Nuevo aeropuerto, “un gran error”; detrás hay un gran negocio: Encinas
"Es mucho mayor esa inversión que va a quedar subutilizada o que va a ser cerrada que lo que podría perderse en estos momentos con el cierre de este proyecto", señaló el senador.

La construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) sería un error enorme, ya que además del derroche de recursos, generaría un enorme costo ambiental, advirtió el senador independiente Alejandro Encinas.

“De origen, el costo del aeropuerto de había estimado en 169 mil millones de pesos, de los cuales el 80 por ciento era para desarrollar obras infraestructura para evitar que se hundiera o se inundara el aeropuerto, lo cual ya en sí mismo habla de una enorme irracionalidad”, dijo.

En entrevista para #AristeguiEnvivo, el senador por el Estado de México explicó que el funcionamiento del NAIM implicaría el cierre de los aeropuertos de toda el área centro del país: Cuernavaca, Puebla, Toluca, Querétaro y Ciudad de México, así como de la base militar de Santa Lucía.

“Es mucho mayor esa inversión que va a quedar subutilizada o que va a ser cerrada que lo que podría perderse en estos momentos con el cierre de este proyecto” y trasladarlo a otro lugar como Tizayuca, donde era el lugar adecuado para hacerlo, agregó.

Detalló que si se construye el NAIM “va a implicar que en 10 años antes de lo estimado tengamos 30 millones de habitantes en la región centro del país, en la zona metropolitana del Valle de México, una enorme sobrecarga en la demanda de servicios, particularmente del agua, en una zona donde no hay disponibilidad adecuada, se va a tener que afectar otras cuencas o se va debilitar alguna de las fuentes de agua que existen en la Sierra Nevada”.

Además, comentó, va a alterar la forma de desarrollo de la ciudad con un proceso de expulsión de las comunidades y los pueblos originarios por el desarrollo de proyectos, ya sea inmobiliarios o de otros tipos.

“Por donde se le vea en materia ambiental no solamente se rompen con los convenios internacionales en materia de atención a las aves migratorias, firmados con Canadá y Estados Unidos, por la gran cantidad de aves migratorias, particularmente el pato canadiense, que llega al Lago de Texcoco y ahora ha visto alterada su ruta. 

“En una zona donde tenemos cientos de especies distintas de aves, hasta gaviotas, pelícanos, flamingos podemos encontrar en el Lago Nabor Carrillo en estos momentos. Junto con ello, aparte de la pérdida ambiental, se va a conformar una isla de calor que va a afectar el clima“, anticipó.

De acuerdo con Encinas, la obra también afectaría el patrimonio histórico y cultural del país, ya que ahí se han encontrado vestigios de la presencia del hombre y de la mujer en Mesoamérica.

“El caso del hombre de Tepexpan -que no es hombre, es mujer- y que tiene más de 12 mil años de haberse asentado en el Valle o la mujer de Chimalhuacán, la mujer de Chicoloapan, además de una gran pérdida de todos vestigios paleontológicos que se han encontrado de mamuts y otros animales en la región”, recordó.

Para el legislador el proyecto, el NAIM “es un gran error, en donde evidentemente lo que atrás hay es un gran negocio, que además va a comprometer los recursos públicos, porque no solamente se ha colocado este bono para financiar el proyecto sino que la inversión está atada a la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA), en donde los recursos que genera el Aeropuerto Benito Juárez se van directamente al financiamiento del nuevo aeropuerto, que ya rebasó los más de 210 mil millones de pesos de inversión”.

Por si fuera poco, añadió, las obras no estarán en el 2020 como se ha prometido, sino hasta 2050“Con los ritmos de construcción que tienen, aparte de que van a a incrementarse los costos, no se ve que puedan cumplir con los términos”.

Al hablar de su libro Política, negocios y poder, dijo que además de que “permanece una visión mexiquicéntrica de este grupo que hoy está en el gobierno, que evidentemente es un grupo muy sui géneris en el Estado de México, ha llevado a la práctica una forma de gobernar, donde la política se utiliza para hacer grandes negocios y aprovechamiento de los recursos públicos, y esta no ha sido la excepción”.

“En todas las obras de infraestructura que se han construido en los últimos sexenios en el Estado de México evidentemente todas están ligadas al uso de control político, dinero indebido tanto público como privado para la compra del voto y la manipulación de la conciencia de la gente, siendo beneficiarios los grupos gobernantes juntos con las empresas más cercanas a ellos. Quizá el matiz es que ahora en los últimos años ha cobrado vínculo con empresas extranjeras en lugar de empresas locales o nacionales, lo cual ha generado inconformidad en el sector privado en nuestro país”, abundó.

A continuación la entrevista completa:






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.