EU, tras cómplices de García Luna: Anabel Hernández; Reyes Arzate, testigo de sobornos de cárteles, se dice “inocente”
“El Grande” acusó directamente a García Luna y a Cárdenas Palomino de trabajar para el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva, recordó la periodista en Aristegui en vivo.
Foto: Tercero Díaz/ Cuartoscuro

En las primeras líneas de “El Traidor“, el más reciente libro de la periodista Anabel Hernández, se apunta que “en noviembre de 2017 se entregó a la justicia americana un alto mando policiaco, Iván Reyes Arzate, quien fungió como enlace de inteligencia entre las agencias estadounidenses y la Policía Federal durante los sexenios de Calderón y Peña Nieto”.

Reyes Arzate, se detalla, “formaba parte del equipo de García Luna desde la Agencia Federal de Investigaciones (2001-2007), luego lo siguió a la Secretaría de Seguridad Pública, donde llegó al nivel de director general de la División de Drogas de la Policía Federal; ahí se quedó incrustado hasta 2017, como muchos otros miembros del equipo corrupto. En noviembre de 2018 fue sentenciado culpable en la Corte del Distrito Norte de Ilinois porque “abusó de su posición de confianza y conspiró con una organización internacional de narcotráfico de alto nivel para su propio beneficio, al hacerlo, violó un deber para con la sociedad de los Estados Unidos, México y con los agentes de la DEA para los que trabajaba”. En la audiencia en la cual se determinó su culpabilidad, declaró que además de él, Genaro García Luna y otros mandos recibían de manera rutinaria sobornos del Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva: millones de dólares que se repartían entre todos. La caída de Reyes Arzate fue apenas el comienzo”. 

Sin embargo, la semana pasada Reyes Arzate se declaró inocente de tres cargos de conspiración en una audiencia en Brooklyn, Nueva York.

Al respecto, en entrevista en Aristegui En Vivo, la periodista Anabel Hernández refirió que las investigaciones contra Genaro García Luna iniciaron en 2014 y se “aceleraron en 2017 con la detención de Reyes Arzate”.

Expuso que la acusación criminal contra García Luna establece que se trata de cargos contra él “y otros“, es decir “todos los demás”, por lo que no será el único acusado de estos “gravísimos cargos“.

La periodista retomó el reportaje que publicó en Aristegui Noticias, titulado “El Grande” acusa a García Luna y a Cárdenas Palomino de trabajar para el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva.

“Publicamos un reportaje donde hablábamos del contenido del juicio de Reyes Arzate”, recordó.

En dicho texto “se ventila, gracias a El Grande, que Reyes Arzate había acompañado a Luis Cárdenas Palomino y otros funcionarios de la PF”.

“El Grande le pide a Cárdenas Palomino que ayude a identificar quién es el traidor o infiltrado que está soltando información… Palomino le dice que gracias a su “compadre” García Luna sabe quién es el infiltrado, a quien torturan y asesinan por traición”, expuso Hernández. 

Reyes Arzate se declara “no culpable”

Nueva York.- Fiscales estadounidenses acusaron el viernes a un excomandante de la policía federal mexicana de aceptar cientos de miles de dólares en sobornos de cárteles mexicanos de la droga para ayudarlos a enviar cocaína a Estados Unidos, en un caso relacionado con el encarcelado narco Joaquín “El Chapo” Guzmán.

El acusado, Iván Reyes Arzate, se declaró inocente de tres cargos de conspiración en una audiencia en Brooklyn, Nueva York, dijo un portavoz del fiscal federal Richard Donoghue.

Reyes estuvo arrestado en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn, donde cumplía una pena de 40 meses por cargos de obstrucción en un caso en Illinois. El acusado iba a ser puesto en libertad el 27 de enero y luego deportado a México, antes de que un gran jurado federal lo procesara el jueves por cargos de conspiración.

Cada cargo conlleva una pena mínima de prisión obligatoria de 10 años, y los fiscales quieren que sea sometido a detención permanente, tras calificarlo de “riesgo de fuga significativo”. El acusado regresó a custodia federal tras la audiencia.

Los fiscales sostienen que Reyes recibió sobornos del cártel “El Seguimiento 39″ -formado por un supuesto ciudadano estadounidense conocido como “Zeta 39”- a cambio de ayudar a proteger sus actividades de tráfico de drogas.

En tanto, múltiples testigos que cooperaron, dijeron que otros cárteles, como el de los hermanos Beltrán Leyva, también pagaron sobornos a Reyes por su ayuda, según fiscales.

Reyes trabajó de 2003 a 2016 en la Unidad de Investigación Sensible de la policía federal mexicana, y de 2008 a 2016 fue su oficial de mayor rango, lo que lo convirtió en el principal contacto para compartir información con la fuerza pública estadounidense.

Los fiscales dijeron que el caso de Reyes estaba “presuntamente relacionado” con otros casos en Brooklyn contra “El Chapo” Guzmán y Genaro García Luna, un exalto funcionario de seguridad mexicano, porque los hechos surgieron de los mismos esquemas, transacciones y eventos criminales.

Guzmán está cumpliendo cadena perpetua sin libertad condicional tras ser condenado el año pasado. Y, a principios de enero, García Luna se declaró inocente de aceptar millones de dólares en sobornos para permitir que el Cártel de Sinaloa, de Guzmán, opere impunemente. (Con información de Jonathan Stempel/ Reuters)








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.