“¡No tinc por…!” (Videos)
El deporte no ha permanecido inmune al terrorismo, incluso magnos eventos como los Juegos Olímpicos han sido empañados por la barbarie de unos cuantos.
(Foto: Twitter @FCBarcelona_es)

“No tengo miedo”, grita embravecido el pueblo catalán.

El mayor atentado terrorista en España, desde el 11 de marzo del 2004 en Madrid o 11-M, dejó un saldo de 15 muertos y centenares de heridos, luego de que el jueves 17 de agosto un extremista marroquí de 22 años (Younes Abouyaaqoub), ligado al Estado Islámico (ISIS), condujo a toda velocidad una furgoneta por La Rambla de Barcelona y convirtió el paseo turístico en un sendero de muerte y desolación.

La pesadilla en el corazón de la ciudad barcelonesa, octavo atentado terrorista por atropellamiento masivo en los últimos 12 meses en Europa, desde el 14 de julio de 2016 en Niza (85 muertos), ha exhibido una vez más el estado de vulnerabilidad e indefensión de la sociedad ante los sectores más radicales que optan por el terror como una forma de satisfacer sus demandas, así como la incapacidad de la policía y departamentos de inteligencia para evitar las tragedias.

El deporte no ha sido inmune al terrorismo. Cada vez con mayor frecuencia los grandes eventos alrededor del mundo son el blanco de extremistas, pese a las multimillonarias inversiones en seguridad de cara a Juegos Olímpicos u otras justas de gran convocatoria y cobertura mediática. No han sido pocas la veces que el espíritu del deporte ha quedado manchado.

“Septiembre Negro”
Los vigésimos Juegos Olímpicos en Múnich 1972 son los del nadador estadounidense Mark Spitz y sus siete medallas de oro, entre otras proezas deportivas, pero quedaron eclipsados el 5 de septiembre, cuando un comando palestino denominado “Septiembre Negro” asaltó la villa olímpica y tomó como rehenes a 11 atletas de la delegación israelí. Los terroristas, ligados a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), encabezada por Yaser Arafat, ejecutaron a los secuestrados, así como a un oficial alemán de la policía antiterrorista, tras no cumplirse la excarcelación de 234 palestinos en prisiones de Israel, así como la de los fundadores del grupo de extrema izquierda alemán Ejército Rojo, Andreas Baader y Ulrike Meinhof, encarcelados en Alemania.

Cinco de los ocho terroristas murieron en el fallido intento de rescate, los tres supervivientes fueron liberados 53 días después, tras el secuestro del vuelo 615 de Lufthansa, lo que dio lugar a posteriores operaciones de castigo de Israel contra los responsables materiales e intelectuales de la masacre, como bien lo explica el especialista en inteligencia Gordon Thomas en su libro “Mossad: La historia secreta”. Así como la película “Múnich” (2005), dirigida por Steven Spielberg. Tras un día de paro, la justa alemana se reanudó, aunque el equipo israelí abandonó la competición, así como el egipcio, temiendo posibles represalias.

Dinamita festejos por el centenario
En plena celebración por el centenario de los Juegos Olímpicos, desde la primera edición de la era moderna en Atenas 1896, una explosión en el Centennial Olympic Park de Atlanta, la noche del 27 de julio de 1996, provocó la muerte de una mujer y dejó heridas a otras 111 personas. Eric Robert Rudolph, antiabortista y antigay estadounidense, además de experto en explosivos, colocó una mochila con tres bombas de fabricación casera debajo de un banco.

Detenido en 2003, Rudolph alegó que el motivo del atentado fue su lucha en contra del aborto legal en Estados Unidos, así como la “agenda homosexual”, para lo que buscó la repercusión mediática de la cita olímpica y su cancelación. Fue condenado el 18 de julio de 2005 a cuatro cadenas perpetuas y encerrado en la prisión de máxima seguridad de ADX Florence en Colorado. Sin embargo, Atlanta 1996, la cuarta edición olímpica celebrada en Estados Unidos, será recordada por el atentado que ridiculizó a la policía y agencias de inteligencia de ese país.

La fiesta atlética que acabó en tragedia
El tradicional Maratón de Boston 2013 no terminó en la alegría de sus participantes y familiares. Dos bombas de fabricación casera (ollas a presión, rellenas de metralla), explotaron en Boylston Street y Copley Square, justo antes de la línea de meta. El atentado dejó tres personas muertas y otras 282 heridas. Tamerlán y Dzojar Tsarnaév, hermanos de origen checheno y residentes en Estados Unidos desde el 2003, fueron los responsables del ataque. Identificados, cuatro días después, al robar en un establecimiento y disparar contra dos guardias del Massachusetts Institute of Technology de Cambrige, Tamerlán fue abatido en el enfrentamiento con la policía, mientras Dzojar consiguió huir en un primer momento, pero fue detenido al día siguiente, luego de una mediática cacería policial. Fue arrestado, procesado y condenado a pena de muerte. Los hermanos Tsarnaév llegaron a Estados Unidos procedentes de la República de Daguestán (Rusia), debido a ello se manejó la versión de sus nexos con la guerrilla separatista islámica, aunque su líder Dokú Umárov negó toda relación con los Tsarnaév.

La Champions, tampoco se salva
El 11 de abril del 2017, tres artefactos explosivos ubicados en la zona de Dortmund-Höchsten, impactaron el camión del Borussia Dortmund, cuando el equipo alemán se dirigía al Westfalenstadion para enfrentar al Mónaco por el juego de ida de los Cuartos de Final de la Liga de Campeones. En el atentado resultó herido el jugador español Marc Bartra, y aunque en principio se consideró un ataque terrorista con participación de radicales islamistas, tras hallar la policía local cartas que apuntaron en esa dirección, la verdad se conoció días después. Y es que un sospechoso ruso-alemán de 28 años, identificado como Sergej W, fue señalado por las autoridades alemanas como el responsable de llevar a cabo un macabro plan con el fin de ganar dinero. Tras solicitar un préstamo “de varias decenas de miles de euros” y comprar acciones del Borussia Dortumund, único equipo de la Bundesliga que opera en la Bolsa de Valores, el sospechoso atacó con explosivos el camión del club alemán con la intención de hacer caer el valor de las acciones y con ello ganar millones de euros, según explicó, Frauke Koehler, portavoz de la fiscalía. Sergej W, quien está acusado de intento de asesinato, detonar material explosivo y de haber causado lesiones físicas graves con su ataque, es experto en ingeniería eléctrica y trabajaba en una central térmica.

Rally París-Dakar se muda a Sudamérica
El rally más famoso del mundo también fue víctima del terrorismo, aunque no hubo muertos que lamentar. Originalmente llamado Rally París-Dakar y celebrado los primeros días de año desde 1978, fue cancelado para su trigésima edición en 2008, debido a la recomendación del gobierno francés ante las amenazas de Al Qaeda de asesinar a los pilotos galos que atravesaran Mauritania, sede de un atentado que le costó la vida a cuatro ciudadanos del país europeo días antes del inicio de la carrera.

La cancelación del rally supuso una grave pérdida económica para los países africanos que esperaban cada año el paso de la caravana de camiones, coches y motos para obtener sustanciosos ingresos por turismo. Desde la edición 2009 se llama simplemente Rally Dakar y se realiza en Sudamérica, atravesando varios países, como Argentina (2009-2017), Bolivia (2015-2017), Chile (2009-2015), Perú (2012-2013) y Paraguay (2017).

Tristemente, cada vez son más los eventos deportivos que se han visto empañados por atentados de diversa índole, reivindicados por grupos terroristas, o por intereses particulares, y que pretenden hacer eco a sus exigencias a través de la barbarie y el temor.

Una realidad que pone a prueba a las policías mejor preparadas del mundo, así como a las comunidades de aquí y allá, cuya única respuesta, llena dolor y resignación, queda encerrada en tres palabras: “no tinc por” (no tengo miedo).

banner-deportes






Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]