Plumas azules critican a Ricardo Anaya y llaman a una severa autocrítica del PAN
"Vimos a un candidato titubeante, con propuestas desdibujadas, que no reflejaban el espíritu panista ni la forma como atacaría los punzantes problemas del país", sostienen.
Foto: Cuartoscuro / Archivo

Al criticar a Ricardo Anaya por apoderarse de la candidatura presidencial y llevar al PAN a la “peor derrota de su historia”, el Consejo de Plumas Azules llamó a los panistas a hacer una “severa autocrítica” y no limitarse a culpar al gobierno de la “catastrófica derrota” del pasado 1 de julio.

Integrado por comunicadores y periodistas afines al PAN, el Consejo criticó en un comunicado la “alianza contra natura” del PAN con el PRD y con MC, que se forjó “sin someterla a la aprobación del partido.

Entre los integrantes del Consejo de Plumas Azules están Julio Faesler, María Elena Alvarez de Vicencio, Salvador Reding, Salvador Abascal Carranza, Luis Fernando Bernal, José Luis Espinosa y Salvador Flores Llamas.

“Para levar anclas, como inicio necesitamos practicar una auténtica y severa autocrítica, no irnos por las ramas como hizo Damián Zepeda, a quien Anaya heredó el liderato nacional, que culpó de la catastrófica derrota sólo al gobierno y a que miles de panistas no sufragaron por Ricardo, cuando vimos a un candidato titubeante, con propuestas desdibujadas, que no reflejaban el espíritu panista ni la forma como atacaría los punzantes problemas del país”, dice el comunicado y añade:

“Para afianzarse en una alianza contra natura, que forjó sin someterla a la aprobación del partido, donó candidaturas que correspondían a los panistas al PRD y a Movimiento Ciudadano, mas no le correspondieron con sus votos prometidos, como lo prueba de sobra la estadística electoral”.

A continuación el texto íntegro del comunicado:

Ante la azarosa situación política del país y del partido, el Consejo de Plumas Azules del PAN señala:

°Acción Nacional está llamado a inyectar a la vida nacional sus valores y principios democráticos y de respeto a la dignidad de la persona humana, para promover el bien común de todos los mexicanos.

°Como segunda fuerza política, debe presentar una oposición firme, razonada y eficaz al régimen de López Obrador, que antes de asumir el poder, ya da señales de alerta.

°Tendrá que desterrar a los grupos que lo dividen para elegir el 21 de octubre a su nuevo líder nacional, porque en el partido no caben mafias ni tribus que sólo buscan beneficio personal y lucro.

°El nuevo Presidente y los miembros del Comité Ejecutivo Nacional no aprovecharán su investidura para acceder a otros cargos políticos durante su ejercicio; su responsabilidad es servir, no servirse.

 

Ricardo Anaya se apoderó de la candidatura presidencial contra los estatutos, llevó al PAN a la peor derrota de su historia, lo dividió y desdibujó. Ahora hay que recoger sus despojos y sacarlo a flote, pero se requiere ética y autenticidad, de las que carecen los dirigentes actuales que, sin ambages, desean perpetuarse.

Fue contundente el repudio que el pueblo de México les propinó en la lid comicial pasada, y con ellos al partido.

Para levar anclas, como inicio necesitamos practicar una auténtica y severa autocrítica, no irnos por las ramas como hizo Damián Zepeda, a quien Anaya heredó el liderato nacional, que culpó de la catastrófica derrota sólo al gobierno y a que miles de panistas no sufragaron por Ricardo, cuando vimos a un candidato titubeante, con propuestas desdibujadas, que no reflejaban el espíritu panista ni la forma como atacaría los punzantes problemas del país.

Para afianzarse en una alianza contra natura, que forjó sin someterla a la aprobación del partido, donó candidaturas que correspondían a los panistas al PRD y a Movimiento Ciudadano, mas no le correspondieron con sus votos prometidos, como lo prueba de sobra la estadística electoral.

No olvidemos que tan no había ninguna afinidad del PAN con dichos partidos en el Frente Por México, que MC del mercader de la política Dante Delgado ya volvió al lado de López Obrador; igual que muchos perredistas, mientras otros se arañan las uñas por los despojos de ese partido en extinción.

Entre los asuntos que urgen enmendar al PAN está revisar el padrón de socios, conforme a las normas del INE, para propiciar una elección imparcial de sus dirigentes, y una honda revisión de los estatutos, a fin de quitar organismos que sólo sirven para perpetuar en el liderato a quienes se apoderaron de los puestos directivos, buscan cederlos a sus contlapaches, que todo quede en familia y repartirse ganancias como botín.

Acción Nacional, que aglutina a hombres libres y patriotas, no debe ser reducto de cacicazgos, clanes ni mafias ni elegir para la dirigencia a anayistas, calderonistanistas ni a ningún “ista”, y busca entre la amplia gama de aspirantes al mejor, con trayectoria y méritos partidistas.

Rechazamos, por tanto a los advenedizos y logreros, que utilizan los puestos directivos en su provecho y el de sus allegados. Ya los mexicanos les dieron un duro y claro mentís, pero no se resignan a irse al rincón de los deshechos de la historia donde les corresponde.

“En el PAN no caben los ilusos, para que no haya decepcionados”, diría Gómez Morón.

De ahí que busquemos al mejor entre los muchos precandidatos a la Jefatura Nacional que han surgido, para guiarnos en esta hora aciaga, cuando precisa demostrar a morenistas, perredistas, priistas y demás que México es rico en gente de bien, con ideales sanos y propósitos de servir al bien común, quieren y saben combatir la corrupción y la impunidad, las grandes lacras del país.

La seguridad de vidas y hogares y un combate eficaz al crimen organizado y a las mafias del narcotráfico es otro gran pendiente del país, así como una mejor conducción de la economía que aspire en serio a disminuir la pobreza y la desigualdad social, y no únicamente se les tome como pretexto de campaña política.

Ya basta de que los programas sociales sirvan sólo para “estafas maestras” y rellenar bolsillos de políticos insaciables. Eso lo rechazamos abiertamente, porque nuestro partido no es cueva de corruptos.

Por otra parte, Plumas Azules se propone dialogar con todos los aspirantes a conducir al PAN y al país, pues estamos seguros que a quien elijamos, si lo hacemos democráticamente, podrá enfilar a México a una convivencia sin mafias de poder ni criminales y vetará a los aspirantes a tiranos o dictadorzuelos, cuyo número crece en Latinoamérica, desgraciadamente.

Si Acción Nacional surgió por el designio de mexicanos preclaros que otearon la necesidad de luchar contra un régimen opresor de conciencias y vidas, que cada día cerraba más los atajos de la libertad; los panistas de hoy –los auténticos, no los mercachifles que sólo van a lo suyo—levantaremos nuevamente esa bandera, y demostraremos que el asta del patriotismo aún está enhiesta y apunta al sol y al universo infinito.

Enarbolamos, por tanto, nuevamente el lema que nos dieron los Gómez Morín, los González Luna, los Estrada Iturbide, los Preciado Hernández y demás paladines de nuestra historia: “Por una Patria ordenada y generosa y una vida mejor y más digna para todos.

México, D. F., a 22 de agosto de 2018

Consejo de Plumas Azules del PAN



Temas relacionados:
PAN
Partidos
Ricardo Anaya



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.