Revivir al PES sería golpe a la Constitución: Figueroa; pondría en riesgo la laicidad del Estado: Barranco
"Estamos ante un modus operandi religioso, que es básicamente algo que está prohibido en la Constitución Mexicana, que es el voto corporativo", señaló el sociólogo Bernardo Barranco.

Que el Partido Encuentro Social (PES) recupere su registro, que perdió en las elecciones de julio pasado, sería un golpe a la Constitución Mexicana y un riesgo para la laicidad política del país, advirtieron expertos.

El lunes, el periódico Reforma publicó que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) perfila la resurrección del PES.

En #MesaDeAnálisis con la periodista Carmen Aristegui, el exconsejero electoral, Alfredo Figueroa, definió que el intento de revivir al Partido Encuentro Social como kafkiano.

Se trataría de un golpe prácticamente a la Constitución y a lo que ella supone de una extraordinaria gravedad, y también hay que decirlo de quien hoy constituye uno de los brazos y aliados del partido Morena y del presidente de la república”, abundó.

Por su parte, el sociólogo Bernardo Barranco comentó que la existencia de partidos como Encuentro Social es muy preocupante porque “son grupos muy conservadores, homofóbicos, que sostienen temas muy tradicionales, en torno a la familia, el aborto, la homosexualidad, el papel de las mujeres, etcétera, y por lo tanto, para muchos representa una regresión“.

Observó que la elección de Andrés Manuel López Obrador atrajo el voto evangélico; sin embargo, no votaron por el Partido Encuentro Social.

Por otra parte, recordó que de acuerdo con el artículo 130 constitucional ningún partido deberá tener una connotación en el nombre o en su configuración de tipo religioso, “y el PES cada vez se está develando como un partido que pretende aglutinar el voto evangélico en México”.

Barranco indicó que “estamos ante un modus operandi religioso, que es básicamente algo que está prohibido en la Constitución Mexicana, que es el voto corporativo“.

“Creo que como país tenemos que estar muy atentos porque es una forma de distorsión a una tradición, que a diferencia de muchos países de América Latina tenemos, que es la laicidad del Estado, la clara separación de una política entre el Estado y la Iglesia. Este principio de laicidad es el que se estaría fracturando con una decisión como la que podría tomar el tribunal”, expuso.

Figueroa añadió que desde que se dio el acceso a este partido político la laicidad se partió. 

“El golpe a la Constitución es enorme, además, tiene que ver con el aliado del presidente de la república. Esto no puede ser un asunto admisible, que desde el poder público es una regresión completamente, que se imponga artificialmente la vida de un partido político que no ha tenido los votos, desde la influencia y la presión del poder público”, agregó.

A continuación la #MesaDeAnálisis completa con Alfredo Figueroa y Bernardo Barranco:








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.