Tiene México un día negro en la Ekaterimburgo Arena (Video)
El Tricolor no desplegó el buen futbol de su primeros dos encuentros y fue superado 3-0 ante Suecia, pero avanza de ronda, gracias a la inesperada victoria de Corea del Sur.
(Foto: Reuters)

El Tricolor sufrió una derrota en toda la línea, pero no está muerto.

Una actuación para olvidar rápido es la que tuvo este miércoles la Selección Mexicana de Futbol en la Ekaterimburgo Arena, donde fue superada 3-0 ante Suecia, resultado que califica a ambas escuadras a Octavos de Final de la Copa del Mundo Rusia 2018, gracias a la sorpresiva victoria surcoreana. 

Con estos resultados, Suecia y México comandan el Grupo F con seis puntos, aunque con mejor diferencia de goles para los escandinavos; al tiempo que Corea del Sur y Alemania finalizan con tres unidades en la tercera y cuarta posición, respectivamente.

Los dirigidos por Juan Carlos Osorio llegaron a este compromiso con la ilusión de cerrar de manera perfecta la fase de grupos por primera vez en la historia, pero adolecieron de los argumentos para contrarrestar a un conjunto escandinavo que basó su victoria en la mayor talla de sus jugadores, así como las desatenciones del equipo mexicano en el traslado del balón. 

Con menos de un minuto de juego, Jesús Gallardo vio una rigurosa la tarjeta amarilla por una falta sin importancia ante Andreas Granquist, lo que derivó en la primera aproximación sueca al marco defendido por Guillermo Ochoa.

Y menos de cuatro minutos después, el árbitro argentino Néstor Pitana marcó una dudosa mano del arquero mexicano en los linderos del área que derivó en un fogonazo a puerta bien contenido por Ochoa Magaña. 

Al minuto 11, el conjunto sueco volvió a tocar la puerta mexicana en virtud de la mayor estatura de sus jugadores, toda vez que un rebote en un tiro de equina por derecha dio lugar a una media tijera de Marcus Berg, cuyo remate pasó a un lado del marco mexicano.

La respuesta mexicana llegó al minuto 16 con el robo de balón de Javier Hernández en la salida sueca y un disparo de Carlos Vela que salió apenas desviado del marco defendido Robin Olsen.

México intento controlar el esférico y llegar al área rival por la banda izquierda, donde Hirving Lozano fue el más incisivo, ensayó un par de desbordes que complicaron el accionar del cuadro bajo escandinavo; al tiempo que disparos de Andrés Guardado y Carlos Vela no llegaron a inquietar a Olsen en el fondo.

Al minuto 29, Javier Hernández tocó el balón con la mano, la jugada fue revisada en el VAR, tras las protestas de los suecos, pero Pitana no concedió la pena máxima y sí un un tiro de esquina, una nueva ocasión de gol para los suecos que Ochoa salvó con un manotazo milagroso.

La tónica del encuentro no varió al final de la primera mitad. Suecia buscó hacer daño con su juego aéreo y México, sin lograr hacerse con la posesión del esférico, no renunció a atacar. Así un nuevo disparo de Vela se escapó por encima ante la mirada de Olsen al 38′.

Fue en la parte complementaria cuando se le vino la noche al equipo mexicano; al minuto 49, Ludwig Augustinsson rompió un empate sostenido con alfileres al rematar de volea frente a Ochoa, cuya reacción no alcanzó para evitar la caída de su marco.

Aún sin recuperarse del primer tanto, el conjunto mexicano se vio superado en el trámite del encuentro y un nuevo error en la salida se tradujo en un avance sueco que culminó con la barrida tardía de Héctor Moreno, amarilla para el zaguero mexicano, y el tanto del capitán Andreas Granqvist desde el manchón penal al 62′.

México adelantó líneas en busca del descuento y con los ingresos de Marco Fabián por Gallardo, Jesús Manuel Corona por Guardado y Oribe Peralta por Miguel Layún, intentó ser más ofensivo, pero sin llegar a concretar sus aproximaciones al marco de Olsen. 

La debacle mexicana se completó al 74′, cuando en un saque de banda por derecha, Edson Álvarez anotó en propia meta al intentar despejar un balón peinado por un delantero sueco.

Con el partido liquidado a favor de Suecia, llegaron buenas noticias para México desde Kazan, donde Corea del Sur rompió todas quinielas al vencer 2-0 a Alemania, campeón defensor, gracias a los goles de Kim Young-Gwon y Son Heung-min en tiempo agregado.    

Un auténtico tanque de oxígeno para el conjunto mexicano que deberá olvidar rápido esta derrota y aprender de sus errores para intentar llegar al quinto partido en la Copa del Mundo.

banner-deportes








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.