El gobierno de Donald Trump lanzó toda la artillería contra Maduro: Vivanco
El director de la División de las Américas de HRW espera que el régimen inicie un proceso de transición democrática que permita mejorar las condiciones de vida de los venezolanos.
FOTO: Reuters

En medio de una crisis de desabasto de alimentos y medicinas, la contingencia por el coronavirus y la caída en los precios del petróleo, el presidente venezolano Nicolás Maduro enfrenta los cargos por narcotráfico y lavado de dinero presentados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

“Lo que estamos presenciando es algo que no tiene precedentes, un hecho de la mayor significación”, señaló José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch.

En entrevista para Aristegui Noticias, el abogado defensor de derechos humanos consideró que el gobierno de Donald Trump lanzó toda la caballería, artillería e infantería contra Maduro.

“Obviamente, estamos ante un hecho inédito que lo coloca en una situación de gran debilidad”, expresó.

Vivanco refirió que el informe de HRW sobre Venezuela revela torturas, ejecuciones extrajudiciales y desaparición de personas.

“Hay varios detenidos cuyo paradero se ignora y creemos que están en manos de las fuerzas de inteligencia, porque así ha ocurrido en el pasado, pero se está convirtiendo en una práctica habitual del régimen, de secuestrar a una persona en su casa y dejarla en el limbo jurídico, sin abogados, sin acusación judicial, sin que se sepan los cargos en su contra y, luego, solo sobre la base de la presión internacional, están dispuestos a dar alguna noticia sobre el paradero de la persona”, manifestó.

Sostuvo que una de las razones por las cuales se formula esta acusación contra Maduro es por ofrecer protección a grupos guerrilleros de origen colombiano, fundamentalmente a disidencias de las FARC, pero también a otras guerrillas que operan con total libertad y protección en territorio venezolano.

“Estados Unidos al igual que Canadá y Europa ha impuesto sanciones individuales con el congelamiento de visas y cuentas corriente a decenas de funcionarios del régimen de Venezuela, pero, al mismo tiempo, Estados Unidos ha impuesto sanciones económicas, financieras y al petróleo. Esas sanciones en víspera de una epidemia del calibre de la que estamos enfrentando a nivel global como es el coronavirus”, refirió.

“Nosotros creemos que en el caso de Venezuela deberían tomarse todas las medidas necesarias o suspenderlas. No me refiero a las medidas individuales, sino a las que están dirigidas al sector financiero y a las que afectan a la economía de Venezuela para que las autoridades tengan los recursos necesarios para aliviar las condiciones y prevenir una catástrofe humanitaria en el país”, apuntó.

Vivanco apuntó que las investigaciones por narcotráfico, lavado de activos, corrupción y la oferta de protección a grupos calificados por Estados Unidos como terroristas es una materia que camina con una velocidad distinta porque son temas distintos.

Obviamente, se le traducen a Maduro en una tormenta perfecta, porque la dictadura está hoy día en un panorama muy grave, producto de la caída del precio del petróleo, el coronavirus, la falta de recursos, la corrupción interna, el desprestigio internacional del régimen que no es reconocido por un grupo de más de 60 democracias del mundo; y, sumado a todo esto, viene la acusación penal por parte de las autoridades judiciales tanto de Nueva York, Florida y el Departamento de Justicia”, comentó.

No obstante, consideró que no se está ante un escenario que implique intervenciones directas, invasiones u operaciones de tipo Rambo, donde agentes norteamericanos capturen a una persona estando en el territorio bajo la soberanía de otro país.

“No creo que se estén barajando, por lo menos en Washington, ese tipo de escenarios. Si bien Trump, de vez en cuando, sugiere, insinúa y explota ese tipo de opciones cuando dice que todas las opciones están sobre la mesa en el caso de Venezuela, aunque hace ya tiempo que no ha insistido en esa tesis”, opinó.

“Yo creo que estas son medidas que están en el ámbito de los judicial y las presiones políticas que se ejercen contra un régimen dictatorial que viola masivamente los derechos humanos y que ha sometido a un pueblo de más de 30 millones de personas a un éxodo masivo y que han causado una crisis, una emergencia humanitaria, que en un contexto de coronavirus creo que el panorama pasa a ser de una extraordinaria gravedad”, agregó.

Las medidas anunciadas le parecen importantes y, además, justificadas desde el punto de vista de los hechos en Venezuela.

“Ojalá que este tipo de anuncios obligue al régimen a iniciar un proceso de transición democrática que permita mejorar las condiciones de vida de la enorme mayoría venezolana”, finalizó.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.