Senado aprueba acuerdo para declaratoria de Emergencia Climática
El Senado se comprometió a una serie de acciones para combatir el cambio climático desde su trinchera e hizo un llamado al gobierno federal y a los locales a unirse.
Foto: Reuters

El Senado de la República reconoció que México está frente a una Emergencia Climática; ésto durante la aprobación del Punto de Acuerdo por el que se emite una declaratoria que permite emprender una serie de acciones para luchar contra el cambio climático.

La senadora de Movimiento Ciudadano e integrante de la Comisión de Medio Ambiente, recursos Naturales y Cambio Climático, Verónica Delgadillo García, dijo en entrevista con Notimex que con este reconocimiento se espera sumar los esfuerzos nacionales a los internacionales para mitigar la crisis.

El documento final abarca temas como uso eficiente del papel, reducción de la huella de carbono, eliminación de ciertas prácticas, pero lo más importante es que llama a los gobiernos federal y locales, así como a los poderes “a entender que estamos viviendo una crisis climática y que tenemos que actuar frente a ello”, dijo Delgadillo García.

El reconocimiento de que México está en emergencia climática sirve para poner el tema en la agenda del debate público y actuar al respecto como ya lo hicieron cerca de 800 gobiernos en el mundo, ahora el país se suma a este esfuerzo internacional, puntualizó.

El Senado de la República se compromete a llevar a cabo una serie de acciones claras para combatir el cambio climático desde su trinchera y se hace un llamado al Presidente de la República para que haga lo mismo, así como a todos los órdenes de gobierno.

Aunque estos llamados no son obligatorios, sí representan un señalamiento del Senado para atender la situación y actuar frente a ella.

Al destacar que se trata de un problema “sumamente grave” que afecta a toda la humanidad, Delgadillo García puso énfasis en la urgencia de modificar los hábitos de consumo, producción y distribución de productos.

Para este propósito “todas y todos tenemos que actuar”. Por un lado, el gobierno tiene que replantear sus políticas públicas y entender que tiene que apostarle a las energías renovables, no incentivar proyectos que destruyan al medio ambiente y canalizar la inversión a mecanismos que fortalezcan al medio ambiente.

Por otra parte, las grandes empresas que contaminan necesitan transformar sus modelos de producción y distribución, a fin de transitar a energías renovables y reducir su huella de carbono.

Para su cumplimiento, los legisladores en el país tienen que erigir una ley a la altura de las circunstancias y en ello reconocer los derechos de la naturaleza, prohibir la fractura hidráulica (fracking), encaminar los presupuestos hacia el cuidado del medio ambiente y hacia la investigación del desarrollo sustentable.

Con información de Ntx 








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.