Asesinato de Colosio fue “el principio del fin” para el salinismo: Meyer y Dresser en #MesaPolítica
En tanto, el analista político Sergio Aguayo destacó la importancia de abrir una nueva investigación que permitiera llenar los huecos dejados por los seis fiscales que tuvo el caso Colosio y rescate los testimonios de políticos involucrados.
Foto: MCCI

El asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta fue el principio del fin del salinismo como proyecto político transexenal, coincidieron el historiador Lorenzo Meyer y la politóloga Denise Dresser. 

En #MesaPolítica con la periodista Carmen Aristegui, el historiador recordó que el asesinato de Colosio coincide con el levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y pone en duda al sistema que tiene que recurrir a esa medida tan extrema y brutal para impedir que permaneciera en el poder un grupo y abrirlo para que entraran otros.

Con eso, apuntó, “se pierde el control del salinismo”, a tal grado que quien sustituye a Colosio, Ernesto Zedillo, mete a la cárcel a Raúl Salinas y el expresidente Carlos Salinas tiene que exiliarse.

“Ahí ya está el lento principio del fin de ese sistema que se arraigó de una manera tan espectacular en México a partir del triunfo del carrancismo. Los anteriores asesinatos o intentos de asesinato no afectaron al sistema, al contrario, de una manera un tanto perversa, pero lograron darle más fuerza.

“Con Colosio es a la vez síntoma y un factor más de la pérdida de legitimidad de poder que todavía iba a durar un sexenio, antes de que entregaran la presidencia al PAN, que ya no era enteramente una oposición frontal al PRI pero que era distinto”, abundó.

Por su parte, el analista político Sergio Aguayo consideró que el nuevo gobierno debería valorar el asesinato de Colosio dentro de un año particularmente violento.

En ese sentido, destacó la importancia de abrir una nueva investigación que permitiera llenar los huecos dejados por los seis fiscales que tuvo el magnicidio.

Refirió que en entrevista con Proceso, en marzo de 1996, el ahora secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, se dijo sorprendido de que las autoridades judiciales mexicanas no hayan llamado a declarar a Carlos Salinas de Gortari o a José Córdova Montoya.

“Creo que tiene mucha razón porque tiempo después Carlos Salinas habló de que el asesinato de Colosio había sido causado por la nomenclatura. Es un término que dejó en el aire pero que me parece valdría la pena aclarara 25 años después.

“¿A qué se refería con nomenclatura? ¿En quién estaba pensando? ¿Qué personajes, en concreto, Fernando Gutiérrez Barrios, Luis Echeverría, quién? Porque nomenclatura es un término usado por la Unión Soviética para explicar a los viejos cuadros”, expuso.

En este contexto, Aguayo consideró que también debería ser llamado a declarar Raúl Salinas, “sobretodo por la famosa tarjeta que le envió a Colosio, la cual decía ‘no olvides Luis Donaldo que la puerta de Los Pinos se abren desde adentro’, es una frase de un autoritarismo feroz , porque le está diciendo ‘olvídate de la gente porque quien te va a dar el poder es quién está en Los Pinos’, parece que él se asumía como portero”.

En su opinión, si se abre una nueva comisión para investigar este caso, deberá enfocarse en rescatar los testimonios que todavía tienen personajes vivos, que permitan entender mejor quiénes actuaron y quiénes pudieron haber sido esos famosos personajes de la nomenclatura para tener una versión más creíble de lo que sucedió.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) tuvo acceso a las cajas que contenían las evidencias que reunió el Juzgado Primero de Distrito de Procesos Penales del Estado de México durante el juicio contra Mario Aburto por el asesinato de Luis Donaldo Colosio, en las que destacan 300 videcasetes con los testimonios y principales pruebas.

Entre los objetos, destacan los audios de los primeros interrogatorios que se le hicieron a Aburto. Al respecto, Dresser observó una falta de profesionalismo de las autoridades al hacer los interrogatorios.

Por otra parte, recordó cómo este asesinato cimbró a México y trastocó el proyecto salinista.

Fue el principio del fin del salinismo como visión hegemónica, como proyecto político transexenal, porque Colosio era el delfín de Salinas, había sido seleccionado por él vía el ‘dedazo’, después de haberlo colocado al frente de la Secretaría de Desarrollo Social, que era el brazo clientelar y dadivoso del Estado Mexicano, encargado de administrar el Programa Nacional de Solidaridad”, explicó.

Sin embargo, subrayó, que la campaña de Colosio había sido opacada por los eventos en Chiapas y los mensajes constantes del subcomandante Marcos.

Colosio era cada vez más cuestionado por su falta de fuerza, por una campaña deslucida, hasta el discurso del 6 de marzo, que todo mundo interpreta como un rompimiento con Salinas, en el cual dice que ve un México con hambre y sed de justicia”, detalló.

La politóloga dijo que nunca ha creído en la hipótesis de que Carlos Salinas esté detrás del asesinato de Colosio, porque es la primera vez que vio al expresidente “desconcertado y descarrilado, que buscó desesperadamente encontrar un reemplazo que le fuera leal y afín”.

“De ahí salió la candidatura accidental de Ernesto Zedillo, el candidato que no era particularmente priista ni sentía una lealtad política hacia (Carlos) Salinas o hacia la familia revolucionaria, tan es así que uno de sus primeros actos fue encarcelar a Raúl Salinas de Gortari, rompiendo todas las reglas del juego político en México”, detalló.

En su opinión, aunque se abra una nueva comisión, este caso va a quedar sin resolver, como el de John F. Kennedy.

“Lo que sí es evidente que tuvo damnificados más allá de la lamentable muerte de Colosio: el primero fue Manuel Camacho, porque esto acaba con sus aspiraciones presidenciales, y en el mediano plazo, Carlos Salinas“, expuso.

Durante la conferencia mañanera del viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que cenó con Luis Donaldo Colosio Murrieta dos días antes de que lo mataran.

Al respecto, Meyer señaló que el PRI no es un partido ideológico sino pragmático, que buscaba a sus adversarios para cooptarlos, y si no era posible, “recurría a formas más duras”.

“No me extraña que Colosio buscara la interlocución con Andrés Manuel López Obrador, ni que éste lo aceptara como muchos otros, era lo normal en esa circunstancia”, afirmó.


En su opinión, es muy racional pensar que Luis Donaldo Colosio llegara a ser presidente porque la maquinaria del PRI lo hubiera impulsado.

La capacidad de Colosio como priista era mucho mayor que la de Zedillo y sí, sí hubiera habido un México políticamente distinto, pero socialmente hubiera sido lo mismo”, anotó.

Para Aguayo es impreciso asignarle tanta importancia a los deseos de un individuo por más poderoso que fuera, “porque más allá del discurso del 6 de marzo, donde al parecer marca una raya por no habérselo enseñado antes a Carlos Salinas, tenemos que  recordar que ese Colosio era presidente del PRI en 1991, cuando arrasó, y no necesariamente lo hizo apalancándose en el buen prestigio de Carlos Salinas sino en las viejas mañas”.

Es decir, añadió, “Colosio sí tenía ciertos deseos de modernización, pero tampoco era el demócrata convencido que se la iba a jugar, estaba en la transición”.

Trump no ha sido exonerado 

El domingo, el fiscal especial Robert Mueller dio a conocer que Donald Trump y los miembros de su campaña no conspiraron con Rusia para influir en los resultados de las elecciones presidenciales de 2016.

Sobre este tema, Meyer observó que este es un elemento de juego que Trump va a utilizar de manera extrema positiva para él y sus bases van a quedar muy complacidas con el hecho de que no se pudiera confirmar que tuvo una alianza con el gobierno ruso.

Aguayo percibió una lucha feroz entre dos coaliciones de fuerzas económicas, políticas, sociales y  religiosas que seguirán peleando.

El caso no quiere decir que termine, porque buena parte de la información que fue sacando Mueller la fue pasando a otros juzgados y oficinas de fiscales de distrito, que están investigando en Nueva York, Los Ángeles, en diferentes partes de Estados Unidos, los negocios privados, el tráfico de influencia de Trump y su familia”, detalló.

En tanto, Dresser dijo no estar de acuerdo en que esta sea una gran victoria para Trump, ya que no se ha dado conocer el informe completo de Mueller y no se exonera al presidente.

A continuación la #MesaDeAnálisis:



Temas relacionados:
México
Sociedad



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.