Mineras y parques eólicos viven en bonanza fiscal: expertos
Grupo México y empresas que aprovechan la energía del viento se encuentran blindados contra el impuesto a sus sectores y pagan menos de lo que establecen los estándares internacionales por explotar tierras.
(Foto: Archivo/Cuartoscuro)

La empresa minera Grupo México seguirá fortaleciendo sus inversiones para el cierre de 2013 a pesar de un impuesto al sector, pues ya descontó los efectos de un gravamen en su contra, aseguraron analistas financieros.

Esto, a pesar de que la compañía amagó esta semana con incumplir sus obligaciones fiscales si se concreta un impuesto de 7.5 por ciento sobre utilidades operativas de empresas mineras, además de un 0.5 por ciento por explotación de oro, plata y platino. Esta disposición es parte del paquete de reforma hacendaria que aprobó la Cámara de Diputados, propuesta por el Ejecutivo federal que puede entrar en vigor en 2014.

Las medidas fiscales actuales benefician no sólo a las industrias de explotación del subsuelo, sino también a las que trabajan la energía eólica.

Expertos del grupo financiero Invex explicaron al periódico La Jornada que en Grupo México, la caída en el precio de los metales y los efectos de la reforma fiscal ya fueron descontados de sus estimaciones.

Además, coincidieron especialistas de Citi-Banamex, esta empresa es la emisora preferida entre las compañías mineras latinoamericanas, debido a su rentabilidad de largo plazo y su considerable crecimiento del volumen de cobre extraído.

De acuerdo con datos de Grupo Financiero Banorte la compañía mantiene vigente su “agresivo plan de inversiones” para este 2013, por 3 mil 500 millones de dólares, lo que le permitirá seguir fortaleciendo sus operaciones en los próximos años.

Tan solo en el tercer trimestre de 2013 se invirtieron 697 millones de dólares, con lo que en total lleva acumulado en el año una inversión de mil 910 millones de dólares.

También parques eólicos

Además de las mineras, las grandes empresas productoras de energía eólica asentadas en diversas regiones del país son beneficiarias de leyes y acuerdos promovidos que les garantizan “pagos raquíticos” a los propietarios originales de la tierra por ocupar miles de hectáreas donde han quedado instalados sus parques eólicos.

A escala internacional, la remuneración pagada por las empresas explotadoras de parques eólicos por concepto de “arrendamiento de tierras”, oscila entre uno y cinco por ciento de los ingresos brutos por venta de energía.

La Asociación Europea de Energía Eólica establece que la renta de la tierra representa 3.9 por ciento de los costos totales de la producción.

Sin embargo, en México el costo del arrendamiento de la tierra se ubica muy por debajo del estándar internacional, al situarse en porcentajes que van de 0.025 por ciento a 1.53 por ciento de los ingresos brutos.

(Con información de La Jornada)



Temas relacionados:
Empresas
Reforma hacendaria
Sociedad



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]