En gobierno de AMLO, renuncian quienes no están de acuerdo con su estilo de gobernar: Aguayo
El historiador Lorenzo Meyer consideró que utilizar fórmulas muy antiguas como la influencia para que una aerolínea retrase un vuelo, "es una falta de sensibilidad".

En esta administración “estamos ante un nuevo fenómeno, que es el de la dimisión o la renuncia de aquéllos que están insatisfechos con los criterios y con el estilo de gobernar” del presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó el analista político Sergio Aguayo. 

El sábado Josefa González Blanco Ortíz Mena presentó su renuncia a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), luego de que se diera a conocer la noticia de que retrasó un vuelo de Aeroméxico.

En Mesa Política con la periodista Carmen Aristegui, Aguayo refirió que en diferentes medios existe la versión de que González Blanco tomó el incidente  como pretexto para renunciar porque tenía las manos atadas, porque le imponían a personal o le pedían que despidiera a gente.

El historiador Lorenzo Meyer señaló que la renuncia de Germán Martínez al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tiene un fondo que ya se venía gestando y “es muy distinta de la renuncia de González-Blanco Ortiz-Mena, porque esa sí fue inesperada para ella y para el público en general”.

Leer más| Segunda renuncia en el gabinete de AMLO: se va Josefa González Blanco tras retrasar vuelo

Desde su punto de vista, que alguien del gabinete de López Obrador utilice fórmulas muy antiguas, como usar la influencia para que una aerolínea retrase un vuelo, “es una falta de sensibilidad”.

Arreglo entre medios y políticos es como “una manzana podrida”

Sobre la lista de periodistas y columnistas que recibieron “apoyos” del gobierno de Enrique Peña Nieto, Meyer observó que “es parte del viejo sistema”.

“Este puede ser el inicio del desmantelamiento de una forma de relacionarse medios de difusión y gobierno que le sirvió muy bien al antiguo sistema, en particular al PRI, pero durante los gobiernos panistas tampoco se modificó mucho, y que es absolutamente contraria a la esencia de un buen funcionamiento democrático”, sostuvo.

Te puede interesar| Reaccionan periodistas que obtuvieron contratos millonarios con EPN

Señaló que el arreglo entre medios y políticos es como “una manzana podrida” que tiene que desaparecer, toda vez que sin pluralidad en los medios el elector no es enteramente libre de ejercer su voto.

La politóloga Denise Dresser añadió que “más allá de la lista, hay un tema de fondo, que es el uso histórico de la publicidad oficial para mantener vivos a medios y periódicos que no tienen auditorios suficientes, para comprar conciencias, para dictar líneas editoriales y obtener cobertura a modo”.

Manifestó que en el camino hacia la democratización de los medios, se fueron quedando personas que estuvieron dispuestas a recibir recursos gubernamentales a cambio de volverse “porristas” del gobierno en turno.

En ese sentido, consideró que el gran reto para que ya no haya este tipo de listas es “reescribir la Ley Chayote“, que fue aprobada el año pasado por el Congreso de la Unión, y “definir criterios y normas en la entrega de publicidad oficial“.

Sobre este tema, Aguayo afirmó que en México existe un “periodismo gansteril”, que crea algún tipo de medio para obtener ingresos como sea.

“Son algunos periodiquitos impresos, en el Estado de México hay más de dos mil, para que nos demos una idea del fenómeno. Luego está el periodismo de empresas que tienen que obtener publicidad, y luego, la lista que muestra la iniciativa empresarial de algunos periodistas y columnistas, que crean empresas para comercializar sus espacios”, agregó.

Decisión de AMLO sobre condonaciones, “una medida transformadora”

El pasado 20 de mayo, López Obrador emitió un decreto mediante el cual renuncia a su facultad de otorgar condonaciones a grandes contribuyentes.

Meyer comentó que en la parte fiscal México está mal, ya que por un lado el sector informal no paga impuestos, y por otro, se les condona créditos fiscales a grandes contribuyentes.

En su opinión, la decisión del presidente López Obrador de renunciar a su facultad de condonar créditos fiscales “es una manera de quitarse presión” por parte de empresarios.

En tanto, Aguayo consideró que “es muy positivo que el presidente se haya quitado esa atribución”.

Sin embargo, apuntó, llama la atención cómo López Obrador atrae todos los reflectores y los aprovecha para quitarse facultades y atribuirlas a otras dependencias.

Explicó que al quitarse la facultad para hacer condonaciones, transfiere la investigación que cualquier posible ilegalidad a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda, a la Secretaría de la Función Pública (SFP) y a la Fiscalía General de la República (FGR). 

Aguayo señaló que a expresidentes como Luis Echeverría, Carlos Salinas de Gortari, Vicente Fox y Enrique Peña Nieto, también les gustaban los reflectores, pero se reservaban el derecho a tomar decisiones.

“En el pasado, los presidentes buscaban en el primer año un chivo expiatorio, siempre había un personaje paradigmático de la corrupción gubernamental. Ahora estamos viendo una transferencia del combate de la corrupción a instituciones, es inédito y tenemos que seguirlo observando para medir las consecuencias de esta nueva forma de combatir la corrupción”, subrayó.

Para Dresser, la decisión de López Obrador fue muy buena, ya que “es lo que se espera del nuevo gobierno, y ojalá hubiera más iniciativas de este tipo”.

Es una medida transformadora, que reduce privilegios, los márgenes de discrecionalidad, y es la culminación de una vieja batalla de Fundar, una organización de la sociedad civil, que llevaba años exigiendo que se transparentara la lista de los beneficiarios de la condonación fiscal”, abundó.

En ese sentido, consideró que este es un paso en la dirección correcta para reescribir en este sexenio nuestro pacto fiscal, “con un gobierno que recauda poco, recauda selectivamente, a algunos les hace condonaciones, gasta mucho, mal y de forma discrecional”.

Sin embargo, comentó que en la misma semana se da la renuncia de Germán Martínez a la dirección del IMSS, quien “acusa que existe discrecionalidad en el manejo de los recursos recortados, que van a ir directamente al presidente, vía Hacienda, para manejar como quiera y como quiera”.

En ese sentido, dijo que ojalá hubiera más consistencia en el combate a la discrecionalidad.

A continuación la Mesa Política:








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.