Trisha Ziff estrena ‘Witkin & Witkin’, una película sobre unos gemelos fuera de serie
El filme que aborda la relación entre el fotógrafo Joel-Peter Witkin y su hermano, el pintor Jerome, llegará a las salas el próximo 3 de mayo.

Por Héctor González

No todos los gemelos son cercanos. A pesar de haber nacido casi idénticos, el reconocido fotógrafo Joel-Peter Witkin y su hermano, pintor, Jerome, apenas se hablan. Incluso pueden caminar por una sala sin siquiera mirarse. No obstante, y al margen de la tensión, comparten algo más que la sangre: ambos son artistas con una profunda vocación humanista. Ambos también, son los protagonistas de Witkin & Witkin, el nuevo documental de la británica Trisha Ziff.

¿Cómo llegas a la obra de los hermanos Witkin?

Joel-Peter Witkin es un fotógrafo muy conocido y desde hace muchos años sigo su trabajo. Su hermano, Jerome es un poco menos famoso, pero tiene una obra muy interesante. Ambos me parecen un caso curioso porque a pesar de que son familia, ninguno habla del otro. Desarrollaron una carrera paralela pero independiente. Al planear el documental me negué a hacer el simple retrato de dos artistas. Quería contar, además, la historia de la relación entre dos hermanos gemelos incluyendo su tensión y desarrollo creativo.

La película inicia con escenas alusivas a la mirada de cada uno. Me parece que esto tiende un puente con tu película anterior, El hombre que vio demasiado, un documental sobre el fotógrafo de nota roja, Enrique Metinides.

Mis últimos cuatro largometrajes son acerca de fotógrafos, bueno Jerome Witkin no lo es. Incluso, te digo más: todos son hombres conocidos, mayores y complicados. Supongo que un psicólogo se pondría a revisar la relación que tuve con mi padre. En cualquier caso, creo que es interesante abordarlos desde una perspectiva femenina.

¿Al hablar de este tipo de artistas qué descubres acerca de tu propio proceso creativo?

En cada caso empatizo con una visión humanística. Por ejemplo: los hermanos Witkin comparten una preocupación por el sufrimiento en el ser humano y cierta religiosidad. Metinides es diferente porque toma fotos de la gente en sus momentos más vulnerables y eso las vuelve impactantes, incluso para él. Los tres tienen un dejo de oscuridad, solo que en los Witkin es menos explícita. Mientras respondo a tu pregunta descubro que ahí está el gancho que los hace interesantes para mí.

Otro elemento común es la pulsión por la muerte. Joel-Peter Witkin en un momento de la película dice que tiene conciencia de ello casi desde que estaba en vientre de su madre.

Cierto, pero mantiene una actitud muy respetuosa ante la muerte y eso se nota en su trabajo. En cambio, en Metinides la muerte alimenta su trabajo. Sus fotografías no existirían sin los eventos mortales. Joel observa la muerte en un nivel diferente.

Me llama la atención forma en que tanto Joel-Peter como Jerome adquieren independencia entre uno y otro.

Los temas de Joel tienen mucha relación con el arte: la composición y los ángulos de las tomas, son muy cuidados. En cambio, Jerome, a pesar de que es un pintor, se alimenta mucho del periodismo. Pintó un cuadro a partir de la imagen del niño sirio que murió ahogado en la playa de Grecia. Lo lógico es que fuera al revés, pero los Witkin son tan fuera de serie que lo viven a la inversa.

¿Qué te comentó cada uno de la película?

La primera vez que coincidieron en la sala para ver la película fue en el Festival de Cine de Los Cabos, en asientos diferentes y bastante separados, claro. Los dos fueron muy respetuosos hacia mi trabajo porque reconocieron que el documental no le da más importancia a uno sobre el otro.

libros



Temas relacionados:
Cine
Cineteca Nacional
Cultura
Libros





Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.