En algunas regiones de México, “los narcotraficantes son el Estado”: investigador colombiano
Gustavo Duncan, profesor colombiano, consideró que el gobierno de México debe recuperar el control político de esas zonas para combatir la violencia.
Foto: Cuartoscuro

El gobierno de México debe recuperar el control político del país que actualmente se encuentra en manos del crimen organizado, para evitar que más civiles sigan siendo víctimas de la violencia, afirmó Gustavo Duncan, investigador de la Fundación Seguridad y Democracia.

En entrevista para Aristegui En Vivo, el escritor comentó que el caso de Colombia en la lucha contra el narcotráfico se ha considerado exitoso, porque a pesar de que la producción de las drogas ha crecido, la violencia contra la población civil ha disminuido.

“El Estado logró que las organizaciones que controlan el narcotráfico gobiernen mucho menos las comunidades por donde ocurre la droga. Entonces, se produce más droga, pero se mata mucho menos gente, porque los narcotraficantes perdieron ese control político, que no es más que el control directo de la población que por ahí habita”, abundó.

Por otra parte, apuntó, eso tuvo un costo en corrupción porque el narcotráfico es un negocio de producción de poder.

“Se necesita poder para disminuir los riesgos, y cuando no controlan directamente, van a depender de la corrupción de las autoridades“, expuso.

Duncan observó que en México comienza a haber señales de las conexiones masivas entre narcotraficantes y clase política, como asesinatos de periodistas o candidatos.

Ante eso, señaló, “uno no puede igualar a los narcotraficantes y a la clase política, la corrupción de autoridades, porque son dos agendas distintas, ellos son socios, interactúan, pero los políticos buscan una cosa, y los narcotraficantes, otra”.

Te puede interesar| Entregar dinero no es solución a la violencia; se requieren instituciones: Cossío

Desde su punto de vista, en México, en zonas rurales de estados como Sinaloa, Michoacán, Guerrero y Tamaulipas, los narcotraficantes son el Estado, en el sentido de que ofrecen protección, justicia y vigilancia.

“Actualmente lo que uno puede ver en el caso de México es que el Estado no ha podido recuperar esa capacidad de control. En México el Estado no ha podido decirle a los narcos y darles un mensaje contundente con sus aparatos coercitivos de que para traficar drogas tienen que hacerlo sin gobernar, vigilar y administrar justicia en los lugares donde trascurren las distintas fases del narcotráfico, que produce que sea tan violento”, anotó.

Recordó que lograr reducir la violencia en Colombia tomó varias décadas e implicó una serie de negociaciones, algunas exitosas y otras fallidas, así como llevar seguridad y servicios a las comunidades.

Si bien Duncan señaló que no existe una “vara mágica” para acabar con el narcotráfico, consideró que “los Estados pueden ampliar el espectro de espacio y transacciones sociales, y quitarle a la mafia el gobierno de las personas“.

A continuación la entrevista completa:








Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.