Assange podría morir en prisión si no recibe atención urgente, alertan médicos
A través de una carta, 65 médicos piden que Assange sea llevado a un hospital para que reciba la atención de especialistas,'tememos verdaderamente que pueda morir en prisión'.
(Foto: Reuters)

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, “está tan enfermo que podría morir en prisión si no recibe atención médica urgente”, se lee en carta abierta suscrita por más de 65 médicos y enviada este lunes a la ministra del Interior del Reino Unido, Priti Patel.

Los médicos alertaron sobre el estado físico y mental de Assange a partir del informe de Nils Melze, relator especial de las Naciones Unidas sobre Tortura, publicado apenas el 1 de noviembre, donde explica que la vida del australiano estaba expuesta a “arbitrariedad y abuso”.

En la carta, firmada por médicos de Alemania, Australia, Italia, Reino Unido, Polonia, Suecia y Sri Lanka, piden que Assange sea llevado a un hospital universitario a fin de que sea evaluado y reciba la atención de especialistas, pues sin ello “tememos verdaderamente, basándonos en elementos disponibles que pueda morir en prisión”.

Hace unos días, Jennifer Robinson, abogada del fundador de WikiLeaks, informó que “su salud se está deteriorando gravemente”.

La semana pasada Eva-Marie Persson, fiscal superior sueca, declaró cerrada la investigación preliminar por violación contra Assange por el debilitamiento de las pruebas y falta de argumentos.

Estados Unidos mantiene su solicitud de extradición para juzgarlo por “conspiración” por haberse infiltrarse en sistemas informáticos gubernamentales con apoyo del exanalista de inteligencia del ejército, Chelsea Manning, y si es encontrado culpable podría enfrentar hasta 175 años de condena.

Aunque siempre se ha declarado inocente, estuvo refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde 2012 hasta abril del presente, fue detenido por la Policía Británica luego de que el Gobierno de Quito le retirara el estatuto de refugiado.

A la fecha, Julian Assange se encuentra en la prisión de alta seguridad de Belmarsh, en las afueras de Londres, pagando una condena de 50 semanas, mientras espera su próxima audiencia de extradición en febrero y una previa en diciembre.

En noviembre pasado, Nils Melzer expresó en un comunicado de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos su preocupación por la salud de Julian Assange y aseveró que la vida del fundador de WikiLeaks estaba en peligro. Tras visitar junto con equipos médicos, aseguró que Assange mostró “todos los síntomas típicos de la exposición prolongada a la tortura psicológica”.

WikiLeaks es una plataforma digital creada en octubre de 2006, donde su fundador difundió más de 90 mil documentos confidenciales del Pentágono y del Departamento de Estado, secretos que había robado la exanalista de inteligencia militar, Chelsea Manning.








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.