El Vaticano busca más involucrados en caso ‘Vatileaks’
Tras la detención del mayordomo Paolo Gabriele, el gobierno de la Santa Sede sigue una investigación para encontrar a más responsables de la filtración de documentos privados, de la que se pudo haber derivado la destitución del presidente del Banco Vaticano.
El portavoz de la sede apostólica, Federico Lombardi no descartó la posibilidad de que existan "cómplices" en la filtración de documentos privados. (Foto: vatican.va)

CIUDAD DEL VATICANO.- Ante el proceso judicial que se sigue en contra del mayordomo pontificio Paolo Gabriele -sospechoso de haber filtrado información confidencial sobre la Santa Sede, casi al que ya se le conoce comovatileaks”- el gobierno del Vaticano conduce una escrupulosa investigación para identificar posibles cómplices en la filtración de documentos confidenciales.

El mayordomo, conocido como “Paoleto”, es el principal sospechoso de la crisis provocada por la fuga de información sobre los temas más delicados del pontificado de Benedicto XVI y que azota al gobierno central de la Iglesia católica desde inicios de 2012, que según se cree se trata de un verdadero complot contra el papa, en el cual estarían involucrados otros empleados de la Santa Sede.

En las últimas horas trascendieron detalles del proceso judicial contra el mayordomo, de 46 años de edad, “ayudante de cámara”, arrestado el miércoles 23 de mayo en posesión ilícita de material reservado, como informes confidenciales, cajas junto a las cuales fueron encontrados equipos de fotografía y fotocopia de documentos.

De acuerdo con el portavoz de la Sede Apostólica, Federico Lombardi, el imputado – quien actualmente se encuentra recluido- ya eligió a dos abogados de confianza que lo representarán ante los tribunales vaticanos donde deberá responder por el delito de “robo agravado”, sin embargo la prensa italiana ha especulado sobre la posibilidad que Gabriele sea incriminado por violación de la correspondencia de un jefe de Estado o por atentado contra la seguridad del Estado, actos que contemplan penas de hasta 30 años de cárcel.

En el Vaticano crece el estupor y la incredulidad por la traición de Paolo Gabriele, quien trabajaba en los apartamentos papales desde 2006 luego de haber prestado servicio en la Prefectura de la Casa Pontificia, además algunas fuentes han sugerido la posibilidad de que se trate de un chivo expiatorio porque siempre fue conocido como una persona devota, fiel al papa y que nunca despertó sospecha.

Sin embargo los investigadores buscan identificar el por qué de sus acciones y, sobre todo, si éstas fueron inspiradas por alguna personalidad más poderosa.

Y aunque todavía no se han verificado otras detenciones, Lombardi no descartó esa posibilidad advirtiendo que “si es necesario ejecutar otros actos, se ejecutarán”.

El diario italiano La República informó que entre los responsables de la filtración de documentos estaría una joven mujer, casada, que presta servicio en el Palacio Apostólico y que no teme ser incriminada, porque su ciudadanía es italiana.

Por su parte la Comisión de Cardenales responsable de identificar a los involucrados, (se habla de unos 20 en total, distribuidos en diversas oficinas papales) trabaja en estrecho contacto con la Gendarmería Vaticana con el objetivo de llegar a fondo en un escándalo que ya dio la vuelta al mundo.

(Con información de Notimex)

Más información del tema:

Emprenden juicio contra el mayordomo del Papa por ‘vatileaks’

 






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]