“Vacilante” respuesta de Peña a la violencia: ‘The Economist’
El medio británico afirmó que si el presidente de México quiere fortalecer el estado de derecho, tendrá que llamar a cuentas a los políticos corruptos.
(Foto: The Economist).

Después de tres años a la baja, la tasa de homicidios se incrementó en 2015 y continúa aumentando este año, “un sorprendente 99% de todos los crímenes nunca son castigados”, y la respuesta del presidente Enrique Peña Nieto ha tenido “un progreso vacilante”, publicó The Economist.

La revista británica señaló que en los primeros dos meses del 2016 han sido asesinados cuatro periodistas, uno más que en todo el 2015, y enumeró casos como el mortal atentado que sufrió la alcaldesa de Temixco, Gisela Mota, a un día de su toma de posesión, la desaparición forzada de cinco jóvenes en Veracruz y la muerte de 49 reos del penal de Topo Chico, Nuevo León, en una riña.

“El número de asesinatos en enero fue 11% más alto que durante el mismo mes del año pasado”, publicó el medio. No obstante, matizó al considerar que las cifras “no presagian un regreso a la horrible violencia de 2010-12; casi 40% del reciente aumento tuvo su origen en el infestado por los cárteles estado de Guerrero”.

The Economist precisa que “el baño de sangre en las playas (de Acapulco) no cuenta la historia completa sobre el crimen en México, pues muchas partes del país son más pacíficas de lo que fueron alguna vez, especialmente en áreas donde la guerra entre cárteles de la droga ha terminado con victoria para un lado“.

Sin embargo, da cuenta de que los turistas han comenzado a notar la criminalidad que anteriormente estaba reservada en la periferia del puerto: “un estadounidense recuerda haber estado recibiendo un masaje cuando vio el cuerpo de un vendedor asesinado (…) un turista canadiense que comenzó a venir a Acapulco en 1970 dice que no volverá más”.

Luego de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa la repuesta de Peña Nieto fue un decálogo anticrimen, que “está teniendo un progreso vacilante” en el Congreso, apuntó.

The Economist se refiere particularmente al mando único, pero apunta que “la política no es la cura a todo que el gobierno parecer creer que es. Fuerzas policiales estatales no han demostrado ser menos corruptas o más efectivas que las municipales. Funcionarios incompetentes sirven en ambos niveles. Cuatro de los siete policías estatales arrestados por las recientes desapariciones en Veracruz han reprobado los exámenes de confianza”.

“Si Peña quiere fortalecer el estado de derecho, los políticos corruptos, al igual que los criminales pistoleros, tendrán que ser llamados a cuentas (…) El propio Peña ha sido avergonzado por denuncias de conflicto de interés relacionadas con el financiamiento de la casa de su esposa; una investigación lo limpió de cualquier irregularidad. Si los mexicanos quieren tomar seriamente las credenciales anticrimen de sus líderes, los políticos tendrán que vigilarse mejor”, concluye el medio.

Playas malas, artículo íntegro de The Economist.

 







    Contenido Relacionado


  1. Gobierno de Peña Nieto, blanco del “despiadado desprecio” de los mexicanos: “The Economist”
    noviembre 20, 2015 3:31 pm
  2. EPN ve un México “plagado de desconfianza”: ‘Financial Times’
    marzo 2, 2015 9:20 am
  3. Van 57 mil 651 asesinatos, reconocidos por el gobierno hasta enero
    febrero 22, 2016 3:11 pm
  4. Por asesinatos, militarizan playas de Acapulco; habrá vigilancia 24 horas al día
    febrero 19, 2016 5:11 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]