Sexenio de EPN es “la tumba” de la alternancia: Madero; se pasó del ‘mexican moment’ a la desilusión: Zambrano
Ambos políticos coincidieron en que casos como el de 'la casa blanca' y la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa marcaron la actual administración.

El sexenio de Enrique Peña Nieto es “la tumba de todo un proceso fallido de una alternancia tímida, equivocada y excluyente”, afirmó el senador del PAN, Gustavo Madero. 

“La soberbia y la corrupción de su régimen nos llevó a un proceso electoral que acabó con el sistema de partidos políticos como lo conocemos; la irritación y la frustración de la gente genera este empoderamiento de Andrés Manuel (López Obrador) y la concentración del poder regresando como hace 20 o 30 años”, dijo en #AristeguiEnvivo.

Añadió que este sexenio tuvo todas las condiciones de lograr una transformación porque había voluntad en los partidos de oposición para profundizar en los cambios que se necesitaban, pero “las dilapidó con su soberbia”.

“Hay que separar en dos actos: el primer año de Enrique Peña Nieto, y el resto, cuando empieza con la casa blanca y AyotzinapaFallamos los partidos políticos, fallamos los medios de comunicación y no generamos una alternativa de construcción de futuro ante esta transición lerda, costosa, lastimosa y tardía en la que México todavía está rumiando. Nuestra transición sigue inacabada y este es un reflujo hacia donde estábamos“, añadió.

Por su parte, el expresidente del PRD, Jesús Zambrano, señaló que el sexenio de Peña Nieto pasó del ‘mexican moment’, en la firma del pacto por México, a la desilusión, con la mancha de la corrupción, que surgió con la casa blanca, y la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa, en Iguala.

“Lamentablemente, las grandes e importantes transformaciones, reformas que se dieron en el sexenio, fueron borradas por la incapacidad y la complicidad del presidente Peña para enfrentar la corrupción, y desde luego, con el incremento de la inseguridad.

“Terminó decepcionando a todo mundo, ahí están los resultados de las decisiones y de las encuestas, y lamentablemente, quienes fuimos de buena fe (a firmar el Pacto por México) pensando en el interés del país, terminamos siendo calificados por la sociedad como parte de los mismo”, abundó.

Si bien dijo el PRD es corresponsable por lo que firmó, rechazó que haya respaldado la Reforma Energética.

Nosotros no firmamos el cobijo a la corrupción, no firmamos que se elevaran los índices delictivos en el país. Entonces terminamos pagando justos por pecadores”, añadió.






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.