CNDH atiende queja de abuso sexual contra sacerdote de los Legionarios de Cristo
El organismo informó que la queja de Ana Lucía Salazar fue admitida y que de inmediato iniciaría las investigaciones y trámites que corresponden. 
Foto: CNDH

La Comisión Nacional de Derechos Humanos notificó a Ana Lucía Salazar que atiende su queja contra el padre Fernando Martínez, de la congregación Los Legionarios de Cristo, quien es acusado de abuso sexual contra menores. 

El pasado lunes, en entrevista para Aristegui En Vivo, Salazar narró que luego de ser abusada en varias ocasiones por Fernando Martínez, sus padres acudieron con las autoridades del “Instituto del Caribe”, que pertenecía a Los Legionarios de Cristo, pero éstas nunca realizaron una investigación a fondo.

“Es una actitud por parte de la institución de reinsertar a sus pederastas una y otra vez y ponerlos para que se den un banquete a manos de los niños. Hay una complicidad estructural por parte de la institución”, afirmó. 

Leer más| Legionarios de Cristo aceptaron abusos del padre Fernando Martínez para maquillar el sistema de complicidad estructural: víctima

En un oficio fechado el 14 de noviembre, la CNDH informó que la queja de Salazar fue admitida y que de inmediato iniciaría las investigaciones y trámites que corresponden.

Así mismo, indicó que el visitador Cristian Adrián Mendoza Reyes sería el encargado del estudio de este caso.

De acuerdo con un comunicado emitido el 22 de noviembre por Los Legionarios de Cristo, la organización religiosa admitió que cometió un “error gravísimo” al permitir que Martínez continuara ocupando cargos en sus instituciones académicas y eclesiales pese a las numerosas quejas de abuso de menores en su contra.

En ese comunicado, la organización también aceptó que Martínez cometió al menos seis abusos de menores, pese a que existían quejas por ocho casos en total.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.