‘Escribir es escuchar con más fuerza’: António Lobo Antunes
El escritor portugués llegó a la FIL para hacer uso de su memoria y recordar a Juan Rulfo, además de no perder tiempo para demostrar su amor por la literatura.
(FIL de Guadalajara).

Después de confundir a los mexicanos con los colombianos “a causa del jet lag”, António Lobo Antunes rectificó rápidamente con un sonoro “mierda”, y sencillamente señaló: “México me ha dado siempre mucho”. El ganador del Premio FIL de literatura en lenguas romances 2008 aseguró: “La gente de México me ha dado siempre cariño, los lectores me han tratado siempre con mucha ternura”.

Lobo Antunes está presente en la edición 32 de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara con distintas actividades, una de estas, recordar a Juan Rulfo mediante una charla y lectura. Antes, el portugués conversó en este espacio literario sobre distintos temas, entre los que destacó la infancia: “La infancia vuelve siempre”, indicó en autor, para después especificar: “No conozco un libro bueno que no sea un regreso a la infancia”.

Poseedor de una vitalidad muy propia, António Lobo Antunes se refirió al oficio de la escritura como una experiencia en la que se involucran diferentes elementos creativos, además de una necesaria humildad, esto último algo que recalcó, para después puntualizar claramente: “Escribir es escuchar con más fuerza”. A manera de ejemplo puso el libro Pedro Páramo, de Juan Rulfo, obra que calificó como perfecta, y que además se caracteriza por ser un retorno a la infancia, indicó. “He sido un idiota con Juan Rulfo. No tenía idea de que hablaba de los muertos –esto al referirse a la obra de Pedro Páramo”. Concluyó sobre este tema diciendo: “Cuando descubrí todo quedé iluminado. Todo fue sencillo y claro”.

Al preguntarle sobre cómo percibe la realidad, el escritor dijo: “¿Qué cosa es la realidad?”, y manifestó: “Vives y sueñas, como sustenta Pedro Calderón de la Barca. No tengo respuestas, sólo intento comprender”. La temática de la muerte fue otro de los puntos que algunos periodistas insistieron en colocar en esta charla, a lo que Lobo Antunes sólo respondió: “Mi relación con la muerte es algo personal”. Aun así, dijo: “¿Los políticos están vivos? Tengo dudas… Los niños están vivos, las madres que han envejecido están vivas. Nunca he visto cementerio tan grande como los bares”.

Respecto a su relación con la literatura, el escritor de Memoria de elefante mencionó: “Leer un libro es una historia de amor”, aunque de igual manera advirtió: “También es una relación muy peligrosa si el libro no está contento con nosotros”.  A propósito de la memoria, recordó que de pequeño aprendió los números telefónicos de sus amigos, para después señalar: “Tengo una buena memoria”.

Asimismo, se le preguntó sobre el fenómeno de la migración. Particularmente se refirió a la actitud de Donald Trump, a quien calificó como un idiota. En referencia a la nueva generación de autores portugueses fue tajante: “Para hablar con franqueza, leo a muy pocos escritores”. Concluyó: “Prefiero a los amantes que ya tienen mucho tiempo”.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]