“Han dado la orden de matarlo”
En octubre 2015 un grupo delictivo le pidió 3 millones de pesos, del dinero del municipio, al alcalde asesinado el sábado. Al no pagarlos, en junio pasado le advirtieron que lo matarían. Así fue.

Ambrosio Soto Duarte, alcalde de Pungarabato, Guerrero, fue asesinado el sábado en los límites del estado de Michoacán, a unos minutos de la cabecera municipal donde fue electo a mediados del año pasado.

Aquí un recuento de las amenazas que recibió:

SOTODUARTE



Temas relacionados:
Guerrero
Sociedad
Violencia



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]