"Pediatría y corrupción", artículo de Ernesto Villanueva - Aristegui Noticias
opinión*
“Pediatría y corrupción”, artículo de Ernesto Villanueva
El mundo al revés por Ernesto Villanueva

Por Ernesto Villanueva

La corrupción en cualquier actividad es un mal que debe combatirse. Hay, empero, zonas donde la corrupción toca las fibras sensibles de la sociedad como la medicina. Hasta hace algunos años, el seguimiento de quién es quién en las especialidades médicas era un acto de fe. Todavía lo sigue siendo para amplios sectores que no hacen la tarea de revisar si su médico efectivamente tiene las credenciales académicas que dice tener en la dirección de profesiones que no es infalible, pero tiene un alto porcentaje de veracidad. Y aquí es especialmente delicado porque es la salud la que está en juego. Sin salud lo demás es lo de menos. Este próximo 31 de marzo en Cancún se llevará a cabo la unción del Dr. Salvador Jáuregui Pulido como presidente del Consejo Mexicano de Certificación en Pediatría A.C.

Se trata nada más y nada menos de la institución que certifica a los médicos que acaban de terminar su residencia en pediatría para que se ostenten como tales en los términos de la ley en la materia. De igual modo, ese Consejo otorga la certificación que por disposición legal cada 5 años deben contar los pediatras (y en general todos los médicos especialistas por sus respectivos consejos de certificación) como un mecanismo de control de educación continua en beneficio de la sociedad.

El Dr. Salvador Jáuregui Pulido es médico y tiene, además, su cédula de especialidad en pediatría expedida por la Dirección General de Profesiones de la SEP. Es, pues, a primera vista impecable su formación. No obstante, al hacer una investigación más a fondo por las dudas que habían trascendido en ese gremio sobre sus prendas profesionales, la Asociación Mexicana de Pediatría A.C. encontró gravísimas inconsistencias que ponen de relieve la ausencia de la mínima ética y la violación de diversas leyes y reglamentos por parte del Dr. Jáuregui Pulido. Para salir del paso de esos rumores, el médico en cuestión había presentado a propios y extraños no sólo un diploma de su residencia para ser pediatra, sino dos, para acabar con cualquier vestigio de sospecha. No contó, empero, que sus colegas verificarían la autenticidad de los documentos mostrados y lo que encontraron es un escándalo.

En efecto, con fecha 17 de agosto del 2006, el Dr. Alfonso Copto García, presidente de la Asociación Mexicana de Pediatría A.C. envió un oficio al Gral. Efrén Pichardo Rodríguez, Director General de Graduados del Servicio de Sanidad Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional para saber si efectivamente el Dr. Jáuregui Pulido había realizado la residencia y estudios que constaban en su primer Diploma acreditativo supuestamente expedido por el Hospital Militar Regional de Guadalajara, Jalisco. A esa solicitud, el Gral. Jorge Alberto Cárdenas Cantón, Director General de Educación Militar de la SEDENA, en el oficio ss1312, de fecha 22 de agosto del 2006, dijo que no había antecedentes de que el Dr. Jáuregui Pulido hubiera hecho la residencia en el citado Hospital.

Peor aún, le dijo que fue hasta 1991 cuando ese Hospital tuvo la autorización para ese curso. El diploma apócrifo del Dr. Jáuregui Pulido decía que había hecho su residencia de 1988 a 1991, lo que era imposible según el encargado del tema en la SEDENA. El engaño de este sedicente médico fue tan burdo que el Diploma no tenía ni fecha de expedición. La misma solicitud hizo 11 años después el Colegio de Pediatría del Estado de Puebla con la misma respuesta.

Asimismo, por lo que se refiere al otro diploma del Dr. Jáuregui Pulido que habría sido expedido por el Hospital Infantil Guadalupano, los pediatras verificaron que ese centro médico no tenía autorización legal y no existe.

De entrada, el Dr. Jáuregui Pulido incurrió en el delito de falsificación de documentos oficiales, en ostentarse como pediatra sin serlo, ambos con penas privativas de la libertad. Sobra decir además la paradoja que un médico que mintió, incurrió en delitos y faltas éticas certifique a los verdaderos pediatras. ¿Cómo obtuvo la cédula de especialidad en pediatría se preguntaría uno?

Resulta que en los años 80´s la Dirección General de Profesiones realizó un programa temporal de regularización en donde el propio Dr. Jáuregui Pulido ya metido en la política médica se auto certificó y logró evadir los mecanismos de control de la SEP, que ahora, por cierto, son más rígidos que en esos años.

Lo sorprendente del caso es que la SEDENA no haya ejercido acción penal por el uso fraudulento de su papelería parecida a la oficial y la falsificación de las firmas de los altos mandos militares que aparecen dando fe del documento irregular. Sea como fuere, se puede ver que en todas partes se cuecen habas. Y estoy convencido de que el que afirma tiene la carga de la prueba, razón por la cual aquí puede consultar los documentos que sustentan mis dichos.

1 2 3 4 5

Esta acción inadmisible no puede quedar sin consecuencias, a pesar de que el presidente Enrique Peña Nieto haya enviado el mensaje de que la corrupción y la impunidad son las piedras angulares del actual gobierno mexicano.

Retales
1.- Este miércoles 29 de marzo del 2017, a las 11: 30 am, estaré en San Lázaro, en la Cámara de Diputados, acompañando a la diputada @VeroDelgadilloG y a los representantes de change.org para entregar a la Comisión de Puntos Constitucionales las 50 mil firmas de ciudadanos mexicanos que apoyan la campaña #PresidentesSinPension que ha puesto en marcha esta joven diputada de Movimiento Ciudadano con el respaldo de su fracción parlamentaria. Como se recordará @VeroDelgadilloG tuvo la osadía de ir hasta Los Pinos a pedirle al presidente Enrique Peña Nieto que renunciara a su pensión como expresidente, hasta ahora sigue esperando la respuesta presidencial.

2.- Y ese mismo 29 de marzo a la misma hora, 11: 30 am, Mariano Alejandro López y Cruz presentará su obra Mentes libres e inexploradas. La cita es en el Auditorio del Colegio Williams (Empresa 8, colonia Mixcoac). Entre otros estará el distinguido jurista Eduardo López Betancourt, egregio profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM.

[email protected]

Ernesto Villanueva

Ernesto Villanueva hizo un postdoctorado en derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Es doctor en derecho y doctor en comunicación pública por la Universidad de Navarra. Tiene un master en salud mental por la Universitat de Valencia y otro en Neurociencias con énfasis en psiquiatría por la Universidad Europea Miguel de Cervantes. Es licenciado en derecho por la Universidad Autónoma Metropolitana. Es Investigador titular C por oposición definitivo del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. Es miembro nivel 3 del Sistema Nacional de Investigadores de Conacyt. Su obra más reciente es "El derecho de armarse. Lo que todo mexicano debe saber sobre posesión y portación legales de armas de fuego en México”. Ediciones Proceso, 2017.

*La opinión aquí vertida es responsabilidad de quien firma y no necesariamente representa la postura editorial de Aristegui Noticias.


Temas relacionados:
Corrupción
Opinión
Sociedad
Escribe un comentario

Nota: Los comentarios aquí publicados fueron enviados por usuarios de Aristeguinoticias.com y han sido editados en orden de llegada. Invitamos a los usuarios a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]