Profeco investiga carestía de productos… en cárceles; la denuncian tres capos
Independientemente de su condición y de las circunstancias en las que participan como consumidores, cuentan con el manto protector de la ley, dijo la Procuraduría.
(Foto: Archivo Cuartoscuro).

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) investiga la denuncia de tres capos del narcotráfico recluidos en penales federales, quienes junto con decenas de internos protestaron por los altos precios de Cheetos, Doritos y más comida chatarra.

La denuncia fue publicada en una nota del diario Reforma este miércoles. En ella se explica que los presos denuncian que los Cheetos de 255 gramos han pasado de 43 pesos a 60 pesos con 50 centavos y los Doritos aumentaron de 48 a 62 pesos.

La Profeco emitió un comunicado esta tarde informando que ya requirió información a la empresa Klasnic, S.A. de C.V., proveedora de los productos que se comercializan en los Centros Federales de Readaptación Social (Ceferesos). También aseguró que personal de la dependencia ya se ha reunido con representantes de la compañía.

“La Profeco reitera que todos los consumidores, independientemente de su condición y de las circunstancias en las que participan como consumidores, incluidos los centros penitenciarios, cuentan con el manto protector de la Ley Federal de Protección al Consumidor, por ser un derecho constitucional. Por consiguiente, la institución estará atenta a las quejas y denuncias de estas personas sin que sea óbice el hecho de que estén privadas de su libertad”.

En el sitio web del supermercado Walmart, dos paquetes de Cheetos de 250 gramos se ofertan a 59 pesos, menos de lo que cuesta un solo paquete en un penal federal, de acuerdo con la denuncia de los reos. Los Doritos de 370 gramos se venden a 55 pesos, 7 pesos menos de lo que, acusan los reclusos, cuestan en la cárcel.

 



Temas relacionados:
Justicia
Narcotráfico
Profeco



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.