El medio ambiente en las plataformas electorales (Artículo)
"Los graves problemas de las costas y mares están ausentes en las tres plataformas", señala.
Foto: Elizabeth Ruiz/ Cuartoscuro

Por: Leticia Merino

El deterioro ambiental del país agrava las condiciones de pobreza y precariedad de millones de mexicanos y compromete seriamente el futuro. Sin embargo, al medio ambiente se le suele dar una importancia secundaria, limitada a la protección de especies exóticas y a la inauguración de nuevas ANP… hasta que las crisis estallan. La atención gubernamental deja mucho que desear cuando los afectados son los ciudadanos socialmente más vulnerables.

Las plataformas de las coaliciones que compiten por la presidencia no son la excepción de esta tendencia. La gravedad de los problemas ambientales demanda de los candidatos propuestas serias, planteadas con claridad e inteligencia, las cuales esperamos conocer en las próximas semanas.

Detener y revertir el deterioro ambiental requiere algo más que ideas sueltas: amerita la comprensión de estos procesos desde perspectivas interdisciplinarias que se traduzcan en políticas públicas transversales, descentralizadas y flexibles, cuya implementación implica enfrentar intereses poderosos.

Es importante que candidatos y coaliciones se propongan abordar el tema de manera integral, incorporando políticas que van más allá del ámbito de la Semarnat (institución prácticamente desmantelada en la presente administración).

Para avanzar en ese camino, en este artículo comparto un breve análisis de lo que las plataformas de las coaliciones dicen sobre algunos de los temas esenciales en materia de medio ambiente:

Sobre el tema del agua, la coalición Por México al Frente (PMF) se limita a proponer detener la sobre-explotación y contaminación de acuíferos. Todos por México (TM) plantea desarrollar una política para el manejo sustentable de las cuencas con participación social… contraria a la gestión depredadora y autoritaria que PRI y el Verde (partidos de dicha coalición) han mantenido en esta administración.

También propone consumo racional, mantenimiento y construcción de infraestructura hidráulica, mecanismos de captación y potabilización. Juntos haremos historia (JHH) no aborda el tema. Las plataformas pasan por alto la marcada desigualdad en el acceso al agua entre regiones, sectores productivos y sociales, en detrimento del derecho humano al agua; además, deben incorporar los temas de falta de la baja calidad de las aguas superficiales, el manejo de aguas residuales, las aguas subterráneas, los impactos sociales y ambientales de mega-proyectos agro-industriales, extractivos, turísticos e inmobiliarios; la injusticia del sistema de concesiones y la ausencia de monitoreo y cobro a usuarios por parte de Conagua.

En materia de biodiversidad y bosques, TM propone combatir la deforestación, promover el manejo forestal, expandir las ANP y la protección de animales. PMF que la explotación de los recursos naturales de pueblos y comunidades sea sostenible y los beneficie. Temas ausentes: las consecuencias de la expansión de la gran minería en ANP y bosques a partir del gobierno de Calderón; la pérdida de la agro-biodiversidad y diversidad genética por el predominio de corporaciones agro-industriales; agro-industria y minería como causantes de la deforestación y los importantes logros de las iniciativas comunitarias de manejo forestal y conservación, pese al limitado apoyo oficial. JHH no aborda hasta ahora estos temas

Los graves problemas de las costas y mares están ausentes en las tres plataformas. Urge trabajar en torno a: la estructura desigual del sector pesquero luego de años de políticas centradas en favorecer la pesca industrial, la sobre-pesca y agotamiento de pesquerías y la contaminación de los mares por agroquímicos de la agricultura, hidrocarburos, plásticos y micro-plásticos.

La política energética debe basarse en mantener el punto de equilibrio entre el aumento de la capacidad de refinación y el riesgo de invertir en tecnología que resulte obsoleta en pocos años y en emprender una acelerada transición energética para enfrentar el cambio climático. JHH propone la autosuficiencia energética como tema de seguridad nacional a partir del uso de hidrocarburos, invirtiendo en rehabilitación de refinerías existentes y en la posible construcción de nuevas refinerías. TM y PMF platean impulsar energías limpias, a partir del desarrollo tecnológico propio, esta última coalición enfatiza la necesidad de que México cumpla con sus compromisos internacionales de reducción de emisiones. Ninguna menciona la necesidad de analizar la extracción de gas lutitas (impulsado durante el gobierno de Peña), que tiene graves efectos sociales y ambientales irreversibles.

Los proyectos extractivos, en particular la minería a cielo abierto, son una fuente central de destrucción y conflictos ambientales. JHH propone continuar con esta actividad, aunque sujeta a la consulta de las comunidades y basada en el cuidado al medio ambiente. PMF propone el consentimiento libre e informado de las comunidades como requisito para la realización de estos proyectos. TM no se refiere a este tema.

La política agropecuaria ha pauperizado a los pequeños productores, lo que se suma al deterioro de más del 50% de los suelos y los avanzados procesos de desertificación, procesos que junto al monopolio de las transnacionales agroalimentarias han llevado a la pérdida de seguridad alimentaria. TM propone apoyar a los pequeños productores de forma sustentable y reconocer el derecho a la alimentación, JHH plantea recuperar la seguridad alimentaria a partir del incremento de la productividad. PMF no toca el tema.

Atender los problemas ambientales y asegurar la viabilidad de un futuro digno para las próximas generaciones de mexicanos requiere voluntad política, conocimiento y creatividad, así como políticas transversales, basadas en la participación social informada y efectiva, la descentralización democrática de recursos y capacidades, con contrapesos sociales, transparencia y rendición de cuentas. La política ambiental debe asumir como eje revertir la marcada inequidad social en el acceso a los bienes ambientales que hoy caracteriza a la sociedad mexicana.



Temas relacionados:
Medio Ambiente
Opinión
Sociedad



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.