver”.

Meyer afirmó también que “el PRI está funcionando de nuevo como partido de Estado, y un buen ejemplo es el estado de Veracruz, donde el partido y el poder ejecutivo funcionan simbióticamente”.

El historiador usó como ejemplo una instancia federal: “…hay una secretaría de Hacienda priista que pretende investigar al mismo PRI”,dijo.

Meyer advirtió  también que la forma de gobernar del presidente  Peña Nieto es “voy derecho y no me quito y también es un gobierno de  intento y error”, como ocurrió con sus argumentos en los casos Atenco e Ibero.

Finalmente,  Meyer resumió que la política que se sigue en México es:   “Si no me lo descubren, se hace política… si me lo descubren, entonces doy dos pasitos para adelante y uno para atrás”.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]