66.7% de las acciones de Oro Negro son de trabajadores mexicanos que invirtieron en Afores: Ana Lilia Pérez
De acuerdo con la periodista, "podríamos estar frente a un esquema similar al caso Odebrecht" y directivos de Pemex y Oro Negro podrían ser investigados por corrupción.

Dos terceras partes de las acciones de la empresa Oro Negro, la cual recientemente responsabilizó a Pemex de la crisis financiera que enfrenta, pertenecen a trabajadores mexicanos que invirtieron en Afores, reveló al periodista Ana Lilia Pérez.

En entrevista para #AristeguiEnvivo señaló que en este caso “se debe poner el foco público”, ya que si bien se ha hablado de inversionistas de Estados Unidos y Europa, no se ha hablado de los mexicanos.

Te puede interesar: Oro Negro acusa a Pemex de provocar su crisis financiera por negarse a pagar sobornos

Recordó que el 13 de mayo de 2013, Oro Negro anunció que dos meses antes (el 15 de marzo de ese año), Axis Capital -el fondo de inversión de Gonzalo Gil White, hijo del ex secretario de Hacienda, Francisco Gil Díaz-, a través de un fideicomiso, completó una inyección de capital por 200 millones de dólares, con lo que elevó su patrimonio neto a 330 millones de dólares.

“Los fondos para esa inversión provienen de un certificado de capital de desarrollo recientemente expedido Axis en la Bolsa Mexicana de Valores que fue suscrito por fondos de pensión mexicanos, es decir por Afores“, añadió.

Con esto, apuntó Pérez, Axis se convierte en el mayor accionista, “con una participación de 66.7 por ciento, lo que hace a Oro Negro una compañía mayoritariamente propiedad de trabajadores mexicanos a través de sus ahorros en fondos de pensión”.

Además, agregó, “Oro Negro surge con una salpicada de conflicto de intereses, porque fue creada por Gonzalo Gil White, hijo de Francisco Gil Díaz, quien era el poderosísimo secretario de Hacienda” en el sexenio de Vicente Fox y formaba parte de Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos.

Añadió que si bien Oro Negro se funda hasta 2012, González Gil White ya manejaba un fondo de inversión: Axis, que se dedicaba a dar préstamos a compañías contratistas de Petróleos Mexicanos y créditos por factoraje, “este sistema donde las empresas tienen créditos dando como garantías las facturas de los que van a cobrar en Petróleos Mexicanos, que es el mismo esquema con el que trabajaba Ocenografía“.

“Axis se convirtió en una empresa que tuvo mucho margen de operación dentro de Pemex cuando uno de sus ejecutivos, (Juan José) Suárez Coppel llegó como director de la paraestatal”, sostuvo.

Posteriorment, en febrero de 2012, Gonzalo Gil White y su tío, José Antonio Cañedo White, deciden formar Oro Negro, que comenzó a trabajar absorbiendo una empresa que ya le rentaba plataformas a Pemex desde 2002 por lo menos”, que está constituida en Delaware, Estados Unidos, y “operaba con todo el esquema de paraíso fiscal”.

Las rentas en promedio eran de 170 mil dólares diarios para cada una de estas plataformas… En el sector petrolero uno de los mejores negocios es la renta de plataformas, igual que el de las embarcaciones, las rentas son diarias, efectúen o no trabajos, se perforen o no pozos, se obtenga o no hidrocarburo, y los contratos son multinacionales, y eso lo sabe muy bien Luis Ramírez Corzo“, quien fue director de Pemex de 2004 a 2006 y ahora es directivo de Oro Negro.

Ana Lilia Pérez comentó que “esta estrategia jurídica (de Oro Negro) de recurrir a tribunales internacionales es porque podríamos estar frente a un esquema similar al caso Odebrecht, es decir, prácticas de ejecutivos y funcionarios de Pemex que estarían bajo investigación por soborno“.

De acuerdo con la periodista, este caso “es de interés público por donde se le vea” ya que no se demanda a un funcionario de Pemex en particular sino al Estado, el cual debe asumir esos costos.

“Cuando un asunto llega a un tribunal internacional, como es este caso, el Estado Mexicano, a través de la Secretaria de Economía, debe designar un grupo de abogados que comiencen a litigar el caso. No son casos baratos porque se litigan en tribunales internacionales, se tiene que contratar despachos externos, se tiene que enviar gente de México, se les tienen que pagar los viáticos.

“En muchos de los casos, la tendencia es que se falla contra el Estado Mexicano, ya hemos tenido antecedentes, y de donde se paga es del dinero público; aquí estamos hablando de una pretensión que suma mil millones de dólares”, precisó.

Desde el punto de vista de la autora de PEMEX RIP: Vida y asesinato de la principal empresa mexicana, no se pueden dejar de lado las rupturas y conflictos que hay detrás de Oro Negro, que pudieron haber desatado esta serie de acusaciones.

Dentro de Petróleos se hablaba de la influencia que tenía la empresa, que la habría llevado a intentar sesionar para que no se le redujera el monto de contrataciones de sus plataformas, a pesar de que se les redujeron las contrataciones a todas las empresas a las que se les contrataban plataformas…

“Hubo mucha presión dentro de Pemex cuando se comenzó a reducir la tarifa del arrendamiento y comenzaron estas intrigas internas que llevan a este tipo de posicionamientos que nos hacen llegar a la conclusión que algo se rompió ahí. Se dice que perdieron protección“, puntualizó.

Ante esto, indicó, “las autoridades deberán revisar las contrataciones que se dieron Oro Negro, ya que la renta de plataformas y navíos debe ser mediante licitaciones” y hay recursos públicos involucrados. 

A continuación la entrevista completa:








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.