Guanajuato: violencia deja 25 muertos y 12 lesionados en menos de 24 horas
La Fiscalía del estado informó que, en conjunto con el Ejército mexicano, realizaba operativos para la ejecución de cateos en la zona Laja-Bajío.

Por Javier Bravo

Guanajuato. Enfrentamientos, masacres, operativos y bloqueos carreteros. La zona del Bajío se ha convertido en el escenario común de la violencia desbordada, que en esta ocasión tiene su epicentro en el municipio de Juventino Rosas que prácticamente quedó paralizado en sus actividades diarias, además de cercado en sus entradas.

Todo quedó enmarcado en una jornada que dejó por lo menos 25 muertos y 12 lesionados, entre los heridos está un elemento de Guardia Nacional. Los hechos se repartieron en los municipios de León, Apaseo el Grande, Apaseo el Alto, Celaya, Irapuato, San Francisco del Rincón, Salamanca, Cuerámaro, Yuriria, Cortazar, Villagrán, Salvatierra y Comonfort.

Todo esto motivó una intensa movilización policiaca con elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado y fuerzas federales, que, de acuerdo con los primeros reportes ciudadanos, se concentraron en los municipios de Villagrán y Juventino Rosas. De hecho, este último municipio quedó cercado.

El portal informativo Ágora difundió un video que fue tomado esta mañana por un conductor. En este se aprecian vehículos incendiados, movilización policiaca y una intensa movilización aérea.

Esta misma mañana, el director de la Policía de Juventino Rosas, Gerardo Pérez Gómez, confirmó el principal bloqueo en la salida a Celaya en sus dos sentidos, pues desde la madrugada de este miércoles dos camiones de pasajeros fueron apostados e incendiados en la vialidad.

El primer bloqueo se encontraba a la altura de la comunidad de Franco Tavera y el otro a la altura del “puente Chihuahuita”.

También se informó que por la noche se registraron enfrentamientos entre grupos delictivos que habrían incluido detonaciones de explosivos.

Incluso, diversos centros educativos anunciaron la suspensión de clases, mientras cientos de trabajadores que se trasladan a sus empleos en Celaya regresaron a sus domicilios para resguardase, luego de haber quedado varados en la carretera durante esta mañana.

Poco después de las 10 de la mañana, la Fiscalía General del Estado informó en un comunicado que realizaron un operativo junto con elementos del Ejército en la zona Laja-Bajío, para ejecutar “varios mandamientos judiciales”, con los que aseguraron vehículos, drogas, armas de fuego y cartuchos útiles. No confirmaron detenciones.

Argumentaron que estas acciones obedecen a las investigaciones que derivaron de los delitos ocurridos en últimas fechas.

“Se obtuvo información que advertía que varios inmuebles eran utilizados como ‘casas de seguridad’ y donde se almacenaba un gran número de objetos ilícitos (…) al reunir los datos de prueba, acudieron ante el juez para solicitar los mandamientos judiciales, mismos que fueron otorgados”, dijo la Fiscalía.

Confirmaron que como parte del despliegue, se ingresó a los domicilios, donde se han asegurado vehículos con reportes de robo y alteraciones, dosis de diversas drogas, armas de fuego largas y cortas y cientos de cartuchos útiles de calibres diversos.

Agregaron que precisamente en la zona Laja-Bajío, la FGE y el Ejército mantienen la operatividad, para seguir ejecutando las órdenes judiciales cuyo resultados, indicaron, se estarán informando en el transcurso del día.

Al menos 25 asesinatos

La violencia que se recrudeció en el estado de Guanajuato el martes dejó en alrededor de 24 horas un saldo de 25 fallecidos, entre ellos un menor de edad y 12 lesionados, entre ellos un elemento de la Guardia Nacional en Irapuato tras una emboscada.

El primer evento ocurrió en la ciudad de León, en el interior de un domicilio de la calle Loma de las Bugambilias esquina calle Loma Alta en la colonia Jardines Lomas de Medina; ahí falleció un hombre de unos 30 años de edad quien recibió al menos dos disparos.

Posteriormente, se reportó el deceso de un niño de sólo 6 años de edad, el cual falleció a consecuencia de golpes y raspones que presentaba en su cuerpo; el cadáver quedó en el interior de su casa en la calle Mazatlán en la colonia Candelaria, se presume sufría violencia intrafamiliar.

Luego, en la ciudad de Apaseo El Grande se registraron cinco homicidios más y lesiones a una persona; ahí al filo de las 07:00 de la noche, un comando ingresó a dos domicilios de la calle Hidalgo en la comunidad de Los Julianes, dispararon a las fachadas y asesinaron a una mujer que se escondió debajo de una cama.

Según algunos testimonios, el mismo comando hizo lo mismo en fachadas de casas de la comunidad de Loma Bonita para desplazarse a la calle Juan Oliveros de la comunidad de El Cerrito; a las afueras de un domicilio dieron muerte a un hombre identificado como Eduardo “N”.

El convoy siguió su avanzada y se topó con una pareja que iba en una motocicleta, varios hombres armados bajaron de las camionetas y dispararon contra el hombre, que quedó herido dentro de un lote baldío con un disparo en la cabeza, luego falleció recibiendo atención médica.

En el hospital comunitario de Apaseo El Grande arribaron por sus medios al mismo tiempo dos hombres que fueron atacados a balazos mientras se encontraban cerca de las vías del tren de la colonia Los Fresnos; según la información generada en ese momento, una de las víctimas fue identificado como “El Chayo” quien usaba una silla de ruedas para movilizarse. El otro hombre no fue identificado.

En otro evento, un trabajador de una compañía resultó lesionado de un disparo en una pierna cuando estaba en el interior del Parque Industrial Chuy María.

A los pocos minutos, la policía municipal recibió otro reporte, correspondiente a un ataque a balazos ocurrido en un domicilio de la calle 20 de noviembre de la comunidad de Tenango el Nuevo. Un hombre identificado como Darío “N” fue víctima del ataque y murió.

En ninguno de los eventos antes mencionado hubo presencia de la poca policía municipal de Apaseo El Grande, ni la llegada de efectivos de la Sedena, de la Guardia Nacional o de alguna corporación. Habitantes reportaron haber pasado aproximadamente cuatro horas sin seguridad en la zona.

Al mismo tiempo de los eventos en Apaseo El Grande, Celaya también reportó decesos causados de manera violenta, fue en la comunidad de San Martín de Camargo que los cuerpos de dos personas fueron arrojados a la vía pública, envueltos en bolsas de plástico en color negro.

En Irapuato, también durante la noche, dos personas fallecieron y una más resultó lesionada tras ser atacados por un convoy desde una camioneta. La agresión ocurrió en la calle Nueva Guinea de la colonia El Refugio.

En el municipio de San Francisco del Rincón, se registraron en un lapso de dos horas un total de seis homicidios, el primer evento fue la muerte de dos jóvenes que se transportaban en una motocicleta en la calle Ignacio Ramírez de la colonia San. Miguel.

Según reportes de las personas que fueron testigos del hecho la ambulancia tardó casi una hora en llegar al sitio del ataque y ambos jóvenes fallecieron. Fueron identificados por familiares como “El Chepo” y “El Chino”, habitantes de la colonia Renovación.

Cerca de tres horas después, otro ataque se registró en calles del municipio de San Francisco del Rincón. Éste dejó como saldo la muerte de cuatro personas y lesiones de gravedad a cinco más. Fue en el domicilio de la calle Veracruz de la colonia El Llano, donde un comando en dos vehículos irrumpió en el predio y disparó contra los presentes.

En el municipio de Salamanca, por la mañana, dos trabajadores de la fábrica de veladoras de la colonia El Edén, fueron atacados a balazos. Los atacantes no fueron identificados, pero vecinos escucharon al menos nueve detonaciones de arma de fuego dentro de las instalaciones.

Más tarde, ya por la noche, en plena zona centro, un joven fue baleado en varias ocasiones mientras se encontraba sobre la calle Obregón, fue llevado a un hospital y su estado de salud fue reportado como delicado.

En Cuerámaro, un hombre que no fue plenamente identificado, fue agredido de varios disparos dentro de su domicilio en la colonia Cieneguillas. Falleció en la sala de su casa.

En otro hecho, en el municipio de Yuriria, el cuerpo de un hombre fue abandonado por la mañana en la comunidad de Tinaja de Pastores, no fue identificado, pero junto al cadáver había un mensaje amenazante escrito en una cartulina.

En el interior del Río Laja del municipio de Cortázar, el cuerpo desmembrado de un hombre fue localizado la tarde de ayer, aunque no fue identificado se presume que tenía días de haber sido dejado en el sitio.

También Irapuato registró sucesos de violencia: la madrugada de ayer, un comando atacó a balazos a dos hombres en las inmediaciones de la comunidad La Potosina, colindante con el municipio de Pueblo Nuevo, trascendió la muerte en el sitio de uno de los hombres y lesiones de gravedad del segundo; la identidad de ambos no fue precisada.

En el mismo municipio de Irapuato, un convoy de la Guardia Nacional fue atacado a balazos en la comunidad de Aldama. Varios hombres en camionetas sorprendieron a los federales, quienes repelieron la agresión; tras el ataque, un elemento de la Guardia Nacional resultó con un rozón de bala en la cabeza, en tanto que los agresores no fueron capturados.

En el municipio vecino de Villagrán, durante la madrugada, vecinos observaron el cuerpo de un hombre tirado a media calle sobre la avenida Praderas de la Venta, fue identificado como Andrés y tenía disparos de arma de fuego en cuello y espalda.

Una mujer fue víctima de otro ataque armado en calles del municipio de Comonfort; ella circulaba en una camioneta Ford Lobo cuando fue interceptada por un comando que abrió fuego en su contra. La mujer llegó por sus medios a una gasolinera, donde pidió auxilio y fue llevada a un hospital grave de salud.

Al respecto, la Fiscalía General del Estado de Guanajuato emitió el siguiente comunicado:



Temas relacionados:
Guanajuato
Sociedad
Violencia





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.