opinión*
“Insolencia premiada”, artículo de Araceli Damián sobre Luis Miranda
por Araceli Damián
(Fotos: Cuartoscuro / Twitter @_AraceliDamian)

El lamentable comportamiento de Luis Miranda, Secretario de Desarrollo Social, durante su comparecencia ante las Comisiones Unidas de Desarrollo Social y Fomento Cooperativo en la Cámara de Diputados fue premiado por Peña Nieto, incluyéndolo en el Consejo Político Nacional del PRI, lo cual retrata fielmente al Presidente.

Miranda mostró en muy pocas horas total ineptitud para el cargo. No sólo fue evidente su desconocimiento de la materia que dirige, sino que reveló desinterés para informarse.Tan mal preparado iba que, a pesar de jactarse de ser “operador” político de Enrique Peña Nieto, no procuró documentarse sobre el perfil de las y los legisladores de oposición, para estar preparado ante sus posibles cuestionamientos.

Desde un inicio mostró desdén hacia el legislativo. Ni siquiera iba preparado para entender los datos contenidos en la presentación de Power Point que alguien elaboró para él, mucho menos para dar respuesta a las preguntas y críticas de los legisladores. Creyó que con frases cliché como “me parece que es muy sencillo venir a decir lo que es la pobreza y escucharla desde el fondo de su carro a través de la radio”, podía hacer frente a los cuestionamientos sobre su desempeño y sobre la tragedia que vive México en materia de pobreza.

Es altamente cuestionable que a tres meses de estar en el cargo desconozca las características del principal programa federal de lucha contra la pobreza, el Prospera (antes Oportunidades/Progresa), que opera desde 1997. En vez de mostrar un poco de humildad, sus respuestas fueron arrogantes y groseras.

Así, ante mi cuestionamiento sobre si acaso sabía “qué modificaciones tiene que hacer al Prospera”, ya que, con tanto viaje podía imaginar que desconocía las evaluaciones internacionales que han demostrado que los programas focalizados de transferencias monetarias condicionadas (PTMFC) como el Prospera, no han reducido la pobreza. Miranda me respondió:“mire, cuando aprenda un poco de Prospera va a entender que no son transferencias condicionadas”, mostrando que no saber (y que no entiende el significado) que tienen el hecho de que los hogares pueden perder el apoyo monetario si sus hijos no van a la escuela o los niños y mujeres no asisten a las citas médicas. Ignora, pues, lo que es una condicionalidad. Pero bueno, como ya se ha señalado con amplitud en varios medios, esa no fue su peor respuesta ante mis críticas.

Más allá de eso, es preocupante la ignorancia y actitud de oídos sordos, no sólo de Miranda, sino del gobierno federal en su conjunto. Los problemas de diseño del Prospera vienen desde su origen como Progresa en 1997.

La poca efectividad del diseño de Prospera fue señalada desde el inicio de la puesta en marcha del programa por parte de Julio Boltvinik, quien planteó claramente que la apuesta a la superación de la transmisión intergeneracional de la pobreza, a partir de la “inversión” en “capital humano” (educación, salud y alimentación), sin un correlato de crecimiento económico y generación de empleos, era la “crónica de un fracaso anunciado”. Los tecnócratas neoliberales hicieron una extrapolación mecánica del hecho de que quienes obtienen más ingreso(en un año dado) tenían mejor educación y salud. Supusieron que, al mejorar entre los más pobres estos componentes desde la infancia, saldrían dela pobreza, sin importar la promoción del empleo y el acceso efectivo a un conjunto amplio de servicios públicos que satisfacen algunas necesidades humanas básicas, por una vía no monetaria-

Los panistas (sobre todo con Fox, porque a Calderón no le interesó la pobreza), con asesores que provenían de los organismos internacionales (Banco Mundial e Interamericano de Desarrollo) hicieron hasta lo imposible por demostrar que las supuestas bondades del principal programa de transferencias monetarias condicionadas (PMTC), el entonces Oportunidades, eran ciertas. Tal fue su empeño que, en 2005, ocultaron la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, que mostraba un aumento de la pobreza rural, donde se concentran los beneficiarios del programa. Afortunadamente un medio la filtró, por lo que pudimos mostrar (Julio Boltvinik y una servidora) el evidente fracaso del programa.

No entiendo qué otra evidencia requieren nuestros gobernantes para cambiar la estrategia de lucha contra la pobreza extrema, pues los datos son contundentes: según CONEVAL, la pobreza por ingresos no cambió entre 1992 (53.1%) y 2014 (53.2%), misma conclusión a la que llegamos Boltvinik y yo, al ubicar ésta en 76.0%y 76.2%, respectivamente.

La ineficacia de los PTMFC es reconocida a nivel mundial y; la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) ha publicado recientemente (2015) que las “evaluaciones de las trayectorias laborales de los destinatarios del… Oportunidades (antes denominado Progresa) de México… muestran que el programa ha tenido un impacto limitado y poco significativo en la movilidad ocupacional intergeneracional desde su implementación. El principal resultado fue aumentar el nivel educativo de los destinatarios, pero la falta de oportunidades productivas y laborales, en especial en áreas rurales, no ha permitido mejorar significativamente su condición social.”

Este texto es citado por Pablo Yanes, Coordinador de Investigaciones de la sede subregional de la CEPAL en México, en su artículo “¿De las transferencias monetarias condicionadas al ingreso ciudadano universal?“, recién publicado, en la revista Acta Sociológica. Después de analizar los distintos problemas que enfrenta el Prospera, incluyendo su mal instrumentado componente productivo, el autor nos dice que después de dos décadas de ejecución de los PTMFC “su apuesta central (más capital humano-mejores empleos-mayores ingresos) no se está cumpliendo y existen serias interrogantes sobre el alcance y resultados,” recomendando implementar, en su lugar, el ingreso ciudadano universal.

Por todo ello exhorto al gobierno no únicamente cambiara su secretario de desarrollo social, sino también el carácter focalizado y condicionado del Prospera, empezando por las comunidades rurales.

Araceli Damián

Es Profesora-Investigadora con licencia del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Es Doctora en economía urbana por la Universidad de Londres, Inglaterra. Es Diputada Federal por Morena y preside la Comisión de Seguridad Social en la Cámara de Diputados.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.




    Contenido Relacionado


  1. ¿Cómo colocó la diputada Damián contra las cuerdas a Luis Miranda?
    noviembre 26, 2016 11:06 am
  2. Diputadas del PRD, Morena y PAN exigen renuncia de Miranda, por ofensa a Araceli Damián (Video)
    noviembre 24, 2016 3:11 pm
  3. “No estudié psiquiatría para entenderla”, espeta Luis Miranda Nava a diputada (Video)
    noviembre 24, 2016 7:35 am
  4. ¿Quéeee? (Video)
    noviembre 26, 2016 10:04 am
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]