“Al miedo hay que tenerle respeto”: Carmen Aristegui en “Open Democracy”
Nos mueve, a quienes nos dedicamos al periodismo, la convicción de que la información es esencial para un país, una comunidad, para el ser humano, dice la periodista.
(Foto: Josep A. Vilar)

-Yo digo que al miedo hay que tenerle respeto, porque es algo intrínseco a la condición humana -expresó Carmen Aristegui en Barcelona, donde recibió el Premio Casa Amèrica Catalunya 2017 a la Libertad de Expresión.

En una entrevista con Oleguer Sarsanedas, difundida en tres idiomas -español, inglés y portugués– por Democracia abierta, sección latina de Open Democracy, la periodista mexicana añadió:

-El miedo sirve para algo -añadió la periodista mexicana-, el miedo llega a tu organismo y te está alertando de que algo malo puede pasarte. Y esto, desde luego, te lleva a redoblar tus defensas, a elevar tus rigores – en el caso de los periodistas, a elevar tus estándares para no equivocarte, o no equivocarte demasiado. Debemos utilizar el miedo para reforzar todo esto. La gran batalla es impedir que nos inmovilice, que nos paralice. ¿Cómo se logra esto? Pues es un asunto de cada uno: cada uno tiene que sobreponerse a ese miedo y sacarle provecho. El miedo no tiene que ser un inhibidor, sino un elemento vigorizante.

 

A continuación, un fragmento de la entrevista:

La periodista mexicana y presentadora de televisión y radio Carmen Aristegui es una de las más reconocidas periodistas y líderes de opinión de México, famosa por sus investigaciones críticas del gobierno mexicano. Ella es la directora y conductora del programa de noticias Aristegui en CNN en Español, escribe regularmente para la sección de opinión del diario Reforma, y es la impulsora de AristeguiNoticias.com, un portal de noticias y análisis. En 2012 fue nombrada Chevalier de la Legión de Honor francesa en reconocimiento a su “lucha por la libertad de expresión y su compromiso con la defensa de quienes a menudo no tienen voz en los medios de comunicación, así como por su labor en defensa de la democracia y el estado de derecho en México”, en 2016 fue elegida como una de las 100 Mujeres de la BBC y en 2017 como una de las 50 “Líderes mundiales” por la revista Fortune. Le han sido concedidos numerosos premios por su labor, entre ellos el Premio Nacional de Periodismo (cinco veces), el Premio Gabriel García Márquez, el Premio PEN México y, recientemente, el Premio Casa Amèrica Catalunya 2017 a la Libertad de Expresión en Iberoamérica, que recibió ante una sala abarrotada de público en el Ayuntamiento de Barcelona el pasado 19 de julio – un premio extensivo, a través de su figura, a todos los periodistas de México, “un país de alto riesgo para nuestra profesión”, como ella misma dice.

Sin duda: en 2017, los periodistas mexicanos Miroslava Breach, Ricardo Monluí, Cecilio Pineda, Maximino Rodríguez, Filiberto Álvarez y Javier Valdez han sido asesinados en los estados de Guerrero, Veracruz, Chihuahua, Baja California Sur y Sinaloa; y entre 2000 y 2016, 105 periodistas perdieron la vida violentamente en México, según datos de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos contra la Libertad de Expresión.

La popularidad de Carmen Aristegui en México – y más allá – es enorme, por dar voz a los mexicanos que de otro modo no serían escuchados, ni vistos, porque critican a las instituciones más poderosas del país, por explicar, celebrar y exponer lo que hay de bueno y de malo en México y en el hemisferio, y por su coraje, ejemplo para los periodistas, especialmente las mujeres.

Hija de refugiados vascos de la Guerra Civil española, Carmen Aristegui se ha enfrentado a las autoridades políticas y judiciales mexicanas defendiendo la rigurosa y probada información elaborada por su equipo sobre temas como el de una red de prostitución vinculada al partido en el gobierno, casos de pederastia clerical, o el llamado caso de la Casa Blanca, una investigación que apunta directamente a un conflicto de intereses del presidente Enrique Peña Nieto.

Oleguer Sarsanedas: ¿Por qué matan a los periodistas?

Carmen Aristegui: Por razones diversas en cada lugar, pero esencialmente por lo que publican. Esencialmente por dar cuenta de asuntos relacionados con el narcotráfico, con la colusión de autoridades, por intentar revelar algún asunto importante para la localidad. Son asesinatos que impactan estados de la república, regiones o municipios – los hay de todos los niveles, digamos. Pero, fundamentalmente, por lo que se publica, o por lo que se va a publicar.

OS: ¿Y quién les mata?

CA: En México hay algunos estudios sobre el tema, de organizaciones pro libertad de expresión, que hablan de que un porcentaje importante de las muertes están relacionadas con las propias autoridades locales. Otras estarán relacionadas seguramente con el propio crimen organizado. Pero parte del drama mayor es que no hay una investigación que lo esclarezca. Todo lo que te digo es finalmente lo que uno puede suponer o intuir, pero no hay nada consistente que permita decir por qué los matan, ni quién los mató. Desde luego, la impunidad es la gran marca del asunto.

OS: El resultado que se persigue con la violencia ejercida contra los periodistas es que desistan, ¿no?

CA: Sí.

OS: Y tú, ¿por qué no desistes?

…………..

 

Vea la entrevista completa en:

https://www.opendemocracy.net/democraciaabierta/oleguer-sarsanedas-carmen-aristegui/al-miedo-hay-que-tenerle-respeto



Temas relacionados:
Carmen Aristegui
Europa
Periodismo



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]