Integran a leyes energéticas tema del “pasivo laboral”
El Estado asumiría parte del pasivo para convertirlo deuda pública. En el caso de Pemex, el pasivo corresponde a más de 70 mil jubilados y más de 140 mil trabajadores activos de la petrolera. "No es rescate", sostienen legisladores del PRI.

Las comisiones unidas de Presupuesto y Energía de la Cámara de Diputados, sesionarán este viernes 25 de julio, para dictaminar los cambios a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de la Ley General de Deuda Pública.

En el proyecto se incluye el polémico tema del pasivo laboral de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como la propuesta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para que el Estado asuma parte de dicho pasivo, en forma de deuda pública.

Sobre el tema, el diputado del partido tricolor y tesorero del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Ricardo Aldana, negó que se trate de un rescate a Pemex.

También rechazó que los ciudadanos, con el pago de sus impuestos, vayan a cargar con ese compromiso, pues se trata del cumplimiento del derecho de los trabajadores al pago de prestaciones y pensiones.

De igual modo, señaló que el responsable de dicha situación, es el propio Gobierno Federal, que en su momento no integró el fondo respectivo para enfrentar los montos del pasivo.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Energía, Marco Antonio Bernal, también refutó que se trate de un rescate, pero reconoció que la medida tendrá impacto en la definición del presupuesto en años posteriores, posiblemente después del 2015.

Bernal Gutiérrez aclaró que el Ejecutivo no asumirá la totalidad de los 2 billones de pasivo laboral en Pemex y CFE, porque la empresa y “todos”, tendrán que “hacer sacrificios”.

Puntualizó que tampoco se tratará de una deuda para el Gobierno Federal y el impacto presupuestal no se verá el año entrante, pero en periodos posteriores, se habrá de analizar.

No obstante, el secretario de la Comisión de Energía de San Lázaro, Juan Bueno Torio, fue más claro al admitir que sí se trata de un rescate, cuyo costo a las finanzas del país será de aproximadamente 700 mil millones de pesos, y se podría pagar en un plazo de 30 o 35 años.

Bueno Torio indicó que deben fortalecerse las finanzas de Pemex y CFE, que en breve entrarán en competencia con los inversionistas privados y requieren un balance financiero adecuado.

Puntualizó que “el rescate” al que los congresistas de izquierda han llamado “PEMEXproa”, en referencia al llamado “FOBAPROA”, implicará la reestructuración de su sistema de pensiones y el ajuste en la relación con sus trabajadores, con el fin de reducir el monto del pasivo.

En cuanto las empresas hagan un esfuerzo por reducir el pasivo y enviar a los trabajadores a un sistema individualizado de pensiones, el monto del compromiso podría bajar en una cifra equivalente al tres por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

“En ese sentido, el Estado mexicano podría entrar con un 3 por ciento que implica muchos recursos, estamos hablando de un poco más de 450 mil millones de pesos en el caso de Pemex, pero ayudaría en serio a mejorar las finanzas de la empresa y prepararla mejor para que pueda competir” y lo mismo ocurriría con la CFE, abundó.

El panista indicó que en un cálculo global, el pasivo laboral de las dos empresas y el “rescate” o apoyo de Gobierno Federal tendrían que ser equivalente al cuatro por ciento del PIB, es decir, alrededor de 700 mil millones de pesos. “Consideramos que esto es manejable, toda vez que las pensiones se tendrán que pagar en los próximos 30 años, aproximadamente”.

Aunque a los micrófonos dijo que no se trata de un “PEMEXproa” completo, porque las todavía empresas paraestatales deberán hacerse cargo del 70 por ciento de sus respectivos pasivos, ya en la charla informal, el diputado Juan Bueno reconoció que el “rescate” bien cuadra con ese calificativo.

En particular, el diputado Aldana Prieto dijo que el punto central de la discusión, es que el pasivo laboral tiene qué ver con los derechos de los trabajadores, y que al abrirse el mercado con la intervención privada, Pemex tiene que contar con finanzas sanas, porque sus competidores no son “hermanas de la caridad”.

Recalcó que el pasivo laboral de más de 1 billón de pesos, no se generó recientemente, sino que es producto de un descuido del Gobierno Federal durante años enteros, en los que no se creó el fondo correspondiente, por los que no se les “regala nada” a los trabajadores ni a la empresa.

“No, no es un rescate, la verdad es un derecho adquirido. Los trabajadores que están laborando en la empresa, en cualquier empresa, llámese como se llame, los empresarios o los dueños tienen la obligación de crear un fondo para su pasivo y eso es lo que no se hizo en su momento en Pemex. No se creó el fondo, porque el dinero se requirió para otros motivos, en hospitales, en carreteras,  en muchos otros lados. Y ese es el dinero que está ahí”, explicó.

Tras recordar que el pasivo de la petrolera corresponde a más de 70 mil jubilados y más de 140 mil trabajadores activos, matizó sus declaraciones al indicar que la cifra se trata de una   situación “actuarial” y no se trata de montos “reales”, aunado a que el pasivo se habrá de pagar a lo largo del tiempo, en un aproximado de 30 o 35 años.

El legislador del tricolor insistió en que el Gobierno Federal es el responsable de que no se haya integrado en el presupuesto y los planes de Pemex, un fondo de cobertura del pasivo laboral y por ende, no se puede decir que la empresa y los trabajadores sean responsables.

En cuanto a la propuesta planteada por el Partido Acción Nacional (PAN), de que los trabajadores a contratar con el nuevo régimen de Pemex, deberán migrar a un sistema distinto de pensiones, Aldana Prieto indicó que los congresistas que no tienen relación laboral con la empresa, no pueden opinar ni hacer planteamientos porque desconocen la situación.

Lamentó que el tema se utilice para “hacer escándalo” y denostar a los trabajadores, que tienen derecho a una pensión como indica la ley.

También rechazó que el pasivo sea producto de despilfarros en el Sindicato de Trabajadores Petroleros, que ha utilizado bien los créditos para construir viviendas y cubrir las prestaciones de sus miembros.

Cuestionado respecto a si las prestaciones de los trabajadores de Pemex son mucho mayores que las de otros trabajadores, y aún así, hay manejos irregulares y pasivos millonarios, el dirigente sindical respondió que los petroleros, tienen condiciones distintas porque laboran en una empresa considerada como “de alto riesgo”.

“Pemex es una empresa de alto riesgo, los salarios no son iguales que los de una persona que vende galletas o una persona que hace, perdón, que fabrica galletas o que hace otras cosas, son condiciones diferentes. Si ustedes van a una plataforma seguramente verán que las condiciones en las que labora un trabajador en una plataforma o en un pozo petrolero, son muy diferentes”, justificó.

(Con información de MVS)



Temas relacionados:
México
Reforma energética
Sociedad



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a comentariosyquejas@aristeguinoticias.com